Acceso al Museo Meadows.

El Museo Meadows de Arte (Meadows Museum of Art) es un centro cultural de Dallas (estado de Texas, EE. UU.) que depende de la Escuela de Artes de la Universidad Metodista del Sur (Southern Methodist University).

El Museo Meadows se centra en el arte español, desde la Edad Media hasta la actualidad, del cual alberga una de las colecciones más importantes que existen fuera de España, tanto por extensión como por calidad. Incluye obras importantes de los principales genios españoles: El Greco, Velázquez, José de Ribera, Murillo, Goya, Pablo Picasso, Joan Miró y Salvador Dalí. Sus fondos incluyen obras muy variadas en formato y estilo: retablos del renacimiento, lienzos barrocos de gran formato, bocetos de la época rococó, esculturas de madera policromada, paisajes de gusto impresionista, arte abstracto y una colección casi completa de grabados de Goya. Cuenta además con una selección de escultura internacional, de grandes maestros del siglo XX: Rodin, Aristide Maillol, Giacometti, Jacques Lipchitz, Henry Moore y Claes Oldenburg.

Índice

HistoriaEditar

El Museo Meadows se inauguró en 1965, gracias a la colección de arte español donada por Algur Hurtle Meadows (1899-1978), un empresario del petróleo que fundó la General American Oil Company de Texas.

Durante la década de 1950, Meadows viajó frecuentemente a Madrid, al haber obtenido una concesión para efectuar sondeos petrolíferos en España. Sus pretensiones inversoras no tuvieron el éxito esperado, pero durante esos años Meadows se familiarizó con el arte español. Se hospedó en un hotel cercano al Museo del Prado, que visitó asiduamente, y espoleado por lo que vio, empezó a reunir obras de arte español procedentes de colecciones privadas. Para 1962, ya había formado una distinguida colección.

 
Vista lateral del museo.

El Museo Meadows abrió sus puertas en 1965, en un edificio de líneas clásicas más bien reducido. Años después, varios expertos aconsejaron a Meadows un replanteamiento de la colección con un criterio más riguroso, pues detectaron varias falsificaciones y dudaban además de otras atribuciones. Superando la sensación inicial de decepción, Meadows inició una etapa coleccionista con renovados bríos, aconsejado por el joven experto William B. Jordan. En poco tiempo, gastaron más de un millón de dólares (suma muy elevada entonces) en nuevas obras, entre ellas El corral de locos de Goya. Muchas de las piezas más relevantes (como la Sibila de Velázquez) se adquirieron a la prestigiosa galería Wildenstein de Nueva York.

El fallecimiento de Meadows no detuvo las actividades del museo. Limitaciones de espacio obligaron a pensar en una nueva sede, y en el año 2000 se acometía la construcción de un nuevo edificio inspirado en Palladio. Mientras, algunas de las obras se expusieron en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y en el MNAC de Barcelona. El nuevo museo fue inaugurado en 2001 con la presencia del rey Juan Carlos I de España.

La relación entre el Museo Meadows y varios museos españoles se ha mantenido en el tiempo. En 2008, el Museo Meadows dedicó una exposición a dibujos de la Colección Juan Abelló, una muestra que (con variaciones) se había exhibido en el Thyssen. Coincidiendo con su 50º aniversario, el museo albergó en la primavera de 2015 una selección más amplia de obras de Abelló, a la que siguió en otoño del mismo año una histórica muestra con tesoros artísticos de la Casa de Alba. Así mismo, el Meadows ha ido exponiendo, como obra invitada, varias piezas prestadas por el Museo del Prado.

ColeccionesEditar

 
Retrato de Mariano Goya, nieto del pintor (1827), de Francisco de Goya. Última gran adquisición del museo, presentada al público en octubre de 2013.

El Museo Meadows alberga unas 200 pinturas y 800 dibujos y grabados. Abarca diez siglos de arte español, desde la España musulmana hasta Antoni Tàpies, si bien el grueso de la colección corresponde a la edad de oro de la pintura española, entre El Greco y Goya.

Edad Media y RenacimientoEditar

Los ejemplos más antiguos son tablas medievales, mayormente de autores anónimos, así como vestigios en piedra de la época musulmana. Destacan un tabernáculo catalán de finales del siglo XIV y las tablas San Blas entronizado como obispo de Martín Bernat y San Acacio y los 10.000 mártires del Monte Ararat de Fernando Gallego. Del Renacimiento, sobresalen un San Sebastián de cuerpo entero de Fernando Yáñez de la Almedina, considerado una de sus obras más raras e importantes, y La casulla de san Ildefonso de Juan de Borgoña.

De Antonio Moro a RiberaEditar

Un Retrato de Alejandro Farnesio de 1561 abre la sección más brillante de la colección. Su autoría es dudosa; se asignaba a Alonso Sánchez Coello pero el catálogo de la exposición en el Thyssen lo volvía a atribuir a Antonio Moro. Le siguen una Piedad de Luis de Morales, San Francisco en meditación de El Greco y tres obras de Velázquez: un retrato en busto de Felipe IV, que podría ser el primero que del rey hiciera el pintor, un pequeño retrato de Mariana de Austria, posiblemente el prototipo para los ejemplares de la Academia de San Fernando y Museo Thyssen-Bornemisza (en préstamo en el MNAC de Barcelona), y la llamada Sibila con tabula rasa, fechable hacia 1648 y que algunos identifican como la mujer joven de Las hilanderas.

La colección del barroco madrileño es relevante, e incluye a Claudio Coello (Santa Catalina derrotando al emperador Majencio), Juan Martín Cabezalero (San Jerónimo, 1666) y dos obras relevantes de Juan Carreño de Miranda: un curioso Retrato del enano Michol, y El martirio de san Bartolomé.

De Murillo existen cinco ejemplos, el repertorio más amplio reunido en un museo estadounidense: una Inmaculada, el gran paisaje Jacob pone las varas al rebaño de Labán, una Crucifixión y dos lienzos representando a Santa Justa y Santa Rufina de medio cuerpo.

Adquisición más reciente es una Adoración de los Pastores de Juan Bautista Maíno, uno de sus escasos lienzos de gran tamaño que se conservan fuera de España. Posteriormente se han sumado pinturas de Alonso Cano (El Niño Jesús dormido), Pedro de Camprobín (una pareja de floreros) y Miguel Jacinto Meléndez (retratos de Felipe V y su esposa María Luisa Gabriela de Saboya) así como dibujos de Valdés Leal, Zacarías González Velázquez y Antonio Carnicero.

José de Ribera sorprende con un Retrato de caballero con quevedos, rarísimo ejemplo de su faceta como retratista.

Goya y su épocaEditar

Junto a ejemplos de Francisco Bayeu y Vicente López (El barón Mathieu de Faviers, 1812), el Museo Meadows posee una amplia representación de Goya: seis pinturas y ediciones tempranas de sus principales series de grabados. Entre los cuadros, destacan El corral de locos, un Bodegón con aves y un Retrato de hombre con florete, a quien se identifica como el arquitecto Francesco Sabatini. Pero la joya del conjunto es el Retrato de Mariano Goya, nieto del pintor; firmado en 1827, es uno de los raros retratos goyescos de la etapa de Burdeos. Tras permanecer cuatro décadas casi escondido, en manos del naviero griego George Embiricos, este cuadro salió a la venta en 2013 y lo adquirió en Museo Meadows por una cifra no revelada, pero que se estima entre 6 y 9 millones de dólares.

Siglo XIXEditar

El repertorio del siglo XIX y principios del XX incluye a Mariano Fortuny, Anglada Camarasa, Aureliano de Beruete (Vista de Segovia desde el camino de Perogordo, 1908), Joaquín Sorolla (El ciego de Toledo, 1906), Martín Rico, Joaquín Mir (Alegoría, h. 1903) e Ignacio Zuloaga. Compra reciente es un óleo de Raimundo de Madrazo.

Arte moderno y contemporáneoEditar

El Meadows cuenta con pinturas de los grandes vanguardistas españoles del siglo XX: Picasso (Bodegón en un paisaje, 1915), Juan Gris (Paisaje cubista, 1917) y Joan Miró (La reina Luisa de Prusia, 1929), a los que se ha sumado en 2016 Salvador Dalí con L'homme poisson. Esta pintura de 1930 tiene especial relevancia en Texas pues se trata del primer óleo de Dalí que ingresa en un museo público del estado, y además entraña valor histórico pues se incluyó en la primera exposición de arte surrealista celebrada en Estados Unidos, en 1931.

También es relevante el fondo de obra gráfica y carteles del siglo XX, en el cual destaca un grupo de ocho raras estampaciones de los grabados picassianos Sueño y mentira de Franco cuando aún estaban sin terminar.

También hay ejemplos de artistas posteriores como Antonio Saura (Retrato de Mari, 1958), Antoni Tàpies, Esteban Vicente, Carmen Laffón, Miquel Barceló (Sopa de Europa, 1985), Jaume Plensa, Juan Muñoz y Santiago Calatrava (la escultura móvil Ola).

EsculturasEditar

Gracias a la iniciativa de Virginia Meadows, segunda esposa del magnate fundador, el museo alberga escultura internacional: Rodin, Aristide Maillol, Jacques Lipchitz y Giacometti. Al exterior se exhiben las de Plensa y Calatrava junto a otras de Henry Moore, Claes Oldenburg y otros autores.

Galería de obras destacadasEditar

Enlaces externosEditar