Abrir menú principal

Masacre de Fátima

La Masacre de Fátima es conocida por la aparición de treinta cuerpos que fueron dinamitados en horas de la madrugada del 20 de agosto de 1976, durante la dictadura militar argentina conocida como Proceso de Reorganización Nacional, en la pequeña localidad de Fátima, Provincia de Buenos Aires.

Lugar de los hechosEditar

El lugar del suceso se situaba en el cruce de Camino de Tierra con la ruta provincial 6, (altura km 62 de la ruta nacional 8 Panamericana Ramal Pilar, Pdo. de Pilar) y posteriormente se señaló que los cuerpos despedazados pertenecían a treinta detenidos en un centro clandestino de detención en el campo del la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal Argentina que habían sido trasladados al lugar para su asesinato.

HechosEditar

En la madrugada del 20 de agosto de 1976 veinte hombres y diez mujeres fueron secuestrados por fuerzas militares y policiales dependientes del Cuerpo de Ejército I. Las víctimas Fueron apilados y dinamitados en un camino vecinal cercano a la localidad de Fátima. Previamente fueron atados, vendados y recibieron disparos en la cabeza desde una distancia menor a un metro, según acreditó en 1985 la Cámara Federal porteña. Esta fue la matanza más brutal que se conoce de la última dictadura militar.

Zona liberadaEditar

Siguiendo la metodología que llevaba a cabo el gobierno de la época, la zona había sido declarada zona liberada con el objeto de que ninguna de las fuerzas de seguridad del estado, en especial la policía, fuera a interferir con el accionar de los miembros del ejército afectado al operativo. La noche anterior a la explosión la zona había sido sobrevolada por helicópteros del Ejército Argentino, además de distintos movimientos de vehículos de la misma fuerza.

Las víctimasEditar

El parte policial de la época determinó que las víctimas eran veinte hombres y diez mujeres de edades muy jóvenes, incluso algunos adolescentes, de las cuales sólo se identificó a una mujer y cuatro hombres.

Los cuerpos de las víctimas no identificadas fueron enterrados como NN en el Cementerio de Derqui, aunque años más tarde fueron exhumados para identificarlos.

En ese momento fueron identificadas cinco personas: Inés Nocetti, Ramón L. Vélez, Angel O. Leiva, Alberto E. Comas y Conrado Alzogaray. El resto fue inhumado como NN en el cementerio de Presidente Derqui.[1]

Y varios años después -explicó- se identificaron algunas víctimas más, como Daniel Argente, José D. Bronzel, Susana Pedrini de Bronzel, Carmen Carnaghi, Haydé Cyrullo de Carnaghi, Norma S Frontini, Selma J. Ocampo, Horacio O. García Gastelú y Carlos Raúl Pargas.[1]

Señales que presentabanEditar

Los restos de las víctimas en su totalidad, además de que presentaban orificios de bala, tenían las manos y los ojos tapados. Habían sido trasladados en un camión ya muertos y habían sido apilados en el lugar de la explosión, intentando las autoridades de la época que la aparición de los cuerpos pareciera producto de un enfrentamiento. De hecho, la Junta Militar en sus declaraciones posteriores al hecho había dicho que la Masacre de Fátima había sido un:

vandálico hecho sólo atribuible a la demencia de grupos irracionales que con hechos de esta naturaleza pretenden perturbar la paz interior y la tranquilidad.[2]

Identificación de las víctimasEditar

Si bien en un primer momento sólo se había podido determinar la identidad de cinco víctimas, estudios posteriores acometidos por el Equipo Argentino de Antropología Forense en el marco primero del Juicio a las Juntas (1985) y posteriormente de los juicios por la verdad (a partir de 1997) pudieron establecer la identidad de diecisiete asesinados. Más tarde se identificaron de las vícitmas, que fueron: Inés Nocetti, Ramón Lorenzo Vélez, Ángel Osvaldo Leiva, Alberto Evaristo Comas, Conrado Alsogaray, Jorge Daniel Argente, Carlos Raúl Pargas, Ricardo José Herrera, José Daniel Bronzel, Susana Pedrini de Bronzel, Carmen María Carnaghi, Haydeé Cirullo de Carnaghi, Norma Susana Fontini, Selma Julia Ocampo, Horacio García Gastelú, Juan Carlos Vera, Roberto Héctor Olivestre, Enrique Jorge Aggio, María Rosa Lincon, Cecilia Podolsky de Bronzel.

MotivacionesEditar

Poco antes de la masacre de Fátima había sido asesinado el general Omar Carlos Actis, por lo que, al descubrir el médico forense de la policía de Pilar que una de las víctimas tenía una nota en el bolsillo en la que se leía "30 x 1" —similar al "5 x 1" que había pregonado años antes en un discurso el militar devenido político Juan Domingo Perón— se llegó a la conclusión que esta masacre era una respuesta del gobierno de facto a este asesinato.[cita requerida]

ResponsablesEditar

El 29 de abril de 2008, el Tribunal Federal número 5 comenzó a juzgar a los responsables por la Masacre de Fatima. Son los policías retirados Juan Carlos Lapuyole –hombre del ex ministro Harguindeguy–, Carlos Gallone y Miguel Angel Timarchi , acusados por el homicidio de veinte hombres y diez mujeres que permanecían secuestrados en la Superintendencia de Seguridad Federal.[3]

El Tribunal dictó sentencia el 18 de julio de 2008, por los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio calificado por alevosía cometidos contra veinte hombres y diez mujeres, agravada por su carácter de funcionario público.

Los querellantes expresaron su conformidad por las condenas a Lapuyole y Gallone y apelaron la absolución de Timarchi ante la Cámara de Casación.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar