Abrir menú principal

El marquesado de Vista Alegre es un título nobiliario español. Fue creado como título de Castilla por el rey Carlos III en 1761 a favor de Antonio Agustín de Antayo y Monterde, señor del coto de Viyao en la parroquia de Borines y de la casa de Rubianes en la de Cereceda, todo en el concejo asturiano de Piloña, su alcalde y alguacil mayor, regidor perpetuo de Oviedo y diputado a la Junta General del Principado.

Marquesado de Vista Alegre
Corona de marqués.svg
Corona marquesal
Primer titular Antonio Agustín de Antayo y Monterde
Concesión Carlos III
1.º de febrero de 1761
(antes título de Nápoles desde 1735)
Linajes
  • Antayo
  • Unquera
  • Piernas
  • García-Briz
  • Echevarría
Actual titular José Fernando de Echevarría y García-Briz (IX, desde 2005)
Armas de los marqueses de Vista Alegre en el edificio de la Obra Pía de Infiesto, de la que eran patronos de sangre.
La casa y capilla de los Cobián, o de los Marqueses de Vista Alegre, en la plaza mayor de Infiesto, hoy sede del Centro de Formación Profesional El Prial. Al recaer la casa de Vista Alegre en los Unquera, en 1875, le quedó agregada esta casa, junto con el patronato de sangre de la Obra Pía de Infiesto y la casa de la Garrida en lugar de Lozana, su arrabal.
Aquellos chalados en sus locos cacharros. Luis María de Unquera y Antayo (1831-1893), V marqués de Vista Alegre y I barón de la Vega de Rubianes, heredó ya desvinculados los bienes de numerosos mayorazgos, y era en su tiempo el mayor hacendado del concejo de Piloña. En 1856 elevó a S.M. un memorial genealógico solicitando para su casa la grandeza de España de primera clase, que no le fue concedida.[1]​ No tuvo descendencia, y se convirtió en uno de aquellos nobles fin de race que proliferaron en la España de finales del XIX. Antes de 1890 adquirió el primer automóvil que circuló en Asturias: un triciclo Benz que solía conducir por los caminos de Piloña, causando el asombro de los paisanos. Fue gran benefactor de los piloñeses, y a su muerte legó a los colonos la mayor parte de sus tierras y propiedades, a excepción de la casa de Cobián de Infiesto, que siguió en los marqueses de Vista Alegre hasta tiempos recientes.

Antes había sido un título del reino de Nápoles, creado el 20 de agosto de 1735 por el mismo rey (antes de serlo de España) en favor de Isidro de Antayo y Duque de Estrada, padre del dicho Antonio y poseedor de la misma casa y jurisdicción, que tomó parte en la Recuperación de las Dos Sicilias (1734) como jefe de escuadra de la Real Armada española.

Habiendo pasado Don Carlos a reinar en España, y para premiar los méritos de padre e hijo, dispuso que aquella merced fuera considerada de Castilla y para ello dictó el oportuno Real Decreto de Conversión el 19 de agosto de 1760 a favor de Antonio, a quien otorgaba el vizcondado previo de Sotiello,[2]​ expidiéndose el Real Despacho el 1.º de febrero de 1761.

Este marquesado tomaba denominación de la casería de Vistalegre, sita en la parroquia de Santa Eulalia de Ques, concejo de Piloña.

Índice

Lista de marqueses de Vista AlegreEditar

Titular Periodo
Título de Nápoles

(Creación por Carlos III como rey Carlos VII de Nápoles)

I
Isidro de Antayo y Duque de Estrada
1735-1755
II
Antonio Agustín de Antayo y Monterde
1755-1761
Título de Castilla

(Creación por Carlos III como rey de España)

I
Antonio Agustín de Antayo y Monterde
1761-1794
II
Vicente de Antayo y Bermúdez de Espinaredo
1794-1826
III
Juana de Antayo y Heredia
1826-1875
IV
Luis María de Unquera y Antayo
1875-1893
V
María de la Presentación de Tineo y Unquera
1894-1913
VI
Julio Piernas y de Tineo
1914-1952
VII
José Fernando García-Briz y Piernas
1956-1967
VIII
M.ª del Pilar García-Briz y Piernas
1969-2004
IX
José Fernando de Echevarría y García-Briz
2005-hoy

Historia genealógicaEditar

El concesionario del título en Nápoles fue

Isidro de Antayo y Duque de Estrada (1690-1755), I marqués de Vista Alegre en Nápoles desde 1735, señor del coto de Viyao en la parroquia de Borines y de la casa de Rubianes en la de Cereceda, todo en el concejo de Piloña. Sirvió a S.M. cerca de 40 años. «Primero en el Regimiento de Infantería de Asturias, de Cadete, Alférez y Teniente; después fue Capitán en los Batallones de Marina, luego Teniente de Navío de la Real Armada, Capitán de Fragata, Capitán de Navío, y últimamente Gefe de Escuadra».[3]​ Fue visitador general de los presidios y plazas fuertes de Méjico y comandante general e inspector de los Reales Batallones de Marina, y tomó parte en combates contra los ingleses, en el sitio de Mesina, en la expedición a Orán y en la Recuperación de las Dos Sicilias (1734).

Casó con Ignacia de Monterde y Antillón.


El marquesado fue creado de nuevo como título de Castilla en favor de su hijo único:

Antonio Agustín de Antayo y Monterde (1723-1794), I marqués de Vista Alegre en Castilla, señor del coto de Viyao y de la casa de Rubianes, alcalde mayor y alguacil mayor de Piloña, alférez mayor de Amieva, y también regidor perpetuo de la ciudad de Oviedo y de los concejos de Ponga y Caso, natural de la ciudad de Méjico. Fue colegial de San Gregorio de los Pardos de Oviedo, diputado durante 25 años a la Junta General del Principado y su comisionado en Madrid. Casó con María Teresa Bermúdez de Espinaredo y Rivero.


En 1794 sucedió su hijo

Vicente de Antayo y Bermúdez de Espinaredo (1753-1826), II marqués de Vista Alegre,


En 1826 sucedió su hija

Juana de Antayo y Heredia (1798-1875), III marquesa de Vista Alegre.

En 1875 sucedió su hijo

Luis María de Unquera y Antayo (1831-1893), IV marqués de Vista Alegre, I barón de la Vega de Rubianes. En 1856 elevó a S.M. un memorial genealógico solicitando para su casa la grandeza de España de primera clase, que no le fue concedida.[1]


En 1894 sucedió su sobrina

María de la Presentación de Tineo y Unquera (1852-1913), V marquesa de Vista Alegre, II baronesa de la Vega de Rubianes.


En 1914 sucedió su hijo

Julio Piernas y de Tineo (1879/80-1952), VI marqués de Vista Alegre, III barón de la Vega de Rubianes.


En 1956 sucedió su sobrino

José Fernando García-Briz y Piernas (1904-1967), VII marqués de Vista Alegre.

En 1969 sucedió su hermana

María del Pilar García-Briz y Piernas (-2004), VIII marquesa de Vista Alegre, IV condesa de Baynoa, IV baronesa de la Vega de Rubianes.


En 2005 sucedió su hijo

José Fernando de Echevarría y García-Briz, IX y actual marqués de Vista Alegre, V conde de Baynoa, V barón de la Vega de Rubianes.

BibliografíaEditar

  • Argüelles Martínez, José. «Señores de las casas de Antayo y Rubianes, Marqueses de Vista Alegre (1566-1794)», en el Boletín de la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía n.º 5 (1999), pp. 51-73.
  • Castejón, Antonio. Genealogía de los Sertucha y Antayo, en Euskalnet.
  • Elenco de Grandezas y Títulos nobiliarios españoles (Madrid, Hidalguía, 2011).
  • Guía oficial de Grandezas y Títulos del Reino (Madrid, Ministerio de Justicia, 2008).
  • Moreno Mórrison, Roberto. Guía Nobiliaria de España 1945-1947 (Madrid, Diputación de la Grandeza, 1947), p. 432.

Referencias y notasEditar

  1. a b Era el solicitante barón de la Vega de Rubianes y primogénito del marqués de Vista Alegre, cuyo título documentaba. AHN, Estado, leg. 7.650, n.º 108, ápud Emilio de Cárdenas Piera, Catálogo de títulos nobiliarios sacados de los legajos de Estado en el Archivo Histórico Nacional (Madrid, Hidalguía, 1982), p. 247.
  2. AHN, Consejos, leg. 11.755.
  3. Genealogía de la casa de Rivero (ms. del s. XVIII), ápud Vicente Pedregal Galguera, Datos inéditos para la historia de Llanes (Llanes, Mases, 1986), p. 147.