Abrir menú principal

Maracanazo de la selección chilena

Incidente en el estadio maracaná

Es conocido como Maracanazo de la selección chilena, Condorazo[n 1]​ o Bengalazo el incidente ocurrido en el Estadio de Maracaná en Brasil el 3 de septiembre de 1989, durante el partido entre las selecciones de fútbol local y Chile en la última fecha de la Clasificación de la Conmebol para la Copa Mundial de 1990.

Maracanazo de la selección chilena
Maracana-predefinicao.jpg
El Estadio Maracaná, lugar del suceso
Otros nombres Condorazo, Bengalazo
Estado Suspendido en el minuto 67 por abandono de la selección Chilena, la FIFA le dio a Brasil el partido ganado por 2-0
Tipo competición deportiva
Suceso Fecha final de la eliminatoria de Conmebol para Italia 1990
Lugar Bandera de Brasil Estadio Maracanã, Rio de Janeiro, Brasil
País Brasil
Fecha 3 de septiembre de 1989
Participantes BrasilBandera de Brasil Brasil
ChileBandera de Chile Chile

El guardameta chileno Roberto Rojas, apodado el Cóndor, simuló haber sido herido por una bengala que fue arrojada temerariamente cerca suyo y dentro de la cancha desde la tribuna brasileña, por lo que fue marginado del fútbol profesional con 32 años de edad y amnistiado en 2001 por la FIFA, y la selección chilena al retirarse de la cancha quedó inhabilitada para jugar la Clasificación de la Conmebol para la Copa Mundial de 1994, lo que según los especialistas ha sido el «mayor escándalo en la historia del fútbol chileno».

Índice

AntecedentesEditar

Para la Copa Mundial de Fútbol de 1990 en Italia, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) dispuso de 3,5 plazas de un total de 24, incluyendo a la selección de Argentina — ya clasificada por ser la campeona del Mundial de 1986—. Las nueve selecciones de la región formaron tres grupos para disputar los 2,5 cupos restantes. Los dos mejores ganadores de los grupos, de acuerdo a la puntuación obtenida, clasificaban directamente al Mundial, mientras que el peor ganador jugaría un repechaje con el ganador de la eliminatoria de Oceanía por otra plaza en el Mundial.

Así, tras un sorteo en en el Hotel Plaza de Buenos Aires, quedó conformado el Grupo 3 de las clasificatorias de la Conmebol las selecciones de fútbol de Brasil, Chile y Venezuela. El fiuxtre, del cual se sospecha que el entonces presidente de la ANFP Miguel Nasur arregló en desmedro de las posibilidades chilenas por la suma de US$ 100.000, determinó que el último partido sería Chile visitando a los Brasileños. Estaba fresco el recuerdo de la Copa América de 1987, en donde la Selección Chilena había derrotado en un brillante partido a Brasil por 4 goles a 0.

En julio de 1989, la selección chilena comenzó su proceso de clasificación con miras al Mundial de 1990. Para dicho objetivo, el entrenador Orlando Aravena había asumido la dirección técnica de la selección chilena en 1988 a tiempo completo.

En el partido inicial del grupo, Brasil derrotó como visita a Venezuela por 4 goles a 0. Una semana después, Chile logró vencer en Caracas a Venezuela por 1-3, por lo que se comenzó a preparar el partido ante Brasil en el Estadio Nacional de Santiago.

Con un ambiente caldeado por declaraciones de Romario, con respuestas por parte de Aravena, el 13 de agosto se jugó el partido ante Brasil. Con un juego violento por parte de ambos seleccionados, que terminó con las expulsiones de Romario, Raúl Ormeño y Orlando Aravena, ambos cuadros no se sacaron ventaja, empatando 1-1. Los desmanes que generó el público hicieron que la FIFA castigara con la localía a Chile para su próximo partido, trasladando el partido ante Venezuela a la ciudad de Mendoza.

Clasificatorias de Conmebol para Italia 1990,
Grupo 3; 13 de agosto de 1989
Chile 1:1 Brasil Estadio Nacional, Santiago
Ivo Basay   83' Reporte Hugo González   56' (a.g.) Asistencia: 60.976 espectadores
Árbitro:   Jesús Díaz

El 20 de Agosto, Brasil derrotó como local a Venezuela por 6-0. Una semana después, Chile, jugando de local en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, venció por 5-0 al combinado llanero. Aun así, Chile quedaba junto a Brasil a la cabeza de la clasificación con 5 puntos, aunque la diferencia de goles permitía que el equipo brasileño clasificara, obligando a la selección de Chile a ganar el partido de vuelta, mientras que a Brasil le bastaba sólo un empate para clasificar.

Pos. Equipos Pts. PJ PG PE PP GF GC Dif.
1.º BRA  Brasil 5 3 2 1 0 11 1 10
2.º CHI  Chile 5 3 2 1 0 9 2 7
3.º VEN  Venezuela 0 4 0 0 4 1 18 –17


El hechoEditar

 
La foto (publicada por la revista argentina El Gráfico) que mostró que la bengala no tocó a Rojas cuando cayó al campo.

El 3 de septiembre de 1989, se enfrentaron las selecciones de fútbol de Brasil y Chile en el Estadio Maracaná, en el partido definitorio para la clasificación al Campeonato Mundial de 1990. Tras un primer tiempo empatado sin goles, en el cual primaron los intentos ofensivos del combinado brasileño con grandes respuestas por parte del arquero chileno Roberto Rojas, quien también hizo tiempo e intentó bajarle la intensidad al partido, el brasileño Careca anotó un gol a los 4 minutos del segundo tiempo, resultado que causaba la eliminación del cuadro chileno, urgido de un triunfo para acceder al Mundial de Italia. En el minuto 67 del partido, tras un saque de Taffarel, recibido por Fernando Astengo, Rojas cayó al campo, simulando ser herido por una bengala lanzada por hinchas brasileños desde las tribunas. Los jugadores Chilenos Jaime Vera, Fernando Astengo, Juan Carlos Letelier, Patricio Yáñez, Ivo Basay y Jorge Aravena, junto al kinesiólogo Alejandro Kock, concurren al lugar donde yace Rojas. Kock tira un maletín negro marca adidas al suelo, arrodillándose junto al arquero para brindarle atención. En ese momento, y producto de la indignación, Yáñez hace un gesto obsceno (agarrarse los genitales) a la barra brasileña, que fue sociabilizado en Chile con su nombre (hacer un pato yáñez[2]​). Los jugadores piden con urgencia la camilla para cargar al portero, mientras un puesto de cancha informa que Rojas sangra profusamente de la Ceja izquierda, producto de la herida. Los chilenos reclamaron por el hecho al árbitro argentino Juan Carlos Loustau, mientras otros jugadores toman a Rojas y lo comienzan a transportar fuera de la cancha, mientras llega la camilla, la cual es rechazada por los chilenos. Liderados por el subcapitán Fernando Astengo, los chilenos decidieron abandonar la cancha[3]​ argumentando falta de garantías para seguir con el juego, sin que el árbitro y los dirigentes chilenos presentes en el estadio, pudiera convencerlos de continuar el partido.

Los jugadores y cuerpo técnico chilenos permanecieron en los vestidores cerca de tres horas, para dar a conocer a los comisionados de la FIFA, los hechos ocurridos en la cancha. Mientras tanto, Ricardo Alfieri, reportero gráfico argentino, le entregó el rollo fotográfico de esa noche a la Confederación Brasileña de Fútbol.

 
Brasil
1[n 2]
 
Chile
0
3 de septiembre de 1989
Estadio Maracaná, Río de Janeiro, RJ
  1 POR Claudio Taffarel
  4 DEF Mauro Galvão
  2 DEF Jorginho
  3 DEF Aldair
  6 DEF Ricardo Gomes
  5 MED Branco
11 MED Valdo Condido
  8 MED Dunga  
10 DEL Paulo Silas
  9 DEL Careca
  7 DEL Bebeto
Entrenador   Sebastião Lazaroni
  1 POR Roberto Rojas  
18 DEF Patricio Reyes   63'
  5 DEF Hugo González
11 DEF Fernando Astengo
  4 DEF Héctor Puebla
  2 MED Alejandro Hisis
  8 MED Jaime Vera
  6 MED Jaime Pizarro
10 MED Jorge Aravena
14 DEL Patricio Yáñez
  7 DEL Juan Carlos Letelier
Entrenador   Orlando Aravena
Sustituciones
9 DEL   Ivo Basay   63'
Goles
  49' Careca 1–0
Árbitro   Juan Carlos Loustau
Árbitros asistentes   Carlos Espósito
  Francisco Lamolina

Luego del incidenteEditar

Al día siguiente tanto la Conmebol como la FIFA, comenzaron la investigación del incidente; las imágenes de televisión y varias fotografías mostraron que efectivamente de la tribuna de hinchas brasileños, partía una bengala hacia la zona, donde se hallaba el guardameta chileno Roberto Rojas, pero que dicha bengala no caía sobre el jugador presuntamente afectado, sino a poco más de un metro de distancia. Ante la evidencia, los directivos de la Conmebol consideraron inaceptable la versión de Rojas, sobre un «ataque» efectuado por hinchas brasileños, cuestionando el verdadero origen de la gran herida, que Rojas lucía en su cabeza. Tal herida no mostraba signos de una quemadura ni rastros de pólvora, como cabía esperar si fuera causada por una «bengala», sino indicios de ser generada por un objeto cortante. No obstante, la policía brasileña logró identificar y arrestar, a quien lanzó dicha bengala al campo de juego: una aficionada de 24 años llamada Rosenery Mello do Nascimento, quien alcanzó breve fama como la Fogueteira do Maracanã, quien posó para la revista Playboy años después y murió en 2011.[4][5]

Al aumentar las pesquisas sobre la verdad de los hechos, parecía evidente para las autoridades de la Conmebol, que la herida del guardameta chileno, no había sido causada por algún objeto lanzado desde las tribunas. Ante la presión, Rojas confesó haber cortado su propio rostro con una cuchilla de afeitar oculta en su guante[6]​ para simular un ataque de los hinchas brasileños; semejante acto respondía a un plan orientado a conseguir la programación de un nuevo partido definitorio en cancha neutral.[7][8]​ En paralelo, se pudo conocer que el entrenador chileno Orlando Aravena, pidió a Rojas y al médico Daniel Rodríguez, quedarse en el terreno de juego, para forzar un escándalo con el cual anular el partido o hasta descalificar al estadio Maracaná.

Descubierta la verdad de aquel incidente, el 8 de diciembre de 1989, la FIFA resolvió que el guardameta Roberto Rojas fuera marginado «a perpetuidad» de las canchas de fútbol profesional —en 2000 recibió una amnistía— y que el equipo de Chile fuese excluido de jugar la Clasificación a la Copa Mundial de Fútbol de 1994, por infringir severamente los reglamentos, además de considerar al partido como ganado por Brasil para efectos oficiales.[n 3]​ Además de la sanción de Chile, de no jugar la Clasificación para el mundial de 1994, también fueron sancionados por la FIFA Sergio Stoppel, entonces presidente de la FFCh;[3]Orlando Aravena, entrenador del equipo; Fernando Astengo, defensa y subcapitán del equipo; Alejandro Koch, kinesiólogo; Nelson Maldonado, utilero y Daniel Rodríguez, médico, entre otros.

Durante los días siguientes, se produjeron serios incidentes en el frontis de la embajada brasileña debido a la propaganda emitida por los medios, que inmediatamente se hicieron eco de la versión aportada por Rojas y Sergio Stoppel. Un baloncestista estadounidense fue víctima de la furia popular chilena, cuando pasaba por el barrio de la embajada, pues fue agredido al haber sido confundido con un brasileño.

El 26 de mayo de 1990, Roberto Rojas declaró al diario La Tercera:

Me corté con una gillette y la farsa se descubrió. Fue un corte a mi dignidad. Tuve problemas en mi casa con mi mujer, mis compañeros me dieron la espalda..., pero si yo hubiera sido argentino, uruguayo o brasileño no estaría suspendido, pero como soy chileno no me dieron la posibilidad de reivindicarme.

Notas y referenciasEditar

NotasEditar

  1. El neologismo condoro o condorazo alude al apodo de Roberto Rojas y es utilizado en Chile para denominar un «error grave». Su origen también se atribuye al programa televisivo Jappening con ja y a la revista cómica chilena Condorito.[1]
  2. Partido suspendido en el minuto 67. El resultado otorgado por la FIFA fue de 2-0 final para Brasil.
  3. Las autoridades de la FIFA, decretaron que el resultado del partido, se considerase como un triunfo de 2-0 a favor de Brasil, por cuanto el equipo de Chile había abandonado el campo de juego, sin justificación real para hacerlo, quedando así el equipo brasilero clasificado al Mundial de 1990.

ReferenciasEditar

  1. «Condoro». www.tubabel.com. 
  2. «Gesto técnico "Pato Yáñez" cumple 20 años» (ASPX). www.lun.com. 3 de septiembre de 2009. 
  3. a b «Astengo revela nuevos antecedentes del incidente en el Maracaná en 1989» (HTML). www.emol.com. 17 de diciembre de 2013. Consultado el 17 de diciembre de 2013. 
  4. «Rosinery Mello (1965-2011) - A fogueteira do Maracanã» (SHTML) (en portugués). www1.folha.uol.com.br. Consultado el 7 de junio de 2011. 
  5. Ung-Lac, Andrés (24 de noviembre de 2009). «La "Fogueteira" ahora se las gana vendiendo completos» (SHTML). www.lacuarta.cl. Archivado desde el original el 24 de julio de 2011. Consultado el 7 de junio de 2011. 
  6. Edwards, Piers (18 de junio de 2014). «World Cup scandal! The unbelievable plot to eliminate Brazil» (en inglés). Atlanta: CNN. Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  7. Kennedy, Kostya (14 de noviembre de 1993). «BACKTALK; The Fall of the Condor: Chile's National Disgrace» (en inglés). Nueva York: The New York Times. Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  8. «The untold scandal: When Chile plotted to eliminate Brazil from the World Cup» (en inglés). Sports Keeda. 18 de junio de 2014. Consultado el 4 de marzo de 2016. 

Enlaces externosEditar