Museo al aire libre

Un museo al aire libre es un museo cuyas exhibiciones tienen lugar en un recinto abierto, es decir fuera de los confines de un edificio,[1]​ en superficies de distintas dimensiones, desde patios y parcelas a terrenos extensos como campos o poblaciones enteras (históricas o diseñadas a este fin).

Imagen histórica del Skansen, museo al aire libre y zoológico abierto, inaugurado alrededor de 1900, primer museo completo al aire libre definido como tal.
Imagen aérea de Stará Ľubovňa, una localidad eslovaca, parte de la cual sirve de museo al aire libe.
Vista del museo al aire libre de Bygdøy (Oslo), inaugurado en 1881, de los primeros de su tipo.

Tipos de museos al aire libreEditar

Algunos museos al aire libre se desarrollan en torno a elementos ya existentes, como edificaciones históricas o yacimientos arqueológicos, teniendo por tanto una posición fija y siendo sus principales elementos expositivos inalterables y amovibles.[2]

Otros tipos de museos al aire libre son aquellos que exponen objetos de gran tamaño, como vehículos, maquinaría, barcos, tramos de ferrocarriles, túneles y similares, o maquetas de grandes dimensiones. A su vez, un museo clásico puede contar más allá de sus exhibiciones en salas y galerías también con una o más exhibiciones al aire libre, normalmente por exponer piezas que por su tamaño o naturaleza requieren de espacio más amplio. Algunos museos al aire libre cuentan con varias ubicaciones.

Muchos de los museos de este tipo son museos vivientes y otros que ofrecen recreaciones y recorridos guiados e interactivos. Entre los museos al aire libre se incluyen y se presentan:[2]

  • colecciones de objetos de granes dimensiones,
  • edificios e instalaciones,
  • patios de museos cerrados,
  • exhibiciones de jardinería,
  • museos vivientes y recreaciones,
  • museos folk,
  • parques temáticos,[3]
  • poblaciones en miniatura,
  • planetarios de grandes dimensiones.

Algunos museos al aire libre pueden formar parte integral de una calle, un barrio o un municipio, no teniendo ningún rasgo que los separe físicamente del resto de la población.[4]​ La ciudad blanca de Tel Aviv, por ejemplo, es un espacio museístico que reúne las decenas de edificios al estilo Bauhaus repartidos por toda la ciudad. El conjunto de viviendas sociales sin terminar de la Comunidad de Madrid conforma un museo al aire libre que se enfoca en la arquitectura de este tipo de edificios del siglo xix.[5]​ Hay quienes consideran a calles, parques y avenidas emblemáticas y llenas de monumentos históricos y puntos de referencia cultural como museos al aire libre, como es el caso de La Rambla de Barcelona.[6]​ El conjunto de murales de arte urbano realizados en Puerto Rico a mediados de la década de 2010 también se considera por artistas y expertos un museo al aire libre.[7]

Origen y uso del conceptoEditar

El concepto del museo al aire libre tiene su origen en Escandinavia, donde a lo largo del siglo xix se hacía cada vez más común, y a partir de allí se fue extendiendo a nivel global. La primera extensa narración de la historia del museo al aire libre tuvo lugar en el libro del museólogo sueco Sten Rentzhog, llamado Open Air Museums: The History and Future of a Visionary Idea.

El primer museo en ser considerado oficialmente un museo al aire libre fue el Skansen («La fortaleza»), ubicado en la isla de Djurgården, en Estocolmo (Suecia).[8]​ Fundado en 1891, combina un zoológico y un museo que narra el modo de vida en Suecia durante los últimos siglos.

En algunos idiomas, como inglés, el uso del término open-air museum hace referencia sobre todo a un tipo concreto de museo –el museo de historia viva (en inglés, Living museum)–, siendo muchas veces uno el sinónimo del otro.[2]

Muchos de los museos al are libre incluyen este término en su nombre oficial, como es el caso del Museo de Escultura al Aire Libre de La Castellana o del Museo al Aire Libre de Aracena.[9]

Museos de historia vivaEditar

Los museos de historia viva, incluyendo museos vivientes, granjas vivientes y similares, son museos al aire libre donde intérpretes que forman parte del personal del museo (pudiendo ser en algunos casos actores profesionales o voluntarios aficionados) retratan la vida cotidiana o acontecimientos específicos de una época de la historia, interpretando a personas coetáneas vestidas de ropa de época, que realizan actividades cotidianas (tareas domésticas, ejercicio de sus oficios, producción de obras de artesanía, etc.) o acciones que representan el acontecimiento que se conmemora.

El objetivo es transmitir al público –por medio de la recreación y la demonstración activa– los antiguos estilos de vida y actividades históricas. Por ejemplo, al entrar en una casa típica, el visitante puede encontrarse con su «morador» cocinando, batiendo mantequilla, hilando lana o tejiendo. Fuera, en el campo, los labradores cultivan sus huertas sin el apoyo de equipo o maquinaría moderna. Entre los oficios que se presentan (con demonstraciones activas de su ejercicio), se incluyen artesanos tradicionales, como herreros, estañeros, plateros, tejedores, curtidores, armeros, toneleros, alfareros, molineros, aserradores, ebanistas, tallistas de madera, impresores, médicos y comerciantes.

Galería: Ejemplos de exhibiciones al aire libreEditar

ReferenciasEditar

  1. Rivière, Georges Henri (1993). La museología : cursos de museología, textos y testimonios. Akal. ISBN 84-460-0171-3. OCLC 36402013. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  2. a b c Venturi, Marco (2014). Town Planning Glossary : 10,000 Multilingual Terms in One Alphabet for European Town Planners (Reprint 2014 edition edición). ISBN 3-11-097185-2. OCLC 1124425354. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  3. Delgado Buscalioni, Ángela (2007). Rutas por museos y colecciones de paleontología La Rioja, Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Instituto Geológico y Minero de España. ISBN 978-84-7840-645-6. OCLC 835977053. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  4. Lorente, Jesús Pedro (2019). Public art and museums in cultural districts. ISBN 978-1-351-12028-9. OCLC 1048658864. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  5. Muñoz Fajardo, Ricardo (2016). Madrid, museo al aire libre (1. ed edición). Mablaz. ISBN 978-84-946060-3-8. OCLC 968731612. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  6. Masana, Herminia (2019). Un museo al aire libre : La Rambla más (des)conocida de Barcelona. ISBN 978-84-9117-994-8. OCLC 1090826436. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  7. Fonseca Barahona, Marvin; Muñiz, Jorge (2015). Puerto Rico : museo al aire libre. ISBN 978-0-9969197-2-2. OCLC 951029702. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  8. Bellander, Elisabeth Puyoles; Barba, César (20 de diciembre de 2011). Suecia. Estocolmo y alrededores. Ecos. ISBN 978-84-15491-33-0. Consultado el 24 de junio de 2021. 
  9. Fernández, Francisco Alejo (28 de octubre de 2003). Cultura Andaluza. E-book.. MAD-Eduforma. ISBN 978-84-665-2914-3. Consultado el 24 de junio de 2021.