Micosis

infección provocada por un hongo

Las micosis (del griego μυκος, hongo) son las infecciones causadas por hongos a animales o vegetales.[1]

Algunas micosis son afecciones oportunistas que prosperan ante una baja de las defensas del sistema inmune del sujeto afectado.[2]​ Tal baja puede ser causada por estrés, estados psíquicos de ansiedad o depresión, por el retrovirus del VIH-Sida o por ciertos tratamientos quimioterápicos, entre otros factores. Un ejemplo típico de micosis oportunista es la candidiasis.

Micosis superficiales editar

Las micosis superficiales son infecciones muy prevalentes, en particular en los trópicos.[3]​ Las principales son las dermatofitosis o tineas o tiñas (capitis, corporis, cruris, barbae y pedis, es decir, de la cabeza, del cuerpo, de la pierna, de la barba y del pie, respectivamente), producidas por Trichophyton, Epidermophyton y Microsporum, las candidiasis superficiales (Candida albicans y tropicales), la pitiriasis versicolor (Malazessia furfur) y las onicomicosis.

Tratamiento
  • Las micosis cutáneas (excepto onicomicosis y tinea capitis) responden bien al tratamiento con antifúngicos tópicos del tipo de los imidazoles. El tratamiento por vía sistémica está recomendado en los casos de difícil tratamiento o evolución severa. El tratamiento varía en intensidad según la localización.
  • Si la tinea capitis no desaparece después de una semana de tratamiento con terbinafina, se debe asumir que la infección es producida por Microsporum y continuar el tratamiento por 2-4 semanas, hasta que se produzca la descamación.
  • Para el tratamiento de tinea resistente a los tratamientos convencionales se recomienda:
- Terbinafina 250 mg, oral, una vez al día, por una semana o,
- Fluconazol 50 mg, oral, una vez al día durante 2 semanas, o en dosis única 150 mg una vez a la semana durante dos semanas, y en tinea pedis hasta de 4 a 6 semanas.
  • El fluconazol oral se recomienda como una solución de última instancia y se lo prefiere conservar para infecciones micóticas sistémicas.

Véase también editar

Referencias editar

  1. «Dorlands Medical Dictionary:mycosis». 
  2. «Stop neglecting fungi». Nature Microbiology (en inglés) 2 (8): 17120. 25 de julio de 2017. ISSN 2058-5276. PMID 28741610. doi:10.1038/nmicrobiol.2017.120. 
  3. Malcolm D. Richardson; David W. Warnock (2003). «Introduction». Fungal Infection: Diagnosis and Management. John Wiley & Sons, 2012. p. 5. 

Enlaces externos editar