Neosolteros

Neosolteros es un término utilizado desde el decenio de los 90, empleado por la escritora española Carmen Alborch, en su libro Solas: gozos y sombras de una manera de vivir, el cual define un "nuevo" estado civil por convicción de la persona cuya prioridad es el bienestar emocional, el éxito profesional y económico, mas no el sentimental, es decir el de tener noviazgo o pareja estable.[1][2]

Éxito personal y Neosolteros
Felicidad y soltería
Felicidad y soltería.

Características del estadoEditar

Los Neosolteros son tanto mujeres como hombres con un poder adquisitivo medio y alto y con estudios de al menos nivel licenciatura o posgrados, que han decidido libremente no formalizar una relación en pareja, es decir, su prioridad no es el matrimonio ni formar una familia.

También hay que aclarar que lo anterior no significa estar solo, pues un “neosoltero” puede encontrarse en una relación sentimental pero sin compromiso formal.

Contenido de vida psicológicoEditar

A estas personas no les interesa tener una relación estable, casarse y mucho menos tener hijos, sino que más bien se preocupan por alcanzar el éxito y tener una vida profesional plena y tranquila. La psicología explica que, para ellos, estar en pareja no es la manera más agradable para vivir, porque se enfocan en los negocios. Además no se sienten listos para renunciar a su libertad y no están dispuestos a sacrificar muchas cosas, ni –mucho menos– a compartir un espacio. Este estado de convicción suele suscitarse en las edades desde los 25 hasta los 50 años.[3]

Están enfocados es su bienestar emocional, físico y mental.

La sexualidad en neosolterosEditar

Al no tener parejas estables, los neosolteros sostienen relaciones sexuales recurrentes o esporádicas, según su elección. Existen ciertos riesgos, como que sus parejas terminen vinculándose emocionalmente con esta persona, pero sin reciprocidad, ya que su proyecto de vida cambiaría. Esto puede plantear riesgos emocionales que de pronto no quieren asumir.[4]

VentajasEditar

Tienen control de su realidad, de todo lo relacionado con su vida cotidiana, de su familia, y de su dinero. Según los psicólogos, se trata más bien de una ilusión, ya que estas personas se caracterizan por tener relaciones sexuales con otras, y así ya pueden estar creando un vínculo afectivo. Un verdadero neosoltero es quien decide pasar el resto de su vida solo, sin tener algún tipo de relación sentimental.[5]​ Los términos solterón o solterona ya no les incomodan, pues sienten que «tienen el mundo en sus manos», y que tampoco los dejó el tren, como se dice popularmente en algunos países.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar

¿Eres Neosoltero? Características de este nuevo estilo de vida, Vanguardia

Véase tambiénEditar