Abrir menú principal

Museo Argentino del Títere

El Museo Argentino del Títere es un museo fundado el 5 de noviembre de 1983,[1]​ a partir de una colección de distintos tipos de títeres y material relacionado con este arte. Ubicado en la calle Piedras n.º 902, barrio de San Telmo, Buenos Aires, se maneja mediante autogestión financiera.[2]

Museo Argentino del Títere
Museo Argentino del Titere fachada.JPG
Localización
País Bandera de Argentina Argentina
Ciudad Buenos Aires
Información general

Creación 1983
Inauguración 1983
Coordenadas 34°37′07″S 58°22′38″O / -34.618591666667, -58.377358333333Coordenadas: 34°37′07″S 58°22′38″O / -34.618591666667, -58.377358333333
Vitrina con títeres.
Muro lateral del Museo Argentino Del Títere.

HistoriaEditar

El museo fue creado en 1983 por las artistas y divulgadoras del teatro de títeres en Argentina, Mané Bernardo y Sarah Bianchi. En un principio fue itinerante, y se realizaron más de cincuenta exposiciones en todo el país. El mismo no contó con sede física hasta el año 1996 cuando se instaló en la que había sido la casa natal de Mané Bernardo. Este museo depende de una Fundación que lleva el nombre de sus fundadoras, y bajo la cual se organizan, además, la Biblioteca, que posee más de mil títulos dedicados a la historia y técnicas titiriteras, y el Archivo del Títere. Asimismo el museo cuenta con un auditorio llamado Federico García Lorca, que realiza presentaciones de títeres para niños y adultos.[3]

ColecciónEditar

La colección cuenta con más de seiscientos títeres, exhibiéndose una parte, el resto se encuentra conservado en depósito y otra parte está destinada a la muestra itinerante. Se exhiben títeres de Argentina y de distintos lugares del mundo, de diferentes técnicas: varilla, guante, dedal, sombra, marotes,[1]​ reunidos por las titireteras mediante compra, canje o donación, durante sus giras internacionales o en la relación con otros titiriteros.[3]

SalasEditar

  • Serguei Obraztsov, sala en honor del titiritero ruso, alberga títeres de todo el mundo (India, Indonesia, Bulgaria, China, España, entre otros) y puppi italianos que pertenecieron al teatro Venecia de La Boca, el primero estable del país.
  • Carlos Moneo Sanz, dedicada al titiritero de La Plata, y en cuya sala se conservan títeres argentinos, títeres y marionetas usadas en presentaciones televisivas y publicidades, y un títere usado por Federico García Lorca en una presentación realizada en el teatro Avenida en 1934.
  • Lola y Mireya Cueto: Las titiriteras mexicanas dan nombre a esta sala, donde se conservan títeres de Latinoamérica, y se destacan unos mexicanos con más de cien años.[3][4]

ReferenciasEditar