Abrir menú principal

El nacionalismo católico es una doctrina y un movimiento político nacionalista y católico[1]​ fundado en la filosofía tomista,[2]​ la doctrina social de la Iglesia y el catolicismo social.[cita requerida]

Índice

DoctrinaEditar

  • En general, sus posiciones coinciden con las de la Iglesia católica. Y, en particular, con la visión social y política de los Papas León XIII, San Pío X, Pío XI, Pío XII y Juan XXIII.[3]
  • Valora positivamente el legado grecolatino, el medioevo y la hispanidad.
  • Es iusnaturalista.
  • Sostiene que la vida humana se inicia durante la concepción, por lo cual rechaza el aborto.[4]
  • Tiene una concepción tradicional de la familia,[5]​ por lo que se opone al divorcio vincular[6]​ y a que se considere matrimonio a la unión de personas del mismo sexo.
  • Reconoce y defiende el derecho a la propiedad privada, en el marco de la doctrina social de la Iglesia.[7]
  • Proclama enfáticamente los principios de primacía del bien común y de subsidiariedad del Estado.
  • Aunque es "accidentalista" en materia política, prefiere un gobierno "fuerte" a la anarquía.
  • No esconde su crítica ante el sistema democrático liberal en general[8]​ y la forma de la partidocracia en particular, considerándola como una corrupción en la gestión del bien común, generadora de tiranía y anarquía y de caos social, así como un medio proclive a cualquier forma de degeneración social.
  • Favorece la existencia de sociedades intermedias (ver gremialismo).
  • Propicia un corporativismo horizontal.[9]
  • Declara su preferencia por las formas mixtas de Gobierno, en las cuales se encuentren presentes y garantizados la autoridad y la unidad política, el mérito y la representación popular corporativa.
  • Es anticomunista.[10]
  • Se opone al relativismo moral y al laicismo.[11]
  • Es partidario de posibilitar la enseñanza religiosa en las escuelas (o de mantenerla en aquellos países en que se realiza).
  • En el período de entreguerras, algunos nacionalistas católicos consideraron la posibilidad de que otros movimientos nacionalistas (como el fascismo) pudieran ser aliados coyunturales frente al comunismo.[12]
  • Algunos nacionalistas católicos han criticado el sionismo.
  • No existe en el nacionalismo católico nada parecido a la doctrina racial del nazismo.[13]​ Cualquier duda sería despejada, desde que el papa Pío XI "condenara al nacional-socialismo en la encíclica Mit brennender Sorge, dirigida al episcopado alemán en el transcurso del año 1937"[14]​ y que tuvo importante repercusión. Por ejemplo, Meinvielle consideraba que el fascismo constituía la traducción política del panteísmo hegeliano y también —siguiendo las enseñanzas del documento— caracterizaba al nacionalsocialismo como un movimiento cultural formalmente precristiano y esencialmente pagano, en su pretensión de recrear los mitos nórdicos de las antiguas divinidades germánicas.[15]​ El nacionalismo católico sigue las enseñanzas de la Iglesia[16]​ también en este aspecto.
  • No tiene ninguna relación con el separatismo.
  • Usualmente sostiene una posición cercana al tradicionalismo católico.
  • En la actualidad, no se definen ellos mismos como nacionalistas católicos, puesto que el nacionalismo como ideología, entendido como exaltación de lo propio frente a lo extranjero, es rechazado por la Iglesia,[17]​contraponiéndosele la virtud cristiana del patriotismo, que obliga al servicio a la comunidad.

El nacionalismo católico en la ArgentinaEditar

 
Hugo Wast (Gustavo Adolfo Martínez Zuviría).
 
Padre Leonardo Castellani (1899-1981), uno de los inspiradores del Nacionalismo Católico Argentino.

En la Argentina el nacionalismo católico es además hispanista.[cita requerida]

Sus principales referentes fueron los sacerdotes católicos Julio Meinvielle[18]​ y Leonardo Castellani, y los filósofos Jordán Bruno Genta y Carlos Alberto Sacheri.[19]​ También el escritor y político argentino Gustavo Martínez Zuviría ―también conocido por su seudónimo Hugo Wast―.

En la actualidad existe un Grupo de Investigación Carlos A. Sacheri,[20]​ que ha publicado el libro La primera guerra del Siglo XX argentino.

La Unión Federal Demócrata Cristiana fue un partido político integrado por sectores nacionalcatólicos y democristianos.[21]

Los dictadores José Félix Uriburu[22]​ (del 8 de septiembre de 1930 al 20 de febrero de 1932.), Pedro Pablo Ramírez (del 7 de junio de 1943 al 25 de febrero de 1944) y Juan Carlos Onganía (del 29 de junio de 1966 al 8 de junio de 1970) principalmente y algunos otros presidentes de facto estuvieron vinculados con el nacionalismo católico,[cita requerida] en cambio, otros presidentes de facto, como Agustín Pedro Justo, Pedro Eugenio Aramburu y Jorge Rafael Videla, considerados liberales,[¿por quién?]estuvieron enfrentados a los grupos militares identificados como nacionalistas católicos.[cita requerida]

La figura de Juan Domingo Perón despierta controversia entre los nacionalistas católicos argentinos, ya que un sector lo reivindica, mientras que otro lo repudia al considerarlo responsable de la Quema de iglesias del 16 de junio de 1955, permitir la apertura de establecimientos para ejercer la prostitución y la sanción de la Ley Nº 14.394, cuyo artículo 31 incluye el divorcio. También lo ha considerado perteneciente a la masonería.[23]

Su principal medio[cita requerida] de difusión es la Revista Cabildo, actualmente dirigida por Antonio Caponnetto,[24]​con una marcada línea editorial xenófoba y antisemita.[25][26][27][28]

De 1988 a 2010 existió un partido nacionalista católico llamado Movimiento por la Dignidad y la Independencia (MODIN)[cita requerida] y en la actualidad, desde 1996 el Partido Popular de la Reconstrucción se considera nacionalista católico.[cita requerida]

El nacionalismo católico en ChileEditar

Intelectuales importantes del nacionalismo católico han sido el sacerdote Osvaldo Lira y Juan Antonio Widow.[29]

El nacionalismo católico en ColombiaEditar

El nacionalismo católico caracterizó a Laureano Gómez en los años 1930-1946.[30]

El nacionalismo católico en Costa RicaEditar

El nacionalismo y el catolicismo eran partes importantes de la doctrina política del caudillo y presidente Rafael Ángel Calderón Guardia en los años 40 (conocida como calderonismo). Sergio Villena Fiengo El componente católico se ha sumado al “nacionalismo étnico metafísico” (Jiménez, 2002), según el cual la identidad nacional tiene como “esencia” a la raza blanca, la meseta central, la democracia rural, la sencillez y humildad de los campesinos pobres y el apego a los valores de la paz.[31]

El nacionalismo católico en CubaEditar

Desde 1844, el Diario de la Mañana, fiel a los ideales hispánicos, tenía por principios «Dios, Patria, Hogar».[32]​ En 1959 sus instalaciones fueron expropiadas por el gobierno revolucionario encabezado por Fidel Castro.

El nacionalismo católico en EspañaEditar

En España el nacionalismo católico es denominado nacionalcatolicismo, en gran medida vinculado al franquismo, régimen autoritario caracterizado por el nacionalismo español, el anticomunismo y el catolicismo.

Sin embargo, el Partido Nacionalista Vasco en sus orígenes se hallaba próximo al nacionalismo católico, aunque, en la actualidad, se autodefine como aconfesional.

El nacionalismo católico en MéxicoEditar

El nacionalismo católico en México ha sido representado por agrupaciones políticas y partidos de derecha y centroderecha como el Partido Católico Nacional, La Unión Nacional Sinarquista que tiene entre sus múltiples inspiraciones a los movimientos fascistas europeos del periodo de entreguerras, en especial a la FE de las JONS, y el Partido Demócrata Mexicano, en la actualidad tiene como máximo exponente el sector más doctrinario del Partido Acción Nacional, partido fundado en los años treinta del siglo pasado, franquista en sus orígenes,[cita requerida] con un fuerte componente de integrismo católico, que durante décadas luchó por abrir la dictadura del PRI, obteniendo la victoria en las elecciones presidenciales del año 2000 cuando se vino abajo el sistema priísta. Sus principios defienden el nacionalismo hispánico en México y la Doctrina Social Cristiana.

El nacionalismo católico en Puerto RicoEditar

El nacionalismo católico en Puerto Rico fue representado principalmente por el Partido Nacionalista de Puerto Rico de Pedro Albizu Campos.

CríticasEditar

A diferencia de la jerarquía eclesiástica católica,[33]​ los nacionalistas católicos no se han lamentado públicamente por las acciones de algunos fieles católicos en el pasado, como las condenas inquisitoriales por herejía.[34]

ReferenciasEditar

  1. http://www.nacionalismocatolico.com
  2. http://ec.aciprensa.com/wiki/tomismo
  3. www.galeon.com/razonespanola/re98-nal.htm
  4. http://ec.aciprensa.com/wiki/Aborto
  5. http://www.fundacionspeiro.org/verbo/1987/V-259-260-P-1095-1104.pdf
  6. http://ec.aciprensa.com/wiki/Divorcio
  7. http://www.fundacionspeiro.org/verbo/1980/V-189-190-P-1309-1336.pdf
  8. http://www.fundacionspeiro.org/verbo/1991/V-291-292-P-17-51.pdf
  9. Pío XI (15 de mayo de 1931). «Quadragesimo anno». Santa Sede. Libreria Editrice Vaticana. 
  10. Pío XI (19 de marzo de 1937). «Divini redemptoris». Santa Sede. Libreria Editrice Vaticana. 
  11. http://www.lasalle.es/catequesis2/L/Laicismo.html
  12. César Pico, “Carta a Jacques Maritain sobre la colaboración de los católicos con los movimientos de tipo fascista”, en revista Criterio, 1937.
  13. Enrique Rau, El racismo nacional-socialista y el cristianismo, Gladium, Buenos Aires, 1939.
  14. Franco Andrés Cava, Los orígenes del nacionalismo católico (1919-1941),
  15. http://www.austral.edu.ar/ua/newsletter-i/ago_02_07/bosca_enciclica.pdf (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  16. Pontificia Comisión «Justitia et Pax» (3 de noviembre de 1988). «La Iglesia ante el racismo». Santa Sede. 
  17. Consejo pontificio «Justicia y Paz» (2009). «Comunicado del Consejo pontificio «Justicia y Paz». Conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y demás formas de intolerancia». Santa Sede. 
  18. http://www.juliomeinvielle.org
  19. El orden natural, varias ediciones.
  20. http://www.celtyv.org/index.php?option=com_content&view=article&id=115=44 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  21. http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/fares.pdf
  22. Entrevista a Rosendo Fraga Autor: Felipe Pigna
  23. «Licio Gelli cuenta cómo inició a Perón en la masoneria - Perfil.com». Perfil.com. Consultado el 31 de marzo de 2016. 
  24. https://web.archive.org/web/20110617001835/http://www.argentinacc.com.ar/Medios_de_comunicacion-Revistas----Argentina.htm
  25. Vitale, María Alejandra (2011). «Guerra de lenguajes. Prensa escrita y política lingüística en la radiofonía argentina: el caso de 1943». En Universidad Nacional del Sur. Cuadernos del Sur. Bahía Blanca.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  26. «La Nueva Provincia: un ejemplo de coherencia». Diario Registrado. Buenos Aires. 6 de 2011.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  27. Jorge Saborido, 2004. El antisemitismo en la Historia argentina reciente: la revista Cabildo y la conspiración judía (PDF).
  28. Marguerite Feitlowitz, quoted by Leonardo Senkman, 1989. El antisemitismo en la Argentina.
  29. http://www.mrns.cl/foro/index.php?topic=46.0;wap2 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  30. H. E. Pérez Rivera, "El nacionalismo católico colombiano", Revista Universidad de Caldas, 2006.
  31. Villena Fiengo, Sergio (2009-2010). «'Del futbol y otros demonios; futbol, religión y nacionalismo en Costa Rica». Anuario de Estudios Centroamericanos, Universidad de Costa Rica (35-36:): 137-147,. doi:0377-7316 |doi= incorrecto (ayuda). 
  32. «Copia archivada». Archivado desde el original el 28 de agosto de 2007. Consultado el 7 de abril de 2011. 
  33. Por ejemplo, el Papa Juan Pablo II en su Carta Apostólica Tertio Milenio Adveniente, 10-11-94
  34. http://arvo.net/la-inquisicion/la-verdad-sobre-la-inquisicion/gmx-niv484-con11645.htm

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar