Abrir menú principal

Marquesado de Guadalcázar

título nobiliario de España

El Marquesado de Guadalcázar es el título nobiliario español con grandeza de España concedido por el rey Felipe III el 28 de enero de 1609 a favor de Diego Fernández de Córdoba, X señor de Guadalcázar, virrey de la Nueva España y del Perú, gentilhombre de Su Majestad, caballero de la Orden de Santiago, descendiente de la Casa de Aguilar.

Marquesado de Guadalcázar
Corona de marqués 2.svg
COA Fernández de Córdoba - Casa de Aguilar-Priego.svg
Primer titular Diego Fernández de Córdoba
Concesión Felipe III de España
28 de enero de 1609
Linajes Casa de Aguilar, Casa de Sousa, Wall, Salamanca
Actual titular María Asunción de Salamanca y Lafitte
Diego Fernández de Córdoba, I marqués de Guadalcázar.

En 1781 el rey Carlos III le concedió la Grandeza de España siendo titular Pedro Alfonso de Sousa de Portugal, IX marqués de Guadalcázar, X señor de Rabanales, embajador de S.M. en Suecia y Dinamarca, capitán de infantería.[1]

Su nombre se refiere al municipio andaluz de Guadalcázar, en la provincia de Córdoba.

HistoriaEditar

La villa de Guadalcázar fue donada por el rey Enrique II a Gonzalo Fernández de Córdoba y Biedma (1330-1384), IV señor de la Casa de Córdoba y I señor de Aguilar, que la permutó por el señorío de Montilla, con su primo hermano Lope Gutiérrez de Córdoba y Haro (f. 1409), señor de Montilla, Duernas y Santa Cruz, alcalde mayor perpetuo de Córdoba, caballero de la Orden de la Banda y procurador a Cortes por la ciudad de Córdoba, quien fue el tercer hijo de Martín Alfonso de Córdoba el Bueno, señor de Montemayor, Dos Hermanas, Duernas, las Salinas y el Galapagar, y los Heredamientos de la Reina y del Fraile, alférez mayor y alcalde mayor de Córdoba y caballero de la Orden de la Banda, y de su mujer Aldonza López de Haro, señora de Fernán-Núñez y Abencalez.

Tras haber edificado una fortaleza en Guadalcázar y haber obtenido permiso real para poblarla con vasallos y feudalizarla, don Lope fundó el mayorazgo de Guadalcázar en 1409 a favor de su hijo mayor Martín Alfonso de Córdoba, II señor de dicha casa, estableciéndose en las cláusulas de fundación del mayorazgo la sucesión por estricta agnación masculina, y a falta de ella, ordena que suceda (antes que por línea femenina) la descendencia agnaticia de su hija María Alfonso de Córdoba, mujer de Diego de Sousa de Portugal (tataranieto del rey Alfonso III de Portugal y tío carnal del poderosísimo don Enrique de Castilla, duque de Medina Sidonia, hijo ilegítimo del rey Enrique II de Castilla y de Juana de Sousa, su hermana), cuyo hijo fundó la Casa de Rabanales, y en cuya descendencia recaerían los títulos y estados del mayorazgo de Guadalcázar siglos más tarde.

El 28 de enero de 1609 el rey Felipe III elevó el señorío de Guadalcázar a marquesado siendo titular Diego Fernández de Córdoba, X señor de Guadalcázar, virrey de Nueva España y del Perú, caballero de la Orden de Santiago, descendiente patrilineal de Lope Gutiérrez de Córdoba, I señor de Guadalcázar. Sin embargo, la descendencia por línea masculina del primer marqués se extinguió rápidamente, siendo la última María Ana Fernández de Córdoba y Benavides, IV marquesa de Guadalcázar, a cuya muerte en 1656 se inició un pleito por la sucesión del título y mayorazgo que duraría nueva años. En dicho pleito intervinieron, entre otros, sus descendientes por línea femenina, a través de sus dos hijas (Mariana Francisca, casada con Francisco Fernández de Córdoba y Rojas, conde de Casa Palma; y Brianda, casada con Baltasar Álvarez de Toledo, conde de Cedillo)[2]​, saliendo favorecido don Luis Fernández de Córdoba y Santillán, quien en 1665 se le proclamó como sucesor de mejor derecho del mayorazgo y título[3]​, por ser descendiente patrilineal de Francisco Fernández de Córdoba, VII señor de Guadalcázar (bisabuelo del primer marqués).

Sin embargo, a la muerte sin hijos varones de Luis Fernández de Córdoba y Santillán, V marqués de Guadalcázar, en 1671, se reinició el litigio sobre la tenuta y posesión del título, estado y mayorazgo de la villa de Guadalcázar, entre su hija Josefa Fernández de Córdoba (quien utilizó el título de manera no oficial), Leonor Zapata Silva y Guzmán, condesa de Casa Palma, como madre y tutora de su hija Francisca Fernández de Córdoba, condesa consorte de Fuensalida, Alonso Fernández Bocanegra, Fernando Fernández de Córdoba[4]​ y don Juan Alfonso de Sousa de Portugal y Córdoba, VII conde de los Arenales, VI señor de Rabanales, y de la Villa del Río, caballero de la Orden de Alcántara, y veinticuatro de Córdoba (V nieto de María Alfonso de Córdoba y de Diego Alfonso de Sousa, en quien se estableció la segunda línea sucesoria en la fundación del mayorazgo), quien ganó la sentencia y en cuya descendencia recayó y permanece hoy el marquesado de Guadalcázar.[2][5]

A la muerte de su hijo Vasco de Sousa de Portugal, VIII marqués de Guadalcázar, IV marqués de Hinojares, IV marqués de la Breña, III marqués de Mejorada del Campo, vizconde de la Torre de Guadiamar, en 1707, ocurrió una confusión respecto a la sucesión de sus títulos y estados, pasando éstos a su hija Francisca de Borja, a excepción del marquesado de Guadalcázar, que por razones de la agnación patrilineal obligatoria establecida en el mayorazgo, pasó a su hermano Pedro Alfonso de Sousa de Portugal, IX marqués de Guadalcázar, quien, sin embargo, contrajo matrimonio con su sobrina Francisca de Borja, a la cual algunos historiadores han adjudicado la titulación de Guadalcázar, a pesar de serlo solo como consorte (a diferencia del resto de los títulos en los que sucedió a sus padres).

Por Real Decreto del 23 de abril de 1780 y Real Despacho del 15 de abril de 1781 el rey Carlos III le concedió la Grandeza de España al marquesado de Guadalcázar siendo su titular el dicho Pedro Alfonso de Sousa de Portugal, IX marqués de Guadalcázar, X señor de Rabanales, embajador de S.M. en Suecia y Dinamarca, capitán de infantería[1]​.

En 1831, el Supremo Consejo de Hacienda pleiteó con Isidro Alfonso de Sousa y Guzmán, XII marqués de Guadalcázar la incorporación a la Corona del señorío jurisdiccional y solariego de la villa de Guadalcázar, con todos los derechos y rentas que en ella percibía el referido marqués, por resultas de merced enriqueña (de Enrique II), revirtiendo así dichas mercedes a la Corona como parte del proceso de supresión de los señoríos jurisdiccionales en España.

En 1891 murió en Biarritz sin descendientes Fernando Alfonso de Sousa de Portugal, XIII marqués de Guadalcázar, por lo que se inició otro pleito en la sucesión,[6]​ que resultó en la titulación de María de la Concepción Wall y Diago, condesa de Armíldez de Toledo (bisnieta del X marqués), y más tarde en su tía carnal María Luisa Wall y Alfonso de Sousa, en cuya descendencia permanece hasta la fecha.

Sin embargo, en el año 2001, ocurrió un último pleito[7]​ entre Olivia de Salamanca y del Amor, marquesa de Villacampo (hija del XVIII marqués), y su tía carnal Asunción de Salamanca y Laffite, por la sucesión del título, resultando en sentencia favorable para la segunda.

Señores de GuadalcázarEditar

  • Lope Gutiérrez de Córdoba y Haro, I señor de Guadalcázar; Casado con Inés Oter de Lobos y Bahamonde. Les sucede su hijo:
  • Martín Alfonso de Córdoba, II señor de Guadalcázar; Casado con Constanza Fernández de Córdoba y García-Carrillo. Les sucede su hijo:
  • Garci Fernández de Córdoba, III señor de Guadalcázar, Alcalde Mayor de Córdoba; casado con Aldonza de Benavides y Dávalos. Les sucede su hijo:
  • Luis Fernández de Córdoba, IV señor de Guadalcázar; Casado con Leonor Fernández de Córdoba y Ponce de León. Le sucede su hijo:
  • Francisco Fernández de Córdoba, V señor de Guadalcázar; Casado con Sancha Fernández de Córdoba Rojas y Carrillo. Les sucede su hijo:
  • Luis Fernández de Córdoba, VI señor de Guadalcázar; Casado con Elvira Yáñez de Badajoz y Fernández de Córdoba. les sucede su hijo:
  • Francisco de Córdoba, VII señor de Guadalcázar; Casado con Isabel Galindez de Carvajal y Dávila. Les sucede su hijo:
  • Antonio Fernández de Córdoba, VIII señor de Guadalcázar; Casado con Brianda Manrique Portocarrero. Les sucede su hijo:
  • Francisco Fernández de Córdoba (1557-1606), IX señor de Guadalcázar; Casado con Francisca Melgarejo de Las Roelas. Le sucede su hijo:

Marqueses de GuadalcázarEditar

  • Diego Fernández de Córdoba (1578-1630), I Marqués de Guadalcázar, Virrey de la Nueva España y del Perú. Casó con Mariana Riederer de Paar y Ahahim. Le sucedió su hijo:
  • Francisco Antonio Fernández de Córdoba y Rieder de Paar (1611-1650), II Marqués de Guadalcázar, I conde de las Posadas; Casó con Luisa de Benavides y Bazán. Le sucedió su hija:
  • María de la O Fernández de Córdoba y Benavides (fallecida en 1654), III Marquesa de Guadalcázar. Le sucede su hermana:
  • María Ana Fernández de Córdoba y Benavides (fallecida en 1656), IV Marquesa de Guadalcázar. Sin descendencia.[8]​ Le sucedió, por sentencia su pariente:
  • Luis Fernández de Córdoba y Santillán (1604-1671), V Marqués de Guadalcázar; Casó con Inés María Portocarrero y Guzmán. Le sucedió su pariente lejano:
  • Vasco Alfonso de Sousa Fernández de Córdova Íñiguez de Cárcamo (fallecido en 1707), VI Marqués de Guadalcázar, VIII conde de los Arenales, cuyo padre pleiteó y ganó la sucesión de Guadalcázar. Le sucedió su hijo:
  • Juan Alfonso de Sousa de Portugal y Manuel de León y Lando, VII Marqués de Guadalcázar, hijo de Vasco Alfonso de Sousa Fernández de Córdova Íñiguez de Cárcamo (conde de los Arenales, VI Marqués de Guadalcázar) y de María Manuel Ruiz de León y Velasco.[9]​ Le sucede su hijo:
  • Vasco Alfonso de Sousa de Portugal Fernández del Campo Manuel de Lando y Alvarado, VIII Marqués de Guadalcázar, IV Marqués de Hinojares. Le sucede su hermano:
  • Pedro Alfonso de Sousa de Portugal y Fernández del Campo, IX Marqués de Guadalcázar, Grande de España[10][11]​.
  • Rafael Antonio Alfonso de Sousa de Portugal y Sousa de Portugal, X Marqués de Guadalcázar, Grande de España.
  • Rafael Alfonso de Sousa, XI Marqués de Guadalcázar, Grande de España.
  • Isidro Alfonso de Sousa y Guzmán (1797-1870), XII Marqués de Guadalcázar, Grande de España.
  • Fernando Alfonso de Sousa de Portugal Godeau (1809-1891), XIII Marqués de Guadalcázar, Grande de España.
  • María de la Concepción de los Dolores Wall y Diago, XIV Marquesa de Guadalcázar, Grande de España, condesa de Armíldez de Toledo. Casó con don Juan Bastilla Castillejo y Sánchez de Teruel, IV conde de Floridablanca, VIII conde de Villa Amena de Cozbíjar, grande de España. A pesar de tener descendencia, sucedió por sentencia su tía:
  • María Luisa Wall y Alfonso de Sousa (f. 1915)[12]​, XV Marquesa de Guadalcázar, Grande de España. Casó con don Francisco Javier de Salamanca y Negrete, conde de Torre-Manzanal. Le sucedió su nieto:
  • Luis de Salamanca y Ramírez de Haro, XVI Marqués de Guadalcázar, Grande de España. Sin descendencia. Le sucedió su sobrino carnal:
  • Antonio Luis de Salamanca y Lafitte (f. 2001)[1], XVII Marqués de Guadalcázar, Grande de España, marqués de Villacampo, caballero de la Orden de Malta. Le sucedió su hermana:
  • María Asunción de Salamanca y Lafitte[13]​, XVIII Marquesa de Guadalcázar, Grande de España, XI marquesa de la Breña. Actual titular. Casó con Francisco de Paula de Atienza y Peñalver. Con descendencia.

ReferenciasEditar

  1. a b «Pedro Alfonso de Sousa de Portugal y Fernández del Campo | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 21 de noviembre de 2018. 
  2. a b Salazar y Castro, Luis de (1697). Historia Genealógica de la Casa de Lara justificada con instrumentos, y escritores de inviolable fe, Volumen 2. Imprenta Real, por Mateo de Llanos y Guzmán, 1697 - 891 páginas.
  3. Ruiz Gálvez, Ángel Mª (2011). Guardar las apariencias. Formas de representación de los poderes locales en el mundo rural cordobés en la época moderna. Historia y Genealogía Nº1 (2011), pp. 167-187.
  4. Soler Salcedo, Juan Miguel (). Nobleza española: grandeza inmemorial, 1520. Editorial Visión Libros.
  5. Real Academia de la Historia (1973). Índice de la colección de don Luis de Salazar y Castro. Tomo XLIV. Documento 70.229. Memorial ajustado del hecho del pleito que se litiga por la tenuta y posesión del Mayorazgo de Guadalcázar, a la muerte de don Luis Fernández de Córdoba, del hábito de Santiago y del Consejo de Guerra, su último poseedor.
  6. «Gaceta de Madrid: Noticia del fallecimiento de don Fernando Alfonso de Sousa, marqués de Gualcázar.». 
  7. «BOE.es - Documento BOE-B-2001-227076». www.boe.es. Consultado el 21 de noviembre de 2018. 
  8. Ramos, Antonio / De la Cuesta, Miguel (1781) Descripción genealógica de la casa de Aguayo. Impresor de esta M.I. Ciudad, 1781 - 518 páginas.
  9. Descripción genealógica e historia de la ilustre Casa de Sousa. Madrid: Imprenta de Francisco Xavier García, calle de los Capellanes, año 1770.
  10. «Pedro Alfonso de Sousa de Portugal y Fernández del Campo | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 21 de noviembre de 2018. 
  11. Casaus Ballester, María José; Acumulación de Posesiones y Títulos Nobiliarios de la Casa de Híjar (Teruel) siglos XIII-XVIII. Archivo Ducal de Híjar, Archivo Abierto. Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, Homenaje a don Faustino Menéndez Pidal.
  12. «ABC (Madrid) - 08/02/1915, p. 20 - ABC.es Hemeroteca». hemeroteca.abc.es. Consultado el 21 de noviembre de 2018. 
  13. «BOE.es - Documento BOE-A-2005-7178». www.boe.es. Consultado el 21 de noviembre de 2018. 

Enlaces externosEditar