Micropipeta

La micropipeta es un instrumento de laboratorio empleado para succionar y transferir pequeños volúmenes de líquidos y permitir su manejo en las distintas técnicas analíticas.[1][2]

Diferentes tipos de micropipetas. Los ejemplares de la derecha son multicanales, de múltiples puntas.

Los volúmenes captables por estos instrumentos varían según el modelo: los más habituales, denominados p20, p200 y p1000, admiten un máximo de 20; 200 y 1000 μL, respectivamente.

El volumen mínimo que puede succionar una micropipeta es de 0.2 µL y un volumen máximo 10,000 µL (10 mL). [3][4]

Es de destacar que el uso de micropipetas permite emplear distintos líquidos sin tener que lavar el aparato: para ello, se emplean puntas desechables, de plástico, que habitualmente son estériles. Existen varios tipos de puntas: por ejemplo, las amarillas para pipetear volúmenes pequeños (por ejemplo, 10 μL), y las azules para pipetear volúmenes grandes (por ejemplo, 800 μL).

TiposEditar

 
Uso de una micropipeta.

Existen micropipetas manuales, en las que el volumen a aspirar se fija girando un botón en su parte superior que está conectado a un sistema analógico de confirmación de volumen, y automáticas, en las cuales dicho sistema es digital.

Hay micropipetas simples, que sólo acogen una punta cada vez, y multicanales, que permiten incorporar múltiples puntas (por ejemplo, ocho), absorbiendo el mismo volumen en todas ellas.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Use of Micropipettes». buffalostate.edu. Consultado el 19 de junio de 2016. 
  2. Shohl, Alfred T. (February 1928). "A Pipet for Micro-Analyses". Journal of the American Chemical Society. 50 (2): 417
  3. «Volumetric Measurement in the Laboratory». brand.de. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  4. Henry, Kelli. «How to Use a Micropipette». mcdb.ucla.edu. Consultado el 19 de junio de 2016.