Abrir menú principal

La masacre de La Rochela se refiere a la masacre ocurrida el 18 de enero de 1989, en inmediaciones del corregimiento de La Rochela, en el municipio colombiano de Simacota, Santander. La masacre fue perpetrada por un grupo paramilitar en la que murieron 12 de 15 funcionarios judiciales que investigaban varios delitos en la zona. El crimen fue el resultado de una alianza entre paramilitares, narcotraficantes y miembros del ejército. El hecho se enmarca dentro de un contexto de violencia contra funcionarios judiciales. En la época en que ocurrieron los hechos, se presentaron en Colombia numerosos ataques contra empleados de la administración de justicia. Entre 1979 y 1991, un promedio anual de 25 jueces y abogados fueron asesinados o sufrieron algún tipo de atentado.

Masacre de La Rochela
Parte de Conflicto armado interno de Colombia
Lugar La Rochela, Simacota (Colombia)
Blanco(s) Funcionarios judiciales
Fecha 18 de enero de 1989
Tipo de ataque Tiroteo
Muertos 12
Inductor(es) Gonzalo Rodríguez Gacha, Tiberio Villarreal Ramos
Sospechoso(s) Paramilitares, narcotraficantes y miembros del Ejército

Según un ex paramilitar llamado Alonso J. Vaquero Agudelo, alias 'Negro Vladimir', la orden de asesinar a los funcionarios investigadores la dio el capo del narcotráfico Gonzalo Rodríguez Gacha, miembro del Cartel de Medellín.[1]​ En las investigaciones estaban involucrados los siguientes generales: Farouk Yanine Díaz, Juan Salcedo Lora, Carlos Julio Gil Colorado y Alfonso Vacca; así como un ex congresista, Tiberio Villarreal Ramos. Según declaraciones de alias 'Vladimir', el ex congresista Villareal presionó a los narcos para que se efectuara la masacre, porque quería que se robaran los expedientes que llevaba la comisión judicial.[1]​ Hubo colaboración de militares tanto en la matanza como en el encubrimiento. Tras ejecutar la masacre, los sicarios escondieron sus armas en la base militar de Campo Capote. El 8 de marzo de 1989, la Unidad Móvil de Investigación, envió cartas al Ministerio de Defensa y al presidente Virgilio Barco denunciando las "actitudes dilatorias" de la Segunda División y la XIV Brigada del Ejército de Colombia para capturar a los sicarios.[1]

Lista de víctimas:

- Mariela Morales Caro, 36 años, Jueza 4 de Instrucción Criminal de San Gil

- Pablo Antonio Beltrán, 40 años Juez 16 de Instrucción Criminal de San Gil

- Samuel Vargas, 44 años, Conductor del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil

- Gabriel Enrique Vesga, 23 años, Miembro del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil

- Cesar Augusto Morales, 28 años, Miembro del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil

- Yul Germán Monroy, 28 años, Investigador del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá

- Carlos Fernando Castillo, 24 años, Secretario del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá

- Orlando Morales, 21 años, Investigador del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial

- Virgilio Hernández, 59 años, Secretario del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá

- Benhur Iván Guasca, 24 años, Investigador del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial

- Luis Orlando Hernández, 29 años, Investigador del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá

- Arnulfo Mejía, 24 años, Conductor del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c «La verdad final de la masacre de La Rochela». El Tiempo. 12 de octubre de 2010. Consultado el 11 de noviembre de 2018.