Nacionalidad checa

La nacionalidad o ciudadanía checa es el vínculo jurídico que liga a una persona física con la República Checa y que le atribuye la condición de ciudadano. La ley de esta nacionalidad se basa en el concepto jurídico de ius sanguinis (derecho de sangre). En otras palabras, ser hijo de un ciudadano checo es el método principal para adquirir la ciudadanía (junto con la naturalización). El nacimiento en la República Checa de padres extranjeros es en sí mismo insuficiente para conceder la nacionalidad. La ley de nacionalidad checa entró en vigor el 1 de enero de 1993, fecha de la disolución de Checoslovaquia, y fue modificada en 1993, 1995, 1996, 1999, 2002, 2003 y 2005. Desde el 1 de enero de 2014, se permite la doble nacionalidad bajo la ley checa.[1][2]​ Todos los ciudadanos checos son automáticamente ciudadanos de la Unión Europea.

AdquisiciónEditar

Por nacimientoEditar

Como es típico en Europa, la ley de nacionalidad checa se basa en el principio de ius sanguinis. En principio, cualquier persona hija de un ciudadano checo obtiene la nacionalidad checa al nacer. Si una persona tiene ambos abuelos checos, ya sea por vía materna o paterna, puede adquirir la nacionalidad checa, la cual solo se transmitirá hasta los nietos. Nacer en la República Checa o en otro lugar es irrelevante. Cuando solo el padre es checo y no está casado con la madre de su hijo, se requiere una prueba de paternidad: los padres deben hacer una declaración concertada ante la Oficina de Registro o en un tribunal, presentar una prueba de ADN o una determinación judicial relacionada con la paternidad del niño.

Los nacidos en la República Checa de padres no checos no adquieren la ciudadanía, a menos que:

Los niños menores de 15 años que se encuentren en el territorio de la República Checa, y que no se pueda establecer la identidad de los padres, son considerados ciudadanos checos.

EmigrantesEditar

Durante la era comunista (1948-1989), cientos de miles de checoslovacos emigraron a otros países del Occidente. El régimen castigó a los emigrantes eliminándoles su ciudadanía checoslovaca, junto con la confiscación de bienes y sentencias de prisión in absentia. Desde la Revolución de Terciopelo de 1989, muchos emigrantes exigieron que se les restableciera su ciudadanía. Entre 1999 y 2004, una medida especial les permitió recuperar la ciudadanía, pero algunas personas se aprovecharon de esta ley, y la ciudadanía se les otorgó en vez de restaurarse, obteniendo así la doble nacionalidad. Algunas personas de Volinia y Rumania también obtuvieron la ciudadanía.

Por declaraciónEditar

Si una persona era ciudadana de la República Federal Checa y Eslovaca al 31 de diciembre de 1992, puede declarar la ciudadanía de la República Checa o de Eslovaquia (obteniendo la nacionalidad eslovaca) suponiendo que no tiene otra ciudadanía. La disposición eslovaca que permite esta concesión expiró en 1993, sin embargo, su equivalente checa permanece en la ley de ciudadanía.

Por naturalizaciónEditar

Los extranjeros residentes o apátridas que hayan tenido durante al menos cinco años un derecho de residencia permanente (tres años en caso de que el solicitante sea ciudadano de Suiza o de un Estado miembro de la Unión Europea y/o del Espacio Económico Europeo) y hayan vivido en la República Checa durante la mayor parte de ese tiempo, pueden solicitar la naturalización si tienen buena conducta y no representan una amenaza para la sociedad, no fueron condenados a prisión o fueron condenados en un Estado extranjero por un delito que no es punible en la República Checa, demuestran una fuente de ingresos y no necesitan asistencia social, están bien adaptados a la sociedad checa y dominan el idioma checo (las personas que tienen o tuvieron ciudadanía eslovaca o que poseen discapacidades físicas o mentales que les impidan adquirir conocimientos de la lengua checa están exentos de los requisitos de idioma). Además, los solicitantes deben demostrar un conocimiento básico del sistema constitucional, la cultura, geografía, e historia checa, entre otros.

Los padres pueden solicitar la naturalización de sus hijos menores de 15 años, y la misma se realiza a discreción del Ministerio del Interior.

Se puede prescindir de ciertas condiciones para adquirir la ciudadanía si la persona tiene un permiso de residencia permanente y:

  • Nació en el territorio de la República Checa;
  • Ha vivido allí durante al menos diez años seguidos;
  • Ha tenido la ciudadanía checa en el pasado;
  • Fue adoptado por un ciudadano checo;
  • Su cónyuge es ciudadano checo;
  • Al menos uno de sus padres es ciudadano checo;
  • Se mudó a la República Checa antes del 31 de diciembre de 1994 por invitación del gobierno checo;
  • Es apátrida o tiene estatus de refugiado en la República Checa;[3]​ o
  • Contribuyó significativamente a la República Checa en el ámbito científico, educativo, cultural, humanitario, etcétera.

Pérdida de la ciudadaníaEditar

 
Página de información de un pasaporte checo

InvoluntariaEditar

La pérdida involuntaria de la ciudadanía checa está constitucionalmente prohibida. Sin embargo, antes de la ley de nacionalidad de 2013 (vigente a partir del 1 de enero de 2014), algunos emigrantes argumentaban que las restricciones a la doble ciudadanía eran una forma de privación involuntaria de la ciudadanía.[4]

Voluntaria (restricciones a la doble ciudadanía)Editar

Se puede renunciar a la ciudadanía checa voluntariamente si esto no implica que la persona quede apátrida, a menos que sea por nacimiento o matrimonio. La República Checa no exige que los niños nacidos con otra nacionalidad renuncien a la checa al ser mayores de edad.

Comprobación de la ciudadaníaEditar

La ciudadanía checa puede ser probada por:

  • Un documento nacional de identidad (en checo, občanský průkaz; obligatorio para los mayores de 15 años);
  • Un documento de viaje, por ejemplo, un pasaporte checo;
  • Un certificado de ciudadanía checa emitido por el Ministerio del Interior que tenga menos de 12 meses desde la fecha de emisión;[5]​ o
  • Un certificado de matrimonio checo, pero solo si se incluyen los detalles de ciudadanía.

Doble nacionalidadEditar

Desde 2014, la República Checa permite la doble nacionalidad.[nota 1]​ Siempre y cuando la ley de nacionalidad del otro país lo permita, un nacional checo puede adquirir una ciudadanía extranjera y conservar la checa, y un extranjero puede obtener la nacionalidad checa sin perder su nacionalidad de origen. Algunos países no permiten la doble ciudadanía. Por ejemplo, si una persona adquirió las nacionalidades checa y japonesa por nacimiento, debe declarar ante el Ministerio de Justicia japonés, antes de cumplir los 22 años, qué ciudadanía desea conservar. El gobierno checo mantiene un registro de aquellos nacionales que poseen una nacionalidad concurrente además de la checa.

Ciudadanía de la Unión EuropeaEditar

Debido a que la República Checa forma parte de la Unión Europea, los ciudadanos checos también son ciudadanos de la misma según el derecho comunitario, y, por lo tanto, gozan del derecho a la libre circulación y tienen derecho a votar en las elecciones al Parlamento Europeo.[6]​ Cuando se encuentren en un país no perteneciente a la Unión Europea, en el cual no exista ninguna embajada checa, los nacionales de la República Checa tienen derecho a obtener la protección consular de la embajada de cualquier Estado miembro de la UE presente en ese país. También pueden vivir y trabajar en cualquier país dentro de la Unión Europea como resultado del derecho de libre circulación y residencia otorgado en el artículo 21 del Tratado de la UE.[7]

Requisitos de visadoEditar

 
     República Checa     Libre movimiento     No se requiere visa     Visa a la llegada     Visa electrónica     Visa disponible tanto a la llegada como en línea     Se requiere visa antes de la llegada

Los requisitos de visado para ciudadanos checos son las restricciones administrativas de entrada por parte de las autoridades de otros Estados a los ciudadanos de la República Checa. En julio de 2019, los ciudadanos checos tenían acceso sin visado o visa a la llegada a 181 países y territorios, clasificando al pasaporte checo en el octavo lugar del mundo según el Índice de restricciones de Visa.[8]

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

NotasEditar

  1. La nacionalidad múltiple o ciudadanía múltiple es el estatus jurídico que disfrutan ciertos individuos, al ser reconocidos como nacionales simultáneamente por varios Estados. La doble ciudadanía es la condición de ser ciudadano de dos naciones; también es llamada doble nacionalidad, siendo este estatus más común que el de nacionalidad múltiple.

ReferenciasEditar

  1. «New Citizenship legislation of the Czech Republic». Consulado General de la República Checa en Nueva York (en inglés). 27 de febrero de 2014. Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  2. «New citizenship law». Consulado General de la República Checa en Toronto (en inglés). 23 de septiembre de 2013. Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  3. «Granting Nationality of the Czech Republic». Ministerio del Interior de la República Checa (en inglés). Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2012. Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  4. «Dual Citizenship Duel - soc.culture.czecho-slovak | Google Groups» (en inglés). Groups.google.com.au. Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  5. «Application for Certificate of Czech Citizenship (CCC)». Consulado General de la República Checa en Toronto (en inglés). Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  6. «Chequia». Unión Europea. Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  7. «Treaty on the Function of the European Union (consolidated version)» (PDF). Eur-lex.europa.eu (en inglés). Consultado el 7 de agosto de 2019. 
  8. «The Henley Passport Index» (PDF). Henley & Partners (en inglés). 2 de julio de 2019. Consultado el 31 de enero de 2020. 

Enlaces externosEditar