Neófito Nasri

obispo de Saidnaya

Neófito Nasri (1670-1731), fue obispo de Saidnaya de la iglesia católica greco-melquita y tuvo un papel preeminente en la escisión de la Iglesia melquita en 1724.

Neófito Nasri
Información personal
Nacimiento 1670 Ver y modificar los datos en Wikidata
Alepo (Imperio otomano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de febrero de 1731 Ver y modificar los datos en Wikidata
Roma (Estados Pontificios) Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Sacerdote católico Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Obispo católico (desde 1722)
  • Obispo diocesano (desde 1722) Ver y modificar los datos en Wikidata

VidaEditar

Nasrallah Neophytos Nasri nació en Aleppo en 1670. Ingresó joven como monje en el Monasterio de Nuestra Señora de Balamand y en 1696 fue uno de los fundadores de la Orden basiliana de San Juan Bautista. Sirvió también como predicado en Amid. En 1722 fue nombrado obispo de Saidnaya, y consagrado obispo en el mismo año por el Patriarca Athanasius III Dabbas.[1]

El 1 de octubre de 1724 consagre Cyril VI Tanas como obispo y Patriarca de la Iglesia Melquita, originando así la escisión de la Iglesia Melquita.[2][3]​ Tras las persecuciones del partido ortodoxo, tuvo que abandonar Saidnaya y en 1730 se trasladó a Roma, donde murió el 21 de febrero de 1731 y fue enterrado en la capilla de Propaganda Fide.[1]

Una biografía de Neófito Nasri fue escrita por su discípulo Ignatius Quandalaft.[4]

ReferenciasEditar

  1. a b Graf, Georg (1960). «57.1». Geschichte der christlichen arabischen Literatur, Volume 3. Biblioteca Apostolica Vaticana. p. 236. 
  2. on September 20 according to the Julian calendar
  3. Nasrallah, Joseph (1963). Sa Beatitude Maximos IV et la succession apostolique du siege d'Antionche. Paris. p. 55. 
  4. published in French in Rabbath, Antoine (1910). Documents inédits pour servir à l'histoire du christianisme en Orient, Volume 1. A. Picard et fils. pp. 597-621.