Abrir menú principal

Manuel del Valle Arévalo

político y abogado español

Manuel del Valle Arévalo (Sevilla, 10 de noviembre de 1939), es un político y abogado español.

Manuel del Valle Arévalo

Escudo de Sevilla (Sevilla).svg
Alcalde de Sevilla
23 de mayo de 1983-17 de junio de 1991
Predecesor Luis Uruñuela Fernández
Sucesor Alejandro Rojas-Marcos

Escudo de Sevilla (Sevilla).svg
Concejal del Ayuntamiento de Sevilla
3 de mayo de 1979-17 de junio de 1991

Información personal
Nacimiento 10 de noviembre de 1939 Ver y modificar los datos en Wikidata (79 años)
Sevilla, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político PSOE
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Abogado, político

BiografíaEditar

En sus inicios fue abogado laboralista. Fue senador electo por Sevilla entre 1979 y 1982. Entre 1979 y 1983 fue presidente de la Diputación Provincial de Sevilla, convirtiéndose en el primer presidente democrático de esta institución.

Fue alcalde de la ciudad de Sevilla entre el 24 de mayo de 1983 y el 30 de junio de 1991. En las elecciones de 1983 consiguió la mayoría absoluta con un total de 152.600 votos, sustituyendo en la alcaldía a Luis Uruñuela Fernández. El 30 de junio de 1987 fue reelegido, (112.552 votos) obteniendo esta vez solo mayoría relativa, prolongándose su mandato hasta el 15 de junio de 1991. En 1991 por decisión del partido no fue candidato en las elecciones municipales, siendo el cabeza de lista por el PSOE Luis Yáñez, el cual pese a ser el candidato más votado no consiguió la alcaldía. Su sucesor en la jefatura municipal fue Alejandro Rojas Marcos de la Viesca del Partido Andalucista.

A partir de esta fecha Manuel del Valle si bien continuó como político, pasó a un segundo plano dentro del partido.

GestiónEditar

Nada más hacerse cargo de la alcaldía de Sevilla, tuvo que afrontar el grave problema de la sequía. Una de las primeras medidas que adoptó fue la ampliación del corte de suministro de agua desde las 18 horas hasta las 6 de la mañana del día siguiente, en total 12 horas sin servicio. Las intensas lluvias del 3 de noviembre de 1983 solventan la situación que suponía una seria amenaza para la ciudad.

En 1984 comenzó la elaboración del nuevo PGOU (Plan general de ordenación urbana) muy necesario, si tenemos en cuenta que el anterior databa de 1964 y prácticamente no se había llevado a la práctica salvo en una mínima parte. El nuevo PGOU entró en vigor en 1987 y en él se definieron los crecimientos futuros de la ciudad, los sistemas de transporte terrestre y la conservación de los edificios de interés histórico.

Las obras del Metro comenzadas en los años 70 se paralizaron durante un larguísimo periodo, por no considerarse adecuado el antiguo proyecto en el que las líneas debían llegar al mismo centro de la ciudad en Plaza Nueva pasando para ello bajo la Catedral. El mismo Ayuntamiento lanzó una campaña publicitaria bajo el lema “El Metro un túnel sin salida”. La realidad fue que en verdad los fondos asignados al metro de Sevilla fueron transferidos por el gobierno central al metro de San Sebastián, por motivos políticos.[cita requerida]

En la segunda parte de su mandato, la ciudad recibió un importante caudal de inversiones del estado para financiar distintas obras de infraestructura que incluyeron rondas de circunvalación, nuevos puentes sobre el Guadalquivir, mejoras muy importantes en el transporte por ferrocarril, pues el trazado hasta entonces existente constituía un cinturón que asfixiaba el desarrollo de la ciudad, la inauguración de la nueva estación de Santa Justa punto final del AVE Madrid-Sevilla y la nueva terminal del Aeropuerto de San Pablo. Todas estas obras fueron impulsadas por la próxima celebración de la Exposición Universal de Sevilla (1992).


Predecesor:
Luis Uruñuela Fernández
 
Alcalde de Sevilla

1983-1991
Sucesor:
Alejandro Rojas-Marcos