Motor SV

Un motor SV es un motor de 4 tiempos (4T) de válvulas laterales (SV = Side valves) es un sistema de distribución muy sencillo, el primero que se popularizó, y fue el más usado en los motores de gama más baja y media, hasta los años 50. Las válvulas están en el bloque, y las acciona directamente el árbol de levas (ver figura)

VentajasEditar

 
Mecanismo de accionamiento en un motor SV de principios del S.XX, se aprecia el árbol de levas en la parte inferior con el mecanismo de reglaje de holgura y el muelle de la válvula exteriores, culata no desmontable y la bujía enfrente de la válvula.

Simplicidad constructiva muy grande, no requiere varillas ni balancines como los motores OHV que les sucedieron. Culata muy económica de fabricar y simple de desmontar.

InconvenientesEditar

La cámara de combustión tiene forzosamente que ser muy grande, con lo que no se puede obtener una relación de compresión alta y por tanto un rendimiento termodinámico alto. Mientras el octanaje de la gasolina fue bajo hasta los años 40, con relaciones de compresión máximas de 6 a 1 en los motores Otto de 4T, esto no fue un problema. Pero posteriormente se vieron sus limitaciones y se tomó la decisión de pasar a la solución constructiva del OHV, algo más costosa pero con mucho mejor rendimiento.

HistoriaEditar

Los motores SV convivieron durante mucho tiempo con los OHV, pero estos estaban reservados a marcas de prestigio, lo mismo que los SOHC que eran el tope de gama. Por ejemplo Mercedes-Benz ya lanzó los SOHC desde los años 60. Los últimos SV principalmente motores americanos de Chrysler y Ford, se dejaron de fabricar hacia 1954. El más famoso vehículo que llevaba este tipo de distribución fue el Ford T.

Galería, diferentes ejemplos de válvulas lateralesEditar

Referencias bibliográficasEditar