Abrir menú principal

Nycticorax nycticorax

especie de ave pelecaniforme

DescripciónEditar

 
Adulto en Canadá.
 
Juvenil.

Es una garza rechoncha y de tamaño medio (entre 60 y 65 cm). Es notable la escasa longitud de su cuello, si lo comparamos con el de otras garzas, como la garza real o la garceta común. Se caracteriza por sus ojos de color rojo intenso. El plumaje de las partes inferiores es principalmente blanquecino grisáceo. El cuello puede ser blanco o gris claro. El rostro, garganta y vientre son de color blanco puro. El píleo, nuca y espalda son de color negruzco, aunque de tonalidad cambiante, y las alas son de color gris. A los adultos les salen de la nuca dos o tres plumas blancas largas y estrechas, algo más largas en el macho que en la hembra.

Las patas y pies son de color amarillo pálido (algo más intenso en época de cría). El pico, robusto pero no excesivamente largo, es verdoso en la base y negro en la parte superior.

Los juveniles muestran un plumaje veteado en marrón y blanco, así como ojos de color miel o amarillos. No presentan las plumas de la nuca hasta el primer año de vida.

Es un ave de costumbres eminentemente crepusculares y nocturnas, aunque en época de cría es posible verla en actividad a la luz del día.

Taxonomía y etimologíaEditar

 
Ejemplar de N. n. nycticorax en Japón.

Nycticorax nycticorax es la especie tipo del género Nycticorax, perteneciente a la familia de las garzas, Ardeidae.[4]​ A su vez, las garzas se clasifican en el orden Pelecaniformes, junto a otras cuatro familias de aves acuáticas: Pelecanidae (pelícanos), Threskiornithidae (ibis y espátulas), Balaenicipitidae (picozapato) y Scopidae (ave martillo).[5]

Esta ave fue descrita científicamente por Carlos Linneo en 1758, en la décima edición de su obra Systema naturae, con el nombre científico de Ardea Nycticorax,[6]​ que significa «garza cuervo nocturno». En 1828, el naturalista inglés Thomas Ignatius Maria Forster lo trasladó al género Nycticorax.[4]​ El nombre de su género y especie procede de la combinación de las palabras griegas nyktos (noche) y korax (cuervo). Hace referencia a sus hábitos nocturnos y sus graznidos, similares a los del cuervo.[7]

Se reconocen cuatro subespecies de Nycticorax nycticorax :[8]

 
Los martinetes del norte son migratorios.

DistribuciónEditar

 
Atrapando un gran pez.

El hábitat de cría de esta ave son los humedales de agua salada, en gran parte del planeta. La subespecie N. n. hoactli anida en toda América, desde Canadá hasta Patagonia. La subespecie nominal, N. n. nycticorax en Europa, Asia y África. Las poblaciones del hemisferio norte son principalmente migratorias. Las poblaciones de Eurasia pasan el invierno en el África tropical y el sur de Asia, y las de América lo hacen en México, el sur de Estados Unidos y en Centroamérica. En cambio, las poblaciones del hemisferio sur son sedentarias.

ComportamientoEditar

 
Adulto incubando en el nido.

AlimentaciónEditar

Se alimenta principalmente de peces, anfibios, pequeños reptiles e insectos. Excepcionalmente puede completar su dieta con algún ratón.

ReproducciónEditar

 
Huevo de Nycticorax nycticorax

Estas garzas llegan a sus zonas de nidificación en marzo. Los machos comienzan el complejo ritual de selección de pareja antes de la construcción del nido. Una vez establecida la pareja, se construye el nido sobre un árbol o un matorral alto a unos cuatro o cinco metros de altura. El nido es una sencilla estructura de palos, ramas y otros elementos.

La puesta se realiza entre mayo y junio, y consiste en tres o cuatro huevos de un pálido verde azulado. La incubación, en la que se alternan el macho y la hembra, dura unos 20-21 días. Una vez eclosionados los huevos, ambos progenitores alimentan a los pollos, que permanecerán en el nido tres o cuatro semanas, aunque luego volverán a él para dormir.

En la culturaEditar

En Chiloé, un archipiélago del sur de Chile, esta ave tiene un papel importante en la mitología local, porque es asociada con la brujería y las fuerzas del mal. Se cree que es la forma que adopta la Voladora para cumplir sus tareas. Ésta es una mujer mensajera de los brujos de Chiloé que vomita sus entrañas y se desplaza por el aire emitiendo gritos espeluznantes y carcajadas.[nota 1]

En Bolivia, el nombre de la localidad de Guaqui, ubicada en el departamento de La Paz, proviene del sonido que emite esta ave.[9]

Nombres comunesEditar

Nombre Pais
garza bruja   Argentina
guaco   Colombia
  Venezuela
chocuaco
martinete capinegro
  Costa Rica
huairavo   Chile
gauda
bauda
  Chiloé
guanabá de la Florida   Cuba
martinete común[10]   España
huaco
cuaco
wacana
garza nocturna coroninegra
pedrete corona negra
pedrete gris
  México
rey congo cabeza negra   República Dominicana

NotasEditar

  1. El grito de esta ave suena parecido a "huac, huac".

ReferenciasEditar

  1. BirdLife International (2012). «Nycticorax nycticorax». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2016.1 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 13 de octubre de 2016. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Primera parte: Struthioniformes-Anseriformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 41 (1): 79-89. ISSN 0570-7358. Consultado el 15 de octubre de 2016. 
  3. Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, B.L. Sullivan, and C. L. Wood. 2010. The Clements checklist of birds of the world: Version 6.5. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology
  4. a b c Peterson, A. P. 2010. Clasificación de Pelecaniformes. Consultado el 11 de octubre de 2016.
  5. Ericson, P. G. P.; Anderson, C. L.; Britton, T.; Elzanowski, A.; Johansson, U. S.; Källersjö, M.; Ohlson, J. I.; Parsons, T. J.; Zuccon, D.; Mayr, G. (2006). «Diversification of Neoaves: integration of molecular sequence data and fossils». Biology Letters 2 (4): 543-547. PMC 1834003. PMID 17148284. doi:10.1098/rsbl.2006.0523. 
  6. Caroli Linnæi. Systema naturæ per regna tria naturæ, secundum classses, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis Editio decima reformata 1758, Holmiæ, Impensis direct. Laurentii Salvii (Salvius publ.) p. 142.
  7. Jobling, James A (2010). The Helm Dictionary of Scientific Bird Names. London: Christopher Helm. p. 277. ISBN 978-1-4081-2501-4. 
  8. Frank Gill y David Donsker. Storks, ibis & herons. IOC World Bird List versión 6.3.
  9. El Nuevo Día (2006). «Guaqui en sus 100 años». Consultado el 29 de noviembre de 2011. 
  10. Ficha en Avibase. Consultada 16 de octubre de 2016

Enlaces externosEditar