Abrir menú principal

La marca personal, en inglés personal brand, es un la huella que dejamos en los demás. La gestión de esa huella, la gestión de la marca personal, se conoce como personal branding.

Quien acuñó por primera vez la palabra personal branding (gestión de marca personal) es "Tom Peters", que en 1997 escribió un artículo en la revista Fast Company titulado "The Brand Called You [1]​".

Peters considera en su escrito que cada uno de nosotros es una "Me. INC", equivalente a una sociedad llamada "YO, S.A.", y que por tanto podemos auto-gestionar nuestra marca como si de una empresa se tratara. Uno de los autores de referencia que amplió el concepto creado por Tom Peters es Andrés Pérez Ortega, autor de cuatro libros sobre marca personal ("Marca Personal",[2]​ "Expertología",[3]​ "Te van a oir",[4]​ "Marca Personal para dummies"[5]​). Perez Ortega sostiene que el fin último de un proceso de branding personal es que una persona se convierta en la opción preferente en un proceso de elección. El personal branding no surgió como un proceso para la búsqueda de trabajo, sino para la diferenciación y la independencia de los profesionales.

Con el tiempo, y especialmente con la aparición de los blogs (2000) y redes sociales (2004), el concepto de marca personal y de su gestión (personal branding) se populariza ya que se abre a cualquier persona la capacidad de publicar.

La gestión de marca personal no trata de la promoción de una persona, sino esencialmente de tres etapas clave, según la consultora especializada Soymimarca:[6]​ Autoconocimiento, Estrategia Personal y Visibilidad. No es posible promocionar algo que no existe, por tanto se considera que los cimientos de la marca personal están en el mayor conocimiento de uno mismo. La estrategia persigue la definición de objetivos, propósito, propuesta de valor, modelo de negocio y mensajes. Y finalmente, la visibilidad es el proceso de comunicación de la propuesta de valor para llegue con claridad a los grupos de interés (clientes, colaboradores, accionistas, proveedores, socios...).

Igual que los activos inmateriales de las organizaciones empresariales, la marca personal es un activo inmaterial que incluye, pero no se limita, a la apariencia externa y la impresión que se causa y permanece. También incluye la manera en que la persona se diferencia de los demás. Igual que con las marcas comerciales, la marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.

El concepto de marca personal se hace más necesario en la actualidad,[7]​ porque las relaciones interpersonales son cada vez más anónimas. Cuando los seres humanos disfrutan de los mismos atributos (como la formación, la experiencia, las aspiraciones) las personas tienden a ser vistas como números iguales, por lo que para la promoción individual, cada persona debe diferenciarse y mostrarse de modo distinto, único e irrepetible.

Nancy Vázquez, Co-Fundadora de una de las principales agencias de Personal Branding,[8]​define a la marca personal como el buen desarrollo y difusión del valor agregado que ningún otro profesional puede aportar al mercado y que se convertirá en la huella por la que los reclutadores o clientes eligen un talento sobre otro. Es algo similar a lo que sucede con los productos: las grandes marcas son consumidas en mayor medida debido a que demostraron que podían brindar una característica que no tenía la competencia.

Igual que en el comercio las marcas blancas unifican los méritos de los productos y los hace homogéneos, de modo que los fabricantes tienden a promocionar los productos de marca; los profesionales que quieran diferenciarse para aumentar el valor de su trabajo o contribución profesional deben construir, promocionar, comunicar y proteger la marca personal.[9]

Historia del concepto de marca personalEditar

El concepto de marca personal ha surgido en la literatura empresarial de los EE. UU. en los últimos años, ideado por Tom Peters (1999).[10][11]​ También es relevante el trabajo de Dan Schawbel,[12]​ que además de hacer un recorrido por el concepto de marca personal desarrolla consejos sobre cómo mejorar la presencia de ésta a través de las herramientas 2.0.

La marca personal en el mundo 2.0Editar

En la actualidad, la Web 2.0 se ha convertido en una herramienta clave para el desarrollo de una marca personal. Así, en España el 51% ya usa Internet para encontrar trabajo, el 31% tiene un perfil en alguna red profesional, y el 10% ha encontrado trabajo gracias a sus contactos virtuales. Por otra parte, en EEUU, las empresas utilizaron en sus procesos de reclutamiento en el 2011 la red social LinkedIn (87%), seguido por Facebook (55%) y Twitter (47%).[13]

En este escenario el curriculum vitae como soporte físico para encontrar trabajo está perdiendo utilidad. Según Enrique Dans, los profesionales de los recursos humanos investigan en Internet antes de contratar a alguien, con lo que un curriculum vitae que se imprime y se envía por correo tiene poca efectividad a la hora de buscar empleo.[14]​ Igual que las empresas difunden sus marcas, autores como David Villaseca (2017) proponen sistemas para desarrollar el talento digital y difundirlo en medios digitales (web, blog, buscadores...) y sociales (como Linkedin).[15]

ReferenciasEditar

  1. «The Brand Called You». Fast Company (en inglés estadounidense). 31 de agosto de 1997. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  2. «Marca Personal - Marketing - Comunicación, Publicidad e Imagen - Habilidades Directivas - Recursos Humanos». www.esic.edu/editorial. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  3. PlanetadeLibros, ©. Expertología | Planeta de Libros. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  4. PlanetadeLibros, ©. Te van a oír | Planeta de Libros. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  5. PlanetadeLibros, ©. Marca personal para Dummies | Planeta de Libros. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  6. «El blog del personal branding en habla hispana». soymimarca. Consultado el 25 de julio de 2018. 
  7. Juan Ramón Plana (2011) La marca ¿Qué huella quiero dejar? En VVAA: Personal Branding (pp. 81-92), Madrid: Ed. Madrid Excelente. Depósito legal: M-13559-2011. PDF
  8. «Aumenta tu salario con el branding personal». Expansión. 17 de septiembre de 2018. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  9. «Marca personal, una oportunidad para hacer el bien». Aleteia.org | Español. 22 de febrero de 2018. Consultado el 28 de febrero de 2018. 
  10. Peters, T. (1999) – The Brand You 50: Or: Fifty Ways to Transform Yourself from an "Employee" into a Brand That Shouts Distinction, Commitment, and Passion! (Reinventing Work Series) ISBN 978-0375407727
  11. Leader Summaries (ed.). «Resumen del libro 50 claves para hacer de usted una marca». Consultado el 21 de septiembre de 2014. 
  12. Schawbel, D. (2009). Me 2.0: Build a powerful brand to achieve career success. Kaplan Publishing. ISBN 978-1-4277-9820-6
  13. ¿Qué es eso de la marca personal?, por Berto López en Ciudadano 2.0
  14. Contreras Casado, Dionisio (2013). Diputación Provincial de Guadalajara, ed. Guía práctica para la búsqueda de empleo. ISBN 978-84-92502-32-5. «Algunos todavía piensan que el CV es algo que se escribe, se imprime y se manda por carta. No, tu CV está en la red y quien quiera contratarte o quien quiera pensar en ti para una oportunidad profesional de algún tipo se va a meter en la red y mirar qué has hecho, sobre qué has escrito, dónde está esa marca en la red. Ésta es la inversión que realmente vale la pena hacer». 
  15. Villaseca Morales, David (2017). Desarrolla tu talento digital: Cómo acelerar tu carrera y reforzar tu marca personal. ESIC Editorial. ISBN 9788417024550. 

[1]

  1. Peters, Tom (1997). «The Brand called You». www.fastcompany.com.