Abrir menú principal

Manuel Hilario Ayuso Iglesias (El Burgo de Osma, provincia de Soria, 14 de enero de 1880 - Madrid, 20 de septiembre de 1944) fue un político republicano, catedrático, abogado, historiador, antropólogo, periodista, filósofo y poeta español.

Manuel Hilario Ayuso Iglesias
Manuel Hilario Ayuso.png
Ayuso hacia 1914
Información personal
Nacimiento 14 de enero de 1880 Ver y modificar los datos en Wikidata
El Burgo de Osma, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 20 de septiembre de 1944 Ver y modificar los datos en Wikidata (64 años)
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados

BiografíaEditar

Se incorporó de joven al Partido Republicano. En 1914, ocupando una cátedra del Instituto de Montilla (Córdoba), fue elegido diputado a Cortes por esta circunscripción a través su partido, repitiendo acta por la misma localidad en 1916 y 1919. Durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera estuvo dos veces en al cárcel, lugar que le permitió dedicarse a la escribir. Entrada la II República, se presentó a las Elecciones de junio de 1931 por el Partido Republicano Federal en la provincia de Córdoba y Soria alcanzando acta de diputado por esta última. Aportó con sus intervenciones sugerencias para la redacción de la nueva Constitución en materias como la Ley del Divorcio, el sufragio femenino, el Marco Jurídico de las Autonomías o a la supresión de la Pena de Muerte. Su posición en lo que se refiere al sufragio femenino no tuvo éxito, y es de notar su férrea oposición a igualar la edad de sufragio masculino y femenino, aduciendo que la mujer no se encontraba preparada para votar antes de la menopausia, fijada a los 45 años, cuando "se fija por los tratadistas la estandarización de la edad crítica de la mujer latina". Conocida es también su postura próxima a los postulados de la Iglesia en lo que se refiere al divorcio, postura que no se reflejó en la ley del divorcio de la Segunda República.

Sus aspiraciones políticas en esta legislatura, pese a las escisiones que hubo en su partido, no se truncaron y se volvió a presentar en 1933 en las Elecciones a Cortes por la provincia de Soria, no consiguiendo alcanzar el acta de diputado. Discrepó de los gobernantes radicales-cedistas, por lo que quedó decepcionado como consecuencia de la luchas partidarias, acabando por rechazar la misma República. Esto motivará su exilio en París, verano de 1936. Allí vivió la Guerra Civil española realizando gestiones en favor de personas allegadas que estaban en las dos zonas enfrentadas.

El maduro republicano-anticlerical regresó a Madrid al finalizar el conflicto, aceptado el régimen franquista. Aunque depurado de su cátedra en la Universidad Central de Madrid, aceptó ser responsable de la Biblioteca Universitaria. Hizo profesión de fe, aceptado el pensamiento religioso llamado nacionalcatolicismo, por lo cual se le vio en misa y recibiendo los sacramentos. Al hacer testamento, destinó una parte de sus bienes a fundar un catecumenado dirigido a los alumnos de Medicina y Filosofía de la Universidad de Madrid.[1]

ReferenciasEditar