Abrir menú principal
Muelle cargadero de Tharsis
Sector del muelle visto desde el puerto de Huelva.

El Muelle de la Compañía de Tharsis es un muelle-embarcadero comercial de desembarco de material minero sobre el río Odiel en Huelva, España. Es, junto con el Muelle de mineral de la compañía Riotinto, la única construcción de este estilo que permanece en pie en la ciudad.

HistoriaEditar

«Sobre el ancho paisaje fluvial, silencioso y cristalino, que convierte a Estuaria en singularísima población lacustre, se levantan en el arcén de la ría unos muelles ferreos y monstruosos donde empiezan a sumarse los millones de la gran empresa nordetana explotadora del país: cargueros con gruas de mandíbula y de imanes, transbordadores y viaductos, insisten en las marismas con formidables plataformas apoyadas en vigas de celosía y columnas de fundición. (Concha Espina. "El metal de los muertos".)

El muelle se construye para dar salida a la ingente cantidad de material minero que durante el siglo XIX y principios del XX llegaba procedente de las cercanas minas de la Cuenca Minera de Huelva. Numerosas eran las empresas que explotaban estas minas, como la "The Tharsis Sulphur and Copper Company Limited", que explotaba la zona de Tharsis y La Zarza y que necesitaba construir una estructura que permitiese la descarga de material en los barcos de la ría de Huelva de manera rápida y eficaz. Para ello, como hará pocos años después la Rio Tinto Company Limited, opta por construir este muelle-embarcadero.

En 1866 Ernest Deligny encarga el diseño al ingeniero escocés William Moore que -junto con James Pring- lo tendría listo para poner en servicio en 1871. Este diseño -puntero en la Europa del siglo XIX- incluía una serie de pilotes de fundición en color negro que soportaban la estructura del muelle y la diversa maquinaria encargada de la descarga de vagones a lo largo de 900 metros. La parte final, en curva a la derecha, se bifurcaba en diferentes muelles. En 1915 el ingeniero William Arrol acomete una importante reforma del muelle para hacerlo más funcional, agregando un nuevo brazo a la estructura. Se accedía a él a través de puente con oficina ya desaparecido.

En 1992 se cierra, por lo que durante dos años el puente permanece abandonado y parte de sus elementos se van a ir perdiendo o deteriorando de manera signifitiva, entre ellos el embarcadero diseñado por Arrol. Es en 1994 cuando se consigue frenar el lento desguace al que se está sometiendo el puente. Tres años después es declarado Bien de Interés Cultural aunque su estado de conservación es crítico y más a raíz de un incendio en 2003.

En Corrales popularmente se conoce el muelle como "El Puntal de la Cruz", aunque dicho nombre pertenece a todo el marismal del pueblo cuya cara da al río Odiel.

Actualmente no es visitable pero puede ser visto desde el Puente Sifón que une la ciudad con Corrales.

FuentesEditar