Núcleo ambiguo

núcleo de neuronas

El núcleo ambiguo (nucleus ambiguus en latín) es un conjunto de neuronas localizadas en la parte caudal del tronco del encéfalo.[1][2][3]​ Está constituido por una columna de neuronas embebidas en la formación reticular de la médula oblongada.[1]​ Dentro del núcleo ambiguo se encuentran las motoneuronas que inervan la musculatura de la cavidad bucal, faringe y laringe y neuronas preganglionares parasimpáticas que conectan con las neuronas postganglionares en el corazón. El núcleo ambiguo recibe inervación de la corteza y de otras partes del encéfalo.[4]

Núcleo ambiguo
Gray695.png
El núcleo ambiguo es un núcleo dentro de la formación reticular. Sección transversal de la médula oblongada. Se destacan varios núcleos del tronco del encéfalo.
TA A14.1.04.253
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La principal función del núcleo ambiguo es proporcionar información branquiomotora a través del nervio vago (par X craneal) a los músculos intrínsecos laríngeos, de la faringe y el músculo tensor del velo del paladar. También envía fibras branquimotoras que son canalizadas por otros nervios craneales como el nervio glosofaríngeo y el componente motor del nervio trigémino.[4]

EstructuraEditar

Núcleo ambiguo= (Nucleus ambiguus) marcado abajo derecha. Médula oblongada. Dibujo del año 1858.

El núcleo ambiguo es una columna de neuronas en la parte inferior del tronco del encéfalo bastante conservada entre las diferentes especies.[5][6]​ Su localización es una columna rostro-caudal en posición ventro-lateral en la formación reticular de la médula oblongada, entre el núcleo facial localizado rostralmente y el núcleo accesorio en posición caudal.[1][6][7]

La estructura interna del núcleo ambiguo se puede clasificar en tres partes: compacta, semicompacta y difusa.

División compacta.

En posición rostral y dorsal al resto del núcleo ambiguo se encuentra un grupo de motoenuronas compactas que inervan el esófago.[6][7]

División semicompacta.

Neuronas que inervan la faringe y el músculo cricotiroideo de la laringe canalizado por el nervio glosofaringeo y nervio laríngeo superior del nervio vago.[6][7]

División difusa.

Motoneuronas localizadas en el tercio caudal que inervan la laringe, con excepción del músculo cricotiroideo, inervado por el nervio laríngeo recurrente del nervio vago.[6][7]

Además, en estudios de neuroanatomía elaborado en animales, se ha observado una formación externa de neuronas parasimpatícas preganglionares, que inervan el corazón, y cuyas fibras nerviosas son canalizadas por el nervio vago.[6][7]

Aferencias y eferenciasEditar

AferenciasEditar

Para la via motora descendente de las motoneuronas que inervan el paladar, faringe, laringe y otros músculos del cuello, el núcleo ambiguo recibe información desde la corteza premotora y otras áreas de la corteza por el trayecto corticobulbar que atraviesa la cápsula interna del cerebro.[4]​ La porción caudal del núcleo ambiguo también recibe señales de otros núcleos del tronco del encéfalo como el núcleo trigémino espinal y el núcleo solitario.[8]​ Las aferencias del último están implicadas en el ritmo respiratorio y en los movimientos reflejos de tos y vómito.[4]

EferenciasEditar

Las fibras eferentes del núcleo ambiguo tienen primero una trayectoria dorsal dentro de la médula para luego girar lateralmente cerca del núcleo dorsal del nervio vago hasta la salida del tronco del encéfalo en forma de 6 a 8 raíces en el surco lateral anterior de la médula oblongada. Las fibras branquiomotoras, a las que se unen las fibras emergentes parasimpáticas del núcleo dorsal del vago y las fibras sensitivas aferentes, constituyen el nervio vago.[4]​ Todas fibras branquimotoras del núcleo ambiguo se dividen en tres ramas del nervio vago. La primera es la rama faríngea que serán el principal nervio motor que inerva la faringe y el paladar blando, excepto músculo estilofaringeo (nervio glosofaringeo) y el músculo tensor del velo del paladar (rama motora del nervio trigémino). La segunda rama es la rama externa del nervio laríngeo superior que inerva el músculo cricotíroideo de la laringe, y el músculo constrictor inferior y el plexo faríngeo. La tercera rama es el nervio laríngeo recurrente que inerva la musculatura intrínseca de la laringe con excepción del músculo cricotiroideo.[4]

Importancia clínicaEditar

El núcleo ambiguo está implicado en el ritmo respiratorio.[4]​ Una irritación en las vías aéreas es transmitida al tronco del encéfalo y puede llevar a cabo una respuesta también participada por el núcleo ambiguo. Esta respuesta comprende una expulsión de aire energética por la contracción de los músculos intercostales y la pared abdominal que aumenta la presión en los pliegues laríngeos cerrados. Cuando la presión alcanza un valor se abren los pliegues laríngeos dando lugar a un tosido.[1]​ Un reflejo similar se da con el estornudo en el cual el núcleo ambiguo juega un papel similar.[1]

El núcleo ambiguo también participa en la deglución y su reflejo.[6][9]​ El paso de alimentos y líquidos al sistema digestivo implica la coordinación de músculos inervados por al menos cuatro pares craneales. El núcleo ambiguo participa en el paso del sólido y líquidos al esófago mediante modificación de la conformación de la cavidad bucal y el cierre de las vías aéreas.[9]​ Por último, el control motor de la laringe es fundamental para la protección de las vías aéreas inferiores y para la producción de la voz.[4]​ Los pliegues vocales crean una pequeña abertura que por el paso del aire hacen a estos pliegues vibrar. La contracción de los músculos de la cavidad bucal permiten articular estos sonidos para el habla.[9]

Una lesión o tumor que afecte al núcleo ambiguo o a las fibras nerviosas suele conducir a un cuadro clínico de disfagia y dificultad para la respiración y afonía. El síndrome de Wallenberg es producido por una obstrucción de la arteria cerebelosa inferior que irriga la médula oblongada. A una perdida de sensibilidad de la cara ipsilateral y las extremidades contralaterales, se acompaña con una dificultad de articular sonidos o de llevar a cabo la deglución. También existe una perdida de control muscular ipsilateral al verse afectado también el cerebelo por la falta de riego.[10]​ Una lesión bilateral del nervio vago o de las ramas que inervan la musculatura laríngea dan lugar a una parálisis completa de la laringe y, por consiguiente, al fallecimiento por asfixia.[4][8]

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Elliot L. Mancall, David G. Brock, ed. (2011). Gray's Clinical Neuroanatomy: The Anatomic Basis for Clinical Neuroscience (en inglés). Elsevier. p. 167. ISBN 978-1-4160-4705-6. (requiere registro). 
  2. Comité Federal sobre Terminología Anatómica, ed. (2001). Terminología Anatómica. Terminología Anatómica Internacional. Madrid (España): Editorial Médica Panamericana. p. 111. ISBN 84-7903-614-1. 
  3. Dauber, Wolfgang (2007). Feneis. Nomenclatura Anatómica Ilustrada (Quinta edición). Madrid (España): Elsevier España. p. 334. ISBN 978-84-458-1642-4. 
  4. a b c d e f g h i Wilson-Pauwels, Linda; Stewart, Patricia A.; Akesson, Elizabeth J.; Spacey, Siân D. (2010). «X. Vagus nerve». Cranial Nerves: Function and Dysfunction (en inglés). Estados Unidos: PMPH USA. pp. 181-201. ISBN 9781607950318. 
  5. Ann B. Butler, William Hodos, ed. (2005). «Chapter 28. Auditory and Vocal Forebrain in Amniotes». Comparative Vertebrate Neuroanatomy. Evolution and Adaption (en inglés) (Segunda edición). Hoboken, New Jersey: John Wiley & Sons. pp. 571-591. ISBN 0471210056. 
  6. a b c d e f g Rudolf Nieuwenhuys, Jan Voogd, Christian van Huijzen, ed. (2008). «Chapter 21. Motor Systems». The Human Central Nervous System (en inglés). Berlín: Springer-Verlag. pp. 841-887. ISBN 978-3-540-34684-5. 
  7. a b c d e Bieger, Detlef; Hopkins, David A (1987). «Viscerotopic Representation of the Upper Alimentary Tract in the Medulla Oblongata in the Rat: the Nucleus Ambiguus.». The Journal of Comparative Neurology 262: 546-562. 
  8. a b Afifi, Adel K; Bergman, Ronald A. (2006). Neuroanatomía funcional: texto y atlas (Segunda edición). México D.F.: McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A. p. 90. ISBN 0071408126. 
  9. a b c Monkhouse, Stanley (2006). «Chapter 13. Swallowing and Speaking, Bulbar Palsy, Pseudobulbar Palsy, Broca's Area.». Cranial Nerves. Functional Anatomy (en inglés). New York: Cambridge University Press. pp. 79-82. ISBN 978-0-511-13272-8. 
  10. Rudolf Nieuwenhuys, Jan Voogd, Christian van Huijzen, ed. (2008). The Human Central Nervous System (en inglés) (Cuarta edición). Berlín: Springer-Verlag. p. 103. ISBN 978-3-540-34684-5. (requiere registro).