Mileto (mitología)

En la mitología griega, Mileto (Μίλητος) es un rey de Caria. Era hijo de Apolo y de Arce, hija de Minos.

De niño, Mileto fue abandonado en un bosque y allí fue alimentado por los lobos, hasta que al encontrarlo unos pastores lo llevaron a su choza, y allí lo criaron. Al llegar a la edad adulta, Mileto fue a Caria, y tales fueron sus actos de valor y de acierto en sus empresas, que se atrajo la simpatía de la princesa Idotea y del padre de esta, el rey Eucio. Casado más tarde con Idotea, sucedió en el trono a su suegro y una vez en el trono fundó la ciudad que de su nombre, que llegó a ser la capital del reino.

Su hija fue Biblis o Byblis, que se enamoró de su hermano Caunus y se convirtió en fuente a causa de su llanto (Cervantes, Viaje del Parnaso, 176; Diego Ortúñez de Calahorra, Espejo de príncipes y caballeros, V, 44; Gil Polo, Diana enamorada, 112; Pedro Espinosa, Poesías completas, 29).

ReferenciasEditar