Monarquía de Bélgica

La monarquía de Bélgica es una monarquía constitucional, popular y hereditaria cuyo titular tiene el tratamiento de rey o reina de los belgas (Koning/in der Belgen en neerlandés, Roi/Reine des Belges en francés y König/in der Belgier en alemán) y es el jefe de estado. Desde la independencia del país en 1830 ha habido siete reyes en Bélgica.

El actual titular, Felipe de Bélgica, se convirtió en rey el 21 de julio de 2013.

Índice

OrígenesEditar

Cuando Bélgica obtuvo la independencia en 1830, el Congreso Nacional eligió la monarquía constitucional como forma de gobierno para el nuevo país. El congreso votó sobre esa cuestión el 22 de noviembre de 1830, imponiéndose la monarquía por 174 votos a favor y 13 en contra. En febrero de 1831, el Congreso nominó al príncipe Luis de Orleans; hijo del rey Luis Felipe I de Francia, pero consideraciones internacionales disuadieron a Luis Felipe de aceptar esta monarquía para su hijo.

Tras su negativa, el Congreso Nacional nombró el 25 de febrero de 1831 a Erasmo Luis Surlet de Chokier regente del reino. Finalmente se designó rey de los belgas[1] a Leopoldo de Sajonia Coburgo, que juró la constitución ante la iglesia de Santiago del palacio de Coudenberg (Bruselas) el 21 de julio, fecha que desde entonces es fiesta nacional en el país.

Sistema hereditario y constitucionalEditar

Como monarquía hereditaria y constitucional, el papel y las actividades de la monarquía belga están gobernados por la Constitución de Bélgica. El título de rey está reservado exclusivamente a los descendientes del primer rey de los belgas, Leopoldo I.

Al estar limitado por la Constitución,[2] por encima de consideraciones ideológicas y religiosas, opiniones y debates políticos, e intereses económicos, el rey debe actuar como árbitro y guardián de la unidad nacional y la independencia belga. Los monarcas belgas se coronan con una ceremonia de juramento del cargo puramente civil.

El reino de Bélgica nunca ha sido una monarquía absoluta. No obstante, en 1961, el historiador Ramón Arango afirmó que la monarquía belga no es «realmente constitucional».[3]

Leopoldo I, Leopoldo II y Alberto IEditar

El rey Leopoldo I asumió la responsabilidad de los Asuntos Exteriores «como un monarca del Antiguo Régimen», mientras que los ministros de Exteriores solo tenían autoridad para actuar como representantes del rey.[4] Leopoldo I se convirtió en uno de los principales accionistas de la Société Générale de Belgique.[5]

A Leopoldo II, hijo del anterior, se le conoce principalmente por la fundación y explotación del Estado Libre del Congo, donde se impuso un régimen de terror que provocó un escándalo mundial al conocerse las violaciones de los derechos humanos cometidas en la colonia. Millones de congoleños fueron asesinados como consecuencia de las políticas de Leopoldo II en el Congo.[6]

Leopoldo II expresó públicamente en varias ocasiones su desacuerdo con el gobierno electo (por ejemplo, en 1887 y en 1905, siendo primer ministro Auguste Beernaert),[7] y fue acusado por Yvon Gouet de no acatar el sistema parlamentario del país.[8] De forma similar, Alberto I declaró estar al mando del ejército belga en contra de la opinión de su primer ministro Charles de Broqueville, pasando por alto la Constitución de Bélgica.[9]

Leopoldo III y Balduino IEditar

Louis Wodon, jefe de gabinete de Leopoldo III entre 1934 y 1940, pensaba que el juramento de la Constitución implicaba que la posición del rey estuviera «por encima de la Constitución». Comparaba al rey con un padre, un cabeza de familia. «Respecto a la misión moral del rey», dice Arango, «es permisible señalar cierta analogía entre su papel y el de un padre, y en general entre los padres de una familia. La familia es, por supuesto, una institución legal, al igual que lo es el estado. Pero ¿qué familia sería si entre los que la componen todo se limitara a una relación legal? Cuando en una familia solo se considera la relación legal, nos acercamos mucho a un quebranto de los vínculos morales basados en el afecto recíproco sin los que una familia sería igual que cualquier otra frágil asociación».[10] Según Arango, Leopoldo III compartía esta opinión sobre la monarquía belga.

En 1991, hacia el final del reinado de Balduino I, el senador Yves de Wasseige, antiguo miembro del Tribunal Constitucional de Bélgica, citó cuatro elementos de democracia que no existen en la constitución belga: 1. el rey elige a los ministros, 2. el rey puede influenciar a los ministros cuando discute con ellos sobre leyes, proyectos y nombramientos, 3. el rey promulga leyes, y 4. el rey debe estar de acuerdo con cualquier cambio en la Constitución.[11]

Circunstancias constitucionales, políticas e históricasEditar

La monarquía belga fue desde el principio una monarquía constitucional, según el patrón de la británica.[12] Raymond Fusilier afirma que el régimen belga de 1830 también se inspiró en la Constitución francesa de 1791, la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776 y en las antiguas tradiciones políticas de las provincias belgas de Flandes y Valonia.[13] «Debe señalarse que todas las monarquías han sufrido periodos de cambio, a resultas de los cuales, se redujo el poder del soberano, pero en general, esos periodos han ocurrido antes del desarrollo del sistema de monarquía constitucional, y fueron pasos que condujeron a su establecimiento».[14]

En Bélgica, «la monarquía sufrió una evolución tardía» que llegó «después del establecimiento del sistema de monarquía constitucional»[15] porque entre 1830 y 1831, se fundaron simultáneamente un estado independiente, un sistema parlamentario y una monarquía parlamentaria.

Para Raymond Fusilier, la monarquía belga debía colocarse –al menos en su origen– entre los regímenes en los que el rey gobierna y los regímenes en los que el rey no gobierna, sino que solo reina.[16] La monarquía belga se acerca al principio de «el rey no gobierna», pero no es solo simbólica, sino que el rey participa dirigiendo asuntos de estado, siempre que su opinión coincida con la de los ministros, que son los únicos responsable de la política del gobierno.[17] Para Francis Delpérée, reinar no solo significa presidir ceremonias, sino también tomar parte en el gobierno del estado.[18] El historiador belga Jean Stengers escribió que «algunos extranjeros creen que la monarquía es indispensable para la unidad nacional. Es una opinión muy ingenua. El rey es solo una pieza del tablero, pero una pieza importante».[19]

Lista de reyes de los belgasEditar

Hasta la fecha, todos los reyes de Bélgica han pertenecido a la Casa de Sajonia-Coburgo y Gotha

Nombre Imagen Nacimiento y muerte Reinado Matrimonios Línea sucesoria
Erasmo Luis Surlet de Chokier
Regente
Lieja, 27 de noviembre de 1769
(Príncipe de Lieja)

Gingelom, 7 de agosto de 1839
(69 años)
25 de febrero de 1831

20 de julio de 1831
(145 días)
Elegido por el Congreso Nacional de Bélgica para presidir el gobierno provisional de febrero de 1831. Después de que el Reino Unido rechazara la candidatura de Luis de Orleans al trono belga, Erasmo Luis Surlet de Chokier se convierte en regente del reino en espera del nombramiento de un candidato, que será designado en julio de 1831.
1 Leopoldo I
16 de diciembre de 1790
Ducado de Sajonia-Coburgo-Saalfeld
(Sacro Imperio Romano Germánico)

Laeken, 10 de diciembre de 1865
(74 años)
21 de julio de 1831

10 de diciembre de 1865
(34 años)
(1) Carlota Augusta de Gales
2 de mayo de 1816
(un hijo, nacido muerto)

(2) Luisa María de Orleans
9 de agosto de 1832
(4 hijos)
Hijo del duque Francisco de Sajonia-Coburgo-Saalfeld, Leopoldo I se convierte en 1831 en el primer Rey de los belgas y funda la dinastía real de Bélgica.
2 Leopoldo II
Bruselas, 9 de abril de 1835

Laeken, 17 de diciembre de 1909
(74 años)
17 de diciembre de 1865

17 de diciembre de 1909
(44 años)
María Enriqueta de Austria
22 de agosto de 1853
(4 hijos)
Segundo hijo del anterior y de la reina Luisa de Orleans, en 1865 el príncipe Leopoldo se convierte en el segundo rey de los belgas. Leopoldo II fue también el primer y único rey del Congo
3 Alberto I
Bruselas, 8 de abril de 1875

Marche-les-Dames, 17 de febrero de 1934
(58 años)
23 de diciembre de 1909

17 de febrero de 1934
(24 años)
Isabel Gabriela de Baviera
2 de octubre de 1900
(3 hijos)
A falta de herederos masculinos, la corona pasa al príncipe Alberto, sobrino de Leopoldo II, hijo de su hermano Felipe, Conde de Flandes y de María de Hohenzollern-Sigmaringen
4 Leopoldo III
Bruselas, 3 de noviembre de 1901

Woluwe-Saint-Lambert, 25 de septiembre de 1983
(81 años)
23 de febrero de 1934

16 de julio de 1951
(abdicación)
(17 años)
(1) Astrid de Suecia
4 de noviembre de 1926
(3 hijos)

(2) Lilian Baels
6 de diciembre de 1941
(3 hijos)
Hijo del anterior, Leopoldo III se convierte en el cuarto rey de los belgas a partir de 1934. Tras su exilio, abdica en 1951.
Carlos de Bélgica, conde de Flandes
Príncipe regente por Leopoldo III
Bruselas, 10 de octubre de 1903

Raversijde, 1 de junio de 1983
(79 años)
20 de septiembre de 1944

20 de julio de 1950
(5 años)
Soltero Tras la II Guerra Mundial (1944-1950), el rey Leopoldo III parte al exilio, y la regencia recae sobre Carlos de Bélgica, conde de Flandes.
5 Balduino
Laeken, 7 de septiembre de 1930

Motril (España), 31 de julio de 1993
(62 años)
17 de julio de 1951

31 de julio de 1993
(42 años)
Fabiola de Mora y Aragón
15 de diciembre de 1960
(sin hijos)
Hijo de Leopoldo III, Balduino se convierte en el quinto rey de Bélgica en 1951. Al morir sin herederos, la corona pasa a su hermano Alberto.
6 Alberto II
Laeken, 6 de junio de 1934 9 de agosto de 1993

21 de julio de 2013
(abdicación)
(20 años)
Paola Ruffo di Calabria
2 de julio de 1959
(3 hijos)
Hermano del predecente, Alberto II se convierte en rey en 1993. El 3 de julio de 2013 renuncia al trono, siendo el segundo rey de Bélgica en abdicar. Su hijo Felipe le sucede el 21 de julio de 2013
7 Felipe
15 de abril de 1960 21 de julio de 2013
Rey actual
Mathilde d'Udekem d'Acoz
4 de diciembre de 1999
(4 hijos)
Hijo del anterior, el príncipe Felipe de Bélgica se convirtió en rey el día de la fiesta nacional belga de 2013.

TítuloEditar

El título del monarca belga es rey de los belgas, y no rey de Bélgica. El título rey de los belgas denota una monarquía popular vinculada al pueblo de Bélgica (es decir, una jefatura de Estado hereditaria, pero ratificada por la voluntad popular). Por el contrario, el título de rey de Bélgica indicaría una monarquía constitucional normal, o una monarquía absoluta vinculada a un territorio o estado. Por ejemplo, en 1830, Luis Felipe I de Francia fue proclamado rey de los franceses, y no rey de Francia. El rey de Grecia también llevaba el título de rey de los helenos, indicando un vínculo personal con el pueblo, no solo con el estado. Además, la traducción latina de rey de Bélgica sería Rex Belgii, que desde 1815 es el título que portan los reyes de los Países Bajos. Por tanto, los separatistas belgas (es decir, los fundadores del país) eligieron Rex Belgarum.

Bélgica es la única monarquía europea que no aplica la tradición de que el nuevo monarca ascienda automáticamente al trono a la muerte o abdicación del anterior. Según el artículo 91 de la Constitución de Bélgica, el rey accede al trono solo después de prestar juramento en una sesión conjunta de ambas Cámaras Federales de Bélgica.[20] Esta sesión debe celebrarse dentro de los 10 días siguientes a la muerte o abdicación del rey. El nuevo monarca está obligado a prestar este juramento constitucional: «Juro observar la Constitución y las leyes del pueblo belga, mantener la independencia nacional y la integridad del territorio»,[21] que se pronuncia en las tres lenguas oficiales del país: francés, neerlandés y alemán.

A los miembros de la familia real belga se les suele conocer por su nombre en francés y en flamenco. Por ejemplo, el actual monarca se llama Philippe en francés y Filip en flamenco; el 5° rey de los belgas era Baudouin en francés y Boudewijn en flamenco. En alemán, la tercera lengua oficial, se denomina al rey por su nombre en francés.

A diferencia de lo que sucede con el título de rey, los príncipes herederos llevan el título de príncipes de Bélgica, ya que no existe el de príncipe de los belgas. El título tradicional del heredero al trono es el de duque de Brabante, y este título precede al de príncipe de Bélgica.

En 1920, tras la I Guerra Mundial, y como resultado del fuerte sentimiento antialemán, el apellido de la familia real cambió de Sajonia-Coburgo y Gotha a van België, de Belgique o von Belgien («de Bélgica»), según cuál de las tres lenguas oficiales se utilice. Este es el apellido que emplean los miembros de la familia real en sus tarjetas y en los documentos oficiales. Además de este cambio de apellido, se eliminaron las armas de Sajonia del escudo real belga.[22]

Felipe de BélgicaAlberto II de BélgicaBalduino de BélgicaCarlos de BélgicaLeopoldo III de BélgicaAlberto I de BélgicaLeopoldo II de BélgicaLeopoldo I de BélgicaErasmo Luis Surlet de Chokier 

Papel constitucionalEditar

 
Bustos de los cinco reyes de los belgas

La monarquía belga simboliza y mantiene el sentimiento de unidad nacional representando al país en funciones públicas y reuniones internacionales.

Además, el monarca tiene numerosas responsabilidades en el proceso de formación del gobierno. El procedimiento suele comenzar cuando el rey nombra un informateur, que tiene la función oficial de informar al rey de los partidos políticos que podrían formar gobierno. Tras esta fase, el rey puede nombrar otro informateur o bien un formateur, que estará encargado de formar un nuevo gobierno del que habitualmente se convierte en primer ministro.

La Constitución de Bélgica da al monarca poderes ejecutivos federales: el nombramiento y cese de ministros, la implementación de las leyes aprobadas por el Parlamento Federal belga, la presentación de proyectos de ley al Parlamento y la gestión de las relaciones internacionales. El rey sanciona y promulga todas las leyes aprobadas por el parlamento. De acuerdo al artículo 106 de la Constitución, el monarca no puede actuar sin la firma del ministro responsable, que al hacerlo asume la responsabilidad política. Esto significa que el gobierno federal es el que ejerce al poder ejecutivo federal y es responsable ante la Cámara de Representantes, según indica el artículo 101 de la Constitución.

El rey recibe al primer ministro en su despacho al menos una vez a la semana, y también se reúne con otros miembros del gobierno para discutir asuntos políticos. Durante estas reuniones, el rey tiene el derecho a ser informado de las propuestas políticas gubernamentales, a aconsejar y a advertir de cualquier asunto que crea conveniente. El monarca se reúne también con los líderes de los principales partidos políticos y con otros miembros del parlamento. El gabinete político del rey, que forma parte de la Casa Real, organiza todas estas reuniones.

El rey es el capitán general de las Fuerzas Armadas belgas, y nombra a los altos cargos, después de que el ministro de Defensa le haga llegar los nombres de los nominados. El rey lleva a cabo sus obligaciones militares con ayuda de la Casa Militar, dirigida por un general.

El rey es también uno de los tres componentes del poder legislativo federal, junto con las dos cámaras del Parlamento belga: la Cámara de Representantes y el Senado. Todas las leyes aprobadas por el Parlamento Federal deben ser firmadas y promulgadas por el rey.

InviolabilidadEditar

 
Basílica del Sagrado Corazón, en Bruselas, que es la basílica nacional de Bélgica

El artículo 88 de la Constitución belga contempla que «La persona del rey es inviolable; sus ministros son responsables». Esto significa que el rey no puede ser encausado, arrestado o condenado por delitos, no puede ser convocado por un tribunal civil y no es responsable ante el Parlamento Federal. No obstante, esta inviolabilidad se ha juzgado incompatible con el artículo 27 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, que establece que «el cargo oficial de una persona (...) en ningún caso la eximirá de responsabilidad penal».[23]

Casa realEditar

La Casa Real (La Maison du Roi en francés, Het Huis van de Koning en neerlandés, Das Haus des Königsen en alemán) se reorganizó en 2006. Está formada por siete departamentos autónomos y el Comité de Dirección de la Corte. Cada departamento tiene un jefe que responde ante el rey. Estos son los actuales departamentos de la Casa Real:

  • Departamento de Asuntos Económicos, Sociales y Culturales
  • Gabinete del rey
  • Casa Militar del rey
  • Lista Civil del rey
  • Departamento de Relaciones Exteriores
  • Departamento de Protocolo de la Corte
  • Departamento de Peticiones

El jefe de Gabinete es responsable de los asuntos políticos y administrativos, y de las reuniones con el gobierno, sindicatos y organizaciones industriales. También mantiene al rey al día de los acontecimientos, informándole de cualquier aspecto de la vida en Bélgica. Propone y prepara audiencias, ayuda en la preparación de discursos e informa al rey de los acontecimientos internacionales. Está asistido por el Consejero Legal, el Interino, el de Prensa y el de Archivos. El actual jefe de Gabinete es el barón Frans Van Daele, antiguo jefe de gabinete del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

 
El rey Felipe y la reina Matilde saludan al público en Bruselas, tras el juramento de Felipe como nuevo rey de Bélgica, el 21 de julio de 2013

El jefe de la Casa Militar asiste al rey en sus obligaciones en materia de defensa. Informa al rey sobre cualquier asunto de seguridad, políticas de defensa, los puntos de vista de los principales países socios de Bélgica y de cualquier asunto que afecte a las Fuerzas Armadas Belgas. Organiza los contactos con el ejército, asesora en asuntos policiales y de investigación científica y coordina actividades con asociaciones patrióticas y antiguo personal de servicio. La Casa Militar también es responsable de gestionar el sistema informático de palacio. El actual jefe de este departamento es el general Jef Van den Put, ayudado por un consejero, el teniente coronel de aviación Serge Vassart. Los edecanes y los caballerizos del rey también dependen de la Casa Militar.

Los edecanes o ayudas de campo del rey son oficiales de alto rango elegidos por el monarca y encargados de realizar ciertas labores en su nombre, como por ejemplo, representarlo en algunos acontecimientos. Los caballerizos del rey son jóvenes oficiales que se turnan en preparar ciertas actividades del rey, le informan sobre cualquier aspecto que pueda ser importante para él y realizan otros servicios útiles, como anunciar a los visitantes. Los caballerizos acompañan al rey en sus viajes, excepto en los de naturaleza estrictamente privada.

El intendente de la Lista Civil del rey es responsable de gestionar los recursos materiales, financieros y humanos de la Casa del Rey. Le ayudan el comandante de los Palacios Reales, el tesorero de la Lista Civil y el consejero de la Lista Civil. El intendente también asesora al rey en temas de energía, ciencia y cultura, y administra los derechos reales de caza. El comandante de los Palacios Reales es el principal encargado, en estrecha colaboración con el jefe de Protocolo, del apoyo logístico de las actividades, así como del mantenimiento y limpieza de palacios, castillos y residencias reales. También es director de Cacerías Reales.

El jefe de Protocolo se encarga de la organización de los compromisos públicos de los reyes, como audiencias, recepciones y banquetes oficiales en palacio, además de otras actividades oficiales en el exterior. Cuenta con la ayuda del secretario de la reina, que es el principal responsable de proponer y preparar las audiencias y visitas de la reina

 
El palacio real, que se utiliza en actos estatales de la corte

El jefe del departamento de Asuntos Económicos, Sociales y Culturales asesora al rey en estos campos. También es responsable de coordinar las distintas Casas y servicios y organizar el desarrollo de las reuniones del Comité Directivo. El jefe del departamento de Relaciones Exteriores informa al rey de lo que sucede en la política internacional, asiste a rey desde un punto de vista diplomático en las visitas reales al extranjero y prepara las audiencias del rey en el ámbito internacional. También es responsable de mantener contactos con las misiones diplomáticas extranjeras. El jefe del Departamento de Peticiones se encarga de procesar las solicitudes y ruegos de ayuda social dirigidos al rey, la reina y otros miembros de la familia real. También es responsable del análisis y coordinación de los favores reales y de las actividades relacionadas con los aniversarios, y asesora al rey en los campos de su incumbencia.

La policía federal se ocupa de la protección personal del rey y su familia, de la vigilancia de las propiedades reales y de la seguridad del Palacio Real, dirigida por un comisario jefe.

Miembros de la familia real belgaEditar

Los miembros de la familia real tienen el título de príncipe o princesa de Bélgica, con tratamiento de alteza real. Antes de la I Guerra Mundial, utilizaban el título adicional de príncipe o princesa de Sajonia-Coburgo y Gotha y duque o duquesa de Sajonia, como miembros de la Casa de Wettin.

El rey actual es Felipe de Bélgica, nacido el 15 de abril de 1960. El 4 de diciembre de 1999 se casó con Mathilde d'Udekem d'Acoz, a quien se dio el título de «S.A.R. princesa Matilde de Bélgica, duquesa de Brabante» el día anterior a su boda, y es, desde el 21 de julio de 2013, S.M. la reina Matilde de los belgas. La reina es hija del fallecido Patrick d'Udekem d'Acoz, a quien se concedió el título de conde antes de la boda de su hija, y de su esposa, la condesa Anna Maria Komorowska. Los reyes tienen cuatro hijos:

Otros miembros de la familia realEditar

  • SM el rey Alberto II (nacido el 6 de junio de 1934). Fue rey desde 1993 (a la muerte de su hermano, el rey Balduino) y el 21 de julio de 2013, cuando abdicó en favor de su hijo Felipe, duque de Brabante, por motivos de salud. El 2 de julio de 1959 se casó en Bruselas con Paola Ruffo di Calabria (nacida el 11 de septiembre de 1937), que fue nombrada S.A.R. princesa Paola de Bélgica, princesa de Lieja un día antes de su matrimonio, y en 1993 se convirtió en la reina Paola de los belgas. Es hija de Fulco Ruffo di Calabria, VI duque de Guardia Lombarda y de su esposa, Luisa Gazelli dei Conti di Rossana e di Sebastiano. Además del rey actual, los reyes Alberto y Paola tienen dos hijos más:

Otros familiares de Leopoldo IIIEditar

  • Juan, gran duque de Luxemburgo (nacido el 5 de enero de 1921). Viudo de Josefina Carlota de Bélgica, hija mayor de Leopoldo III, es por tanto cuñado de los reyes Balduino y Alberto y tío del actual rey.
  • Lea de Bélgica (nacida el 2 de diciembre de 1951). Viuda de Alejandro de Bélgica, hermanastro de los reyes Balduino y Alberto.
  • María Cristina de Bélgica (nacida el 6 de febrero de 1951). Primogénita del segundo matrimonio de Leopoldo III con Lilian Baels, y por tanto hermanastra de los reyes Balduino y Alberto. Se casó con Paul Drucker (fallecido en 2008) en Florida el 23 de mayo de 1981, separándose 40 días después (se divorciaron en 1985). Se casó por segunda vez con Jean-Paul Gourges en Los Ángeles el 28 de septiembre de 1989.
  • María Esmeralda de Bélgica (nacida el 30 de septiembre de 1956). Hija menor de Leopoldo III y Lilian Baels, hermanastra de los reyes Balduino y Alberto. Es periodista y escribe bajo el nombre de Esméralda de Réthy'. Se casó con Sir Salvador Moncada, farmacéutico británico-hondureño, el 4 de agosto de 1998. Tiene una hija, Alexandra Leopoldina (nacida en Londres, el 4 de agosto de 1998), y un hijo, Leopoldo Daniel (nacido en Londres el 21 de mayo de 2001).

Árbol genealógico de la familia real belgaEditar

 
 
 
 
 
 
 
 
Astrid de Suecia
 
Leopoldo III de Bélgica
 
Lilian Baels
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Josefina Carlota, gran duquesa de Luxemburgo Balduino I de Bélgica Alberto II de Bélgica
 
Paola Ruffo di Calabria
 
Alejandro María Cristina María Esmeralda
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Felipe de Bélgica
(Rey actual)
 
Matilde d'Udekem d'Acoz
 
 
 
Astrid, archiduquesa de Austria-Este
 
Lorenzo de Austria-Este
 
 
Lorenzo
 
Clara Coombs
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Luisa
 
Nicolás
 
Emérico
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Amadeo de Austria-Este
 
María Laura
 
Joaquín
 
Luisa María
 
Leticia María
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Isabel, duquesa de Brabante
 
Gabriel
 
Manuel
 
Leonor
 

Algunos miembros fallecidosEditar

Consortes realesEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. http://www.monarchie.be/history
  2. Constitución Belga (en francés)
  3. Ramon Arango, Leopold III and the Belgian Royal Question, The Johns Hopkins Press, Baltimore, 1961, p.9.
  4. ... dirigeant personnellement les Affaires étrangères, comme un souverain d'Ancien Régime, en discutant toutes les questions importantes avec ses ministres, ceux-ci n'ayant d'autorité que pour autant qu'ils étaient ministres du roi... [dirigiendo personalmente los Asuntos Exteriores, como un soberano del Antiguo Régimen, discutiendo todas las cuestiones importantes con sus ministros, que no tienen más autoridad que que la de ser representantes del rey] Frans Van Kalken, in La Belgique contemporaine, Paris, Armand Colin, 1950, p. 43.
  5. Pierre Lebrun P.Lebrun, Essai sur la révolution industrielle en Belgique, 1770-1847, Palais des Académies, Bruselas, 2.ª edición, 1981.
  6. The River Congo: The Discovery, Exploration and Exploitation of the World's Most Dramatic Rivers," Harper & Row, (1977). Peter Forbath, p. 278; Fredric Wertham, A Sign For Cain: An Exploration of Human Violence (1968), julio de 2014, Adam Hochschild King Leopold's Ghost: A Story of Greed, Terror, and Heroism in Colonial Africa (ediciones de 1998 y 2006).
  7. Raymond Fusilier, Les monarchies parlementaires en Europe Editions ouvrières, Paris, 1960, p. 399.
  8. Yvon Gouet, De l'unité du cabinet parlementaire, Dalloz, 1930, p. 232, citado por Raymond Fusilier, p. 400.
  9. Raymond Fusilier, Les monarchies parlementaires en Europe, p. 424.
  10. Leopold III and the Belgian Royal Question, p. 31.
  11. Yves de Wasseige, Le roi, la loi la liberté: inconciliables en démocratie? en Les faces cachées de la monarchie belge, TOUDI (n° 5/Contradictions (n° 65/66), 1991, ISBN 2-87090-010-4
  12. Ramon Arango, Leopold III and the Belgian Royal Question, p.9.
  13. Les monarchies parlementaires en Europe, Editions ouvrières, París, 1960, p. 350
  14. Ramon Arango, p. 9.
  15. R.Arango, p. 12.
  16. Raymond Fusilier, Les monarchies parlementaires - étude sur les systèmes de gouvernement en Suède, Norvège, Luxembourg, Belgique, Pays-bas, Danemark, Editions ouvrières, Paris, 1960, pp. 419-420.
  17. R.Fusilier, pp. 419-420.
  18. Le Roi règne. Pendant plus d'un siècle et demi (...) on ne s'est guère interrogé sur cette maxime. Ou bien on a cherché à lui donner un sens réducteur. Le Roi préside les Te Deum et les cérémonies protocolaires (...) Régner ne signifie pas suivre d'un oeil distrait les occupations du gouvernement (...) C'est contribuer (...) au fonctionnement harmonieux de l'Etat [El rey reina. Durante más de un siglo y medio (…) no hemos cuestionado esta máxima. O bien se ha intentado dar un sentido reducido. El rey preside los Te Deum y las ceremonias protocolarias (…) Reinar no significa seguir con desgana las ocupaciones del gobierno (…) Es contribuir (…) al funcionamiento armonioso del Estado] en La Libre Belgique (abril de 1990) citado en Les faces cachées de la monarchie belge, Contradictions, n° 65-66, 1991, p. 27. ISBN 2-87090-010-4
  19. Jean Stengers, L'action du roi en Belgique depuis 1831, Duculot, Gembloux, 1992, p. 312. ISBN 2-8011-1026-4
  20. «La Constitution Belge» (PDF). Parlamento belga. Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  21. «La Constitution Belge , artículo 91» (PDF). Parlamento belga. Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  22. Balfoort y otros, Brigitte. «periodista» (pdf). The Belgian Monarchy. Olivier Alsteens, director general de la Cancillería del primer ministro, Wetstraat 16, 1000 Bruselas. Consultado el 18 de julio de 2012. 
  23. «Solicitud de explicación del Sr. Frank Creyelman al primer ministro sobre la aplicación del artículo 27 del Estatuto de Roma, 9 de septiembre de 2004 (en neerlandés)» (en neerlandés). Senado de Bélgica. Consultado el 9 de noviembre de 2015. 

Enlaces externosEditar