Abrir menú principal

O auto da Compadecida

película de 2000 dirigida por Guel Arraes

O auto da Compadecida[1]​ es una película brasileña de comedia dramática lanzada en 2000. Dirigido por Guel Arraes y con guión de Adriana Falcão, João Falcão y del propio director, la película es basada en la pieza teatral Auto da Compadecida de 1955 escrita por Ariano Suassuna, con elementos del O Santo e a Porca y Torturas de um Coração, ambas del mismo autor, e influencias del clásico de Giovanni Boccaccio, Decameron.[2]​ Durante el gran Premio Cine Brasil, evento creado por el Ministerio de Cultura, la película recibió las premiações de mejor director, mejor guión, mejor lanzamiento y mejor actor. Es la película brasileña de mayor taquilla de 2000, siendo visto por más de dos millones de espectadores.[3][4]

Las filmagens de la obra fueron hechas en 1999, en la ciudad de Cabaceiras, interior del estado de Paraíba, un escenario de varios otras películas brasileñas, con asociación de producción entre la Globo Filmes y la Lereby Produções.[5]​ Estrenó en 15 de septiembre de 2000 en Brasil, y fue exhibido en otros países en eventos de cine y en mídia para distribución. Nos Estados Unidos, la película fue renombrada como A Dog's Will ("Testamento de un perro"). Fue recibido con críticas positivas en la mayoría de los países de Sudamérica.

La película es una adaptación de formato de la miniserie de mismo nombre lanzada en 1999.

EnredoEditar

La trama de la película trata de las aventuras del inteligente João Grilo (Matheus Nachtergaele) y Chicó (Selton Mello) el más cobarde de los hombres. Ambos luchan por el alimento de cada día en una representación contundente de la vida de los pobres en la caatinga del nordeste de Brasil a principios de los años 1930.[6]

SpoilerEditar

Chicó y João Grilo viven cerca de la ciudad de Taperoá en Paraíba y consiguen un empleo en la panadería de la ciudad, donde viven el panadero Eurico y su esposa Dora, la cual siempre comete adulterio. Los patrones (Eurico y Dora) cuidan mejor de su perra que de sus empleados, ofreciendo comida estropeada para Chicó y João Grilo y filete pasado en la manteca para la perra, causando constantes reclamaciones por parte de João.

Cuando la perra muere, Dora exige que João Grilo y Chicó pedid al sacerdote de la ciudad para hacer la bendición de la perra antes del entierro. El sacerdote no concuerda y João Grilo, esperto y embromador, alega que la cachorra es del temido Mayor Antônio Morales y, entonces, el sacerdote acepta; para conseguir que el sacerdote realizara el entierro en latim, João Grilo también dice que la perrita era una cristiana devota y que hube dejado en testamento diez cuentos de réis para la iglesia. El sacerdote finalmente realiza el entierro para perra y cuando todos vuelven a la iglesia encuentran el obispo contrariado que inmediatamente se enfria al saber que la perrita hube dejado siete cuentos de réis para la parroquia, o sea, bajo su responsabilidad y tres cuentos de réis para la iglesia. Y todos terminan satisfechos gracias a las mentiras de João Grilo.

Chicó se enamora de la hija de Mayor Antônio Morais, Rosinha, y junto a João Grilo crean un plan para conseguir la autorización del mayor para Chicó casarse con ella, al mismo tiempo que concurren con el matón de la ciudad y un cabo.

Al final, la ciudad es atacada por una horda de cangaceiros.

ElencoEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar