Abrir menú principal

Marcelino Oreja Elósegui

político español

Marcelino Oreja Elósegui (Ibarranguelua, 1891-Mondragón, 5 de octubre de 1934) fue un político tradicionalista y empresario español, padre de Marcelino Oreja Aguirre y abuelo de Jaime Mayor Oreja.

Marcelino Oreja Elósegui
Marcelino Oreja Elosegui.png

Escudo de la Segunda República Española.svg
Diputado en Cortes
por Vizcaya (provincia)
3 de julio de 1931-5 de octubre de 1934

Información personal
Nacimiento 1891
Ibarranguelua Bandera de España España
Fallecimiento 5 de octubre de 1934
Mondragón Bandera de España España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Jaimista
Partido Católico Tradicionalista
Comunión Tradicionalista
Familia
Hijos
Información profesional
Ocupación Ingeniero de caminos

BiografíaEditar

 
Marcelino Oreja, secretario de la Junta Suprema de Estudiantes Católicos en 1920.

Ingeniero de caminos, fue gerente de la Unión Cerrajera de Mondragón. Militó en el jaimismo, pero en 1919 se adhirió a la escisión de Vázquez de Mella.[1]​ Fue miembro de Acción Católica y de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas.

Al advenimiento de la Segunda República, volvió a militar en la Comunión Tradicionalista y en las elecciones generales de 1931 fue elegido diputado por Vizcaya, dentro de la candidatura católica pro autonomía vasca que promovían carlistas, nacionalistas vascos y católicos independientes, integrándose en la minoría vasco-navarra.

Durante la Revolución de Octubre de 1934, instigada en Guipúzcoa por Ricardo Ceciaga, fue acusado por los revolucionarios de no contratar a trabajadores socialistas y sindicalistas, motivo por el que fue secuestrado y conducido a la Casa del Pueblo de Mondragón, siendo asesinado junto a Dagoberto Resusta.[2]

Años más tarde, Celestino Uriarte, dirigente de la insurrección, que había sido condenado a muerte en 1946 por el crimen, declaró que Oreja en alguna ocasión había afirmado que en su empresa no iba a trabajar ningún socialista y que antes de pisar su fábrica «tendrían que comer hierba».[3]

Concibió la idea de crear una Escuela de Aprendices de la Unión Cerrajera, que fundaría en 1939 en Mondragón su hermano, Ricardo Oreja Elósegui.[4]

ReferenciasEditar

  1. Ferrer, Melchor (1960). Historia del tradicionalismo español, tomo XXIX. Sevilla: Editorial Católica Española S.A. p. 207. 
  2. El último revolucionario, Diario Vasco, 30 de abril de 2006.
  3. Garai, Juan Ramón (2008). Celestino Uriarte: clandestinidad y resistencia comunista. Txalaparta. pp. 17 y 62. 
  4. Oliden, Kepa (8 de octubre de 2006). «Semillero de trabajadores selectos». El Diario Vasco.