Ola conservadora

Se conoce como ola conservadora, a veces también giro hacia la derecha, a una serie de sucesivos gobiernos a la derecha del espectro ("conservadores") acontecida en América Latina a partir de los años 2010.[1][2][3]​ El término fue acuñado por la prensa brasileña y suele ser visto como la contraparte a la llamada Marea rosa en referencia a los gobiernos de izquierda.[4]

Miembros del Foro de São Paulo (rojo) durante su peor época (2018).

Entre los elementos que conforman esta oleada en el color político de la región se incluye las presidencias de Vicente Fox y Felipe Calderón en México, el Golpe de Estado de Honduras en 2009 con la destitución de Manuel Zelaya, la destitución de Fernando Lugo en Paraguay, la victoria de Sebastián Piñera en Chile en 2009, la victoria de Enrique Peña Nieto en México en las elecciones de 2012, la victoria de Jimmy Morales en Guatemala en las elecciones del 2015, la victoria de Mauricio Macri en Argentina en 2015, el juicio político que llevó a la destitución de Dilma Rousseff en Brasil en 2016 con la ascensión de su vicepresidente Michel Temer, la victoria de Pedro Pablo Kuczynski en Perú en 2016 y la posterior toma de mando de su vicepresidente Martín Vizcarra, de orientación tecnócrata en 2018, el triunfo de Piñera nuevamente en Chile en las elecciones de 2017, la cuestionada reelección de Juan Orlando Hernández del Partido Nacional en Honduras en ese mismo año, el ascenso del fundamentalismo neopentecostal y el empate técnico del candidato conservador Fabricio Alvarado con el oficialista Carlos Alvarado en las elecciones del 2018 en Costa Rica,[5]​ en Brasil con la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones del 2018, el triunfo de Alejandro Giammattei en la segunda vuelta en las Elecciones generales de Guatemala de 2019, sobre la socialdemócrata Sandra Torres, la renuncia de Evo Morales en Bolivia en 2019 y con ello la asunción de Jeanine Añez como presidenta interina, la victoria de Luis Lacalle Pou en las Elecciones en Uruguay de 2019, el intento de la toma de poder del opositor Juan Guaidó que era presidente del Congreso, proclamándose presidente interino de Venezuela teniendo apoyo y participación en los foros regionales en 2019, el triunfo de Guillermo Lasso en las Elecciones presidenciales de Ecuador de 2021, y la victoria de Rodrigo Chaves en la Elección de Costa Rica de 2022.

El fenómeno ha sido comparado con la elección de Donald Trump en los Estados Unidos y el crecimiento de la extrema derecha en Europa (el Brexit en Reino Unido, el avance de Marine Le Pen en Francia y de Matteo Salvini en Italia, la rápida popularidad del partido español Vox, el auge de Fidesz en Hungría y de Ley y Justicia en Polonia, entre otros) como fenómenos similares.[6]

La ola en los paísesEditar

ArgentinaEditar

En Argentina, la elección de Mauricio Macri en noviembre de 2015 como presidente de Argentina llevó al poder a un gobierno de centro derecha (en comparación al gobierno izquierdista de los años pasados), aunque los movimientos de corriente peronismo y kirchnerismo (junto a la popularidad de la líder del último Cristina Fernández de Kirchner) mantuvieron poder desde la oposición.[7][8]​ El ingeniero y exjefe de gobiernos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, recortó subsidios a la energía, puso fin a los controles cambiarios entre otras reformas de índole conservadoras. En octubre de 2017, Mauricio Macri consolida poder cuando candidatos de su partido, lograron victorias en las elecciones legislativas argentinas de 2017.[9]​ Una serie de escándalos sobre corrupción involucraron al presidente Macri y sus aliados durante su período presidencial, incluidas seis investigaciones federales por presunto lavado de dinero, tráfico de influencias y aumento ilegal de la riqueza de su familia. Viéndose también involucrado en el escándalo de los Papeles de Panamá.[10][11][12]​ En 2017, la reforma de pensiones de Macri enfrentó protestas masivas acompañadas por la oposición la cual algunos miembros de la prensa describieron como la protesta más violenta en Buenos Aires en décadas.[13][14]​ Un sector del periodismos han acusado al gobierno de Macri de brutalidad policial y un exceso de violenta durante protestas recientes.[15][16][17]

En octubre de 2019,Mauricio Macri pierde las elecciones presidenciales argentinas ante el peronista Alberto Fernández y su compañera de fórmula la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, los cuales asumieron los cargo en diciembre de 2019.[18]​ Este cambio de mandato fue precedido por una importante pérdida en el poder de la moneda nacional, y una desconfianza de los agentes privados externos en el futuro nacional.

BrasilEditar

En Brasil, comenzó aproximadamente cuando Dilma Rousseff ganó las elecciones presidenciales de 2014 en unas elecciones ajustadas, dando inicio al cuarto mandato del Partido de los Trabajadores en la posición más alta del gobierno. Además, según el analista político del Departamento Intersindical de Asesoramiento Parlamentario Antônio Augusto de Queiroz, el Congreso Nacional elegido en 2014 puede ser considerado el más conservador desde el movimiento de "redemocratización", señalando un aumento en el número de parlamentarios vinculados a segmentos más conservadores, como los ruralistas, militares, policiales y religiosos.[19]

La posterior crisis económica de 2015 y las investigaciones de los escándalos de corrupción impulsaron a un movimiento de derecha que buscaba rescatar ideas del liberalismo económico y el conservadurismo en oposición a las políticas de izquierda.

Al mismo tiempo, surgieron jóvenes liberales como los que integran el Movimiento Brasil Libre, entre muchos otros. Para Manheim (1952), dentro de una sola generación real puede haber varias generaciones a las que llamó "diferenciadas y antagónicas". Para él, no es la fecha de nacimiento común la que marca una generación, aunque importa, sino el momento histórico en el que viven en común. En el caso, el momento histórico fue la acusación de Dilma Rousseff. Se les puede llamar la "generación post-Dilma".[1]

El presidente interino centroderechista Michel Temer asumió el cargo tras el juicio político contra la presidenta Rousseff. Temer tenía un índice de aprobación del 3% en octubre de 2017,[20]​ enfrentándose a un escándalo de corrupción luego de que se le acusaran de obstruir la justicia y extorsión.[21]​ Logró evitar el juicio gracias al apoyo de los partidos de derecha en el Congreso brasileño.[20][21]​ Por otro lado, el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien fue reconocido como una de las figuras clave detrás de la destitución de Rousseff y miembro del centrista Movimiento Democrático Brasileño, fue destituido de su cargo luego de enfrentar cargos de malversación de fondos.[22]​ El candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal fue el ganador de las elecciones presidenciales de 2018, seguido por el exalcalde de São Paulo el izquierdista Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores de Luiz Inácio Lula da Silva.[23]​ A Lula se le prohibió postularse después de haber sido condenado por cargos de corrupción y encarcelado.[24][25][26]​ Bolsonaro ha sido acusado de retórica racista, xenófoba, misógina y homofóbica.[27][28][29][30][31]

GuatemalaEditar

En Guatemala, el líder socialdemócrata de centroizquierda Álvaro Colom de la Unidad Nacional de la Esperanza fue elegido en 2007, siendo el único presidente de izquierda en tiempo moderno en el país. El sucesor de Colom, el derechista liberal Otto Pérez Molina, se vio obligado a renunciar a su presidencia debido a los disturbios populares y los escándalos de corrupción que terminaron con su arresto.[32][33][34]​ Tras la renuncia de Molina, el derechista Jimmy Morales fue elegido para el cargo. Morales se encuentra actualmente bajo investigación por financiamiento ilegal.[35]​ El sucesor de Morales, el conservador Alejandro Giammattei enfrentó también masivas protestas populares durante su presidencia.

HondurasEditar

 
Manifestante sosteniendo un cartel contra la izquierda en Honduras en 2009

En Honduras, el giro a la izquierda de Manuel Zelaya durante su mandato resultó en el Golpe de Estado en Honduras de 2009 que fue condenado por toda la región, incluido Estados Unidos. Años después del golpe, Zelaya dijo que su derrocamiento fue el comienzo de la "restauración conservadora" en América Latina.[36]

Después del golpe, el siguiente presidente elegido democráticamente fue el derechista Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) y luego, el derechista Juan Orlando Hernández del conservador Partido Nacional, ganó las elecciones presidenciales sobre la izquierdista Xiomara Castro (esposa de Zelaya) por un ligero margen. Poco después, Hernández reformó la Constitución para permitirse ser candidato a la reelección inmediata (algo hasta entonces prohibido por la ley hondureña) y se postuló como candidato para las elecciones presidenciales de 2017 en lo que algunos observadores cuestionan como antidemocrático, autoritarista y corrupto.[37][38][39][40]​ Durante las elecciones, la apretada victoria autoproclamada de Hernández sobre Salvador Nasralla de la Alianza de Oposición contra la Dictadura junto con las acusaciones de fraude electoral provocan disturbios masivos en todo Honduras. La declaración del toque de queda del país calificada de ilegal por algunos juristas[41]​ según la Constitución y la violenta represión de las protestas dejaron al menos siete muertos y decenas de heridos.[42][43]​ Debido al malestar popular general y las acusaciones de fraude electoral, la Organización de los Estados Americanos solicitó una nueva elección sin éxito.[44][45][46]​ Las protestas contra Hernández continuaron en 2019. En las Elecciones generales de 2021, el candidato oficialista del Partido Nacional, Nasry Asfura, pierde las elecciones frente a la candidata del Partido Libre, Xiomara Castro, poniendo fin a más de 12 años consecutivos de gobierno de dicho partido.

ParaguayEditar

En Paraguay, el conservador Partido Colorado de derecha gobernó el país durante más de sesenta años, incluida la dictadura de Alfredo Stroessner apoyada por Estados Unidos[47][48][49][50]​ que duró treinta y cinco años, desde 1954 hasta 1989. Paraguay es uno de los países más pobres de América del Sur. Este sistema de partido dominante se rompió temporalmente en las elecciones presidenciales de 2008, cuando prácticamente toda la oposición unida en la Alianza Patriótica para el Cambio logró elegir al exobispo Fernando Lugo del Partido Demócrata Cristiano como presidente de Paraguay. El gobierno de Lugo fue elogiado por sus reformas sociales, incluidas las inversiones en viviendas de interés social, la introducción de tratamiento gratuito en hospitales públicos, la introducción de transferencias de efectivo para los ciudadanos más empobrecidos de Paraguay y derechos indígenas.[51][52][53][54][55]

Sin embargo, Lugo no terminó su período ya que fue enjuiciado a pesar de disfrutar de índices de aprobación y popularidad muy altos. El juicio político fue rechazado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,[56]​ condenado tanto por gobiernos de derecha como por gobiernos de izquierda[57][58]​ y considerado un golpe de Estado por UNASUR y Mercosur y tratado en consecuencia con sanciones y suspensiones para Paraguay.[59][60]​ Posteriormente, Lugo fue elegido senador y presidente del Senado. Fue reemplazado por el vicepresidente Federico Franco, quien se distanció de Lugo por razones ideológicas, se opuso al ingreso de Venezuela al Mercosur y fue calificado de conservador.[61][62]

El siguiente presidente de Paraguay electo democráticamente, el derechista colorado Horacio Cartes, calificado por organizaciones de derechos humanos como autoritario y homófobo,[63]​ ha intentado reformar la Constitución para permitir la reelección indefinida, lo que provocó un alboroto popular.[64][65][66]​ Cartes también es sospechoso de lavado de dinero y evasión fiscal.[67][68][69][70][71][72]

PerúEditar

En Perú, Pedro Pablo Kuczynski ganó las elecciones presidenciales de 2016, y Perú se convirtió en un país más que se aparta de un gobierno izquierdista.[73]​ En esta elección, la tercera candidata con mayor apoyo fue la candidata de izquierda Veronika Mendoza del Frente Amplio con el 18% de los votos.[74]​ Tras las investigaciones de corrupción en torno a Odebrecht, el Congreso de Perú exigió a Kuczynski que se defendiera en una sesión, y Odebrecht afirmó que la participación de Kuczynski con la empresa era legal en comparación con las ilegalidades realizadas por su predecesor izquierdista, Ollanta Humala.[75]​ Debido al escándalo de corrupción, se inició el juicio político a Kuczynski, pero votado en contra por un ligero margen en el Congreso.[76]​ Después de que se filtraron al público videos que mostraban sobornos de los fujimoristas para mantener a Kuczynski en el cargo, Kuczyinski renunció por su cuenta.[77]​ Su sucesor Martín Vizcarra fue destituido por el Congreso.

Estallido social y decliveEditar

Entre 2019 y 2020 estalló una oleada de diversas protestas por América Latina. Emergieron manifestaciones de malestar social y reclamo que se extendieron por casi toda la región, con particular fuerza en Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia (todos regidos por gobiernos de la ola conservadora). Aun y con la emergencia sanitaria global por la pandemia de covid-19, las expresiones populares de protesta se hicieron presentes hasta mediados de 2021.[78]

Entre las situaciones críticas que pueden explicar las inconformidades de las mayorías se encuentran los retos históricos no superados de la región: desempleo, precariedad, informalidad, pobreza, corrupción, inseguridad ciudadana, marginalidad social, alto costo de la vida y una injusta distribución de la riqueza, agudizados en un contexto de crisis sanitaria mundial. Otros factores han sido las recurrentes crisis económicas, como la recesión en Argentina y la frágil situación financiera en Ecuador; e institucionales en el caso de Perú, una crisis política de mayor complejidad, como en Bolivia, la permanente violencia del Estado, como en Colombia, y las crisis de representatividad de las democracias en la región.[78][79]

Los gobiernos de este signo, como típicamente ha sucedido, adoptan en términos generales la senda del “paquetazo” o el “ajuste estructural”; medidas económicas lesivas (o de shock) de corte neoliberal con grandes costos sociales: recorte del gasto público, contracción de la inversión pública, eliminación de subsidios, desregulaciones, recorte de derechos laborales, reformas fiscales que castigan el consumo y no a las grandes fortunas, congelamiento de los salarios, pérdida del poder adquisitivo, agravamiento de la desigualdad social y económica, erradicación de los controles de precios a productos de primera necesidad y devaluación de las monedas.[78][80][81][82]​ Otras protestas con características más especificas son las desarrolladas en Honduras, en la agitación de un conflicto postelectoral y un gobierno acusado de narcotráfico, o en Haití, de reacciones frente a una inestabilidad muy prolongada (que se agravaron aún más con el magnicidio del presidente es este país que tuvo lugar el 7 de julio de 2021). Ambos países también controlados por líderes y partidos de derecha.[80]

Destaca que el componente de estas protestas en los focos de mayor atención (Bolivia, Chile y Colombia) no haya sido exclusivamente de corte popular, sino que hayan participado con especial importancia clases medias, y sobre todo, jóvenes. Lo que puede ser indicio de un cambio generacional menos tolerante con la actuación gubernamental y las desigualdades.[80]

La naturaleza de esta convulsión social en el continente ha coincidido con los fenómenos que en los mismos años se desarrollaba en Hong Kong, Líbano, Argelia y Francia, con el movimiento de los chalecos amarillos, que tuvo repercusiones hacia otros países europeos, por ejemplo. Hay un elemento común antisistema, y un análisis que coincide en que el mero crecimiento económico (aunque en el caso latinoamericano ni siquiera este caso) no se traduce en un real mayor bienestar para la población, con millones de personas que se ven excluidas.[82]

El desenlace de estas conmociones ha sido muy variado, en el caso de Chile el estallido social fue reconducido exitosamente hacia una nuevo proceso constituyente.[82]

Tratándose de focos de atención periférica: En Guatemala las protestas se originaron con los planes del gobierno de Alejandro Giammattei de reducir el presupuesto a la educación, los programas contra la desnutrición y la respuesta social frente a la mala gestión pandemia.[83]

La pandemia golpeó la región latinoamericana atizando las adversas condiciones sociales, políticas y económicas que ya se venían enfrentando, en particular, con sistemas de salud estructuralmente débiles. El estancamiento y la desaceleración económica del subcontinente, luego de una década de crecimiento y mejoras en la calidad de vida de muchos sectores, pasó luego a recesión y crisis amplificando las brechas socioeconómicas; un empobrecimiento de las clases medias y una frustración de las expectativas sociales.[84]​ Otras consideraciones se centran en la percepción de una generalizada falta de justicia, desde la perspectiva de la mayor parte de las sociedades, de que las élites de poder económico y las élites políticas se aprovechan de una serie de privilegios y canonjías que le son negados a la mayoría de los ciudadanos, quienes a su vez se enfrentan a una precaria y cada vez más estrecha movilidad social ascendente. Estos sectores minoritarios ostentan toda la influencia y la capacidad de decisión que les son arrebatados a las mayorías dando pie a un entorno de resentimientos acumulados, sueños rotos, desconfianza, descontento y disrupciones violentas, lo que pone en entredicho la aparente situación de estabilidad o paz social que alguna vez se creyó consolidada en algunos de estos países, como es el caso de Chile. La oleada de protestas regionales, en todo caso, impulsó una serie de demandas y exigencias de cambio que se oyeron desde las calles.[85]

América Latina sigue siendo la región más desigual del planeta, en donde el 10% más rico acumula el 71% de la riqueza. La exclusión y la desigualdad favorece vulnerabilidades ante cualquier aumento de los productos básicos o del transporte. Aunado a deficientes servicios de salud, difícil acceso a la educación, la limitación de salarios y pensiones, generaron un entorno de fácil explosividad, ante las “burbujas” impenetrables en donde viven las élites. La reacción de los gobiernos, de uso de la fuerza del Estado para la re-imposición del control social, también contribuyó a la radicalización de las protestas.[86]​ La región es una de las regiones más afectadas a nivel mundial por la pandemia, ante esta situación organismos internacionales como la CEPAL, la OCDE, el CAF, y la Comisión Europea han propuesto soluciones de largo plazo para la región como: sistemas universales de salud, educación gratuita de calidad, formalización y diversificación de la economía, progresividad fiscal, mejoras en la infraestructura y una mejor integración regional.[87]

Línea del tiempoEditar

La siguiente línea de tiempo muestra el inicio de la ola conservadora para ilustrar gráficamente el ascenso de los gobiernos conservadores a lo largo de los años. Empezando en 1992, con la caída de la Unión Soviética.

  • AR = Adolfo Rodríguez Saá
  • RM = Roberto Micheletti
  • RCG = Raúl Cubas Grau
  • MM = Manuel Merino
  • CAP = Carlos Andrés Pérez
  • RJV = Ramón José Velásquez
  • Es posible que la línea de tiempo no se muestre en dispositivos móviles

GobiernosEditar

Nota: Los presidentes con un asterisco (*) son considerados de centroderecha. Los presidentes con dos asteriscos (**) son considerados derecha/ultraderecha.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Soares, José Manoel Montanha da Silveira (2017). «A onda conservadora: ensaios sobre os atuais tempos sombrios no Brasil». Revista Em Pauta (en portugués) 15 (39). ISSN 2238-3786. doi:10.12957/rep.2017.30390. 
  2. Boulos, Guilherme. «Onda Conservadora» (en portugués). Consultado el 11 de octubre de 2017. 
  3. Bravo, Omar Alejandro, ed. (2020). Las nuevas derechas: un desafío para las democracias actuales [The new right: a challenge for today’s democracies] (1st edición). Cali, Colombia: Editorial Universidad Icesi. ISBN 978-958-5590-48-9. doi:10.18046/EUI/ee.10.2020. 
  4. «A ONDA CONSERVADORA». Livraria Cultura (en portugués). Consultado el 15 de Outubro de 2017. 
  5. «Costa Rica acudirá a una segunda ronda entre un oficialista y un evangélico». EFE. 5 de febrero de 2018. 
  6. «ANÁLISE: Crescimento de Jair Bolsonaro inclui Brasil em onda conservadora global». Folha de S.Paulo (en portugués). 
  7. Argentina's Ex-President Wants Everyone to Know She's Not Scared of Corruption ProbesVICE News, 14 April 2016.
  8. Noel, Andrea (29 December 2015). «The Year the 'Pink Tide' Turned: Latin America in 2015 | VICE News». VICE News. Consultado el 30 December 2015. 
  9. «Macri's coalition sweeps Argentina's mid-term vote». CNBC. 23 October 2017. Consultado el 4 November 2017. 
  10. Misculin, Nicolás. «As Argentine corruption probe grows, Macri allies feel the heat». Reuters. Consultado el 5 November 2017. 
  11. Calatrava, Almuneda (2017). «Argentine Clean-Up President Macri Finds Scandals of His Own». US News. Consultado el 5 November 2017. 
  12. Watts, Jonathan. «Argentina's president Mauricio Macri fights back after Panama Papers reveal offshore links». The Guardian. Consultado el 5 November 2017. 
  13. «Buenos Aires protests: Police fire tear gas as violence breaks out over Argentina pension reform». The Telegraph. 15 December 2017. Consultado el 19 December 2017. 
  14. «The Americas Clashes rage as Argentine lawmakers suspend pension debate». Washington Post. Archivado desde el original el 14 de diciembre de 2017. Consultado el 19 December 2017. 
  15. Centre for Legal and Social Studies. «Argentina: The right to protest in danger». 16 December 2017. Consultado el 19 December 2017. 
  16. «Impresiona video de cómo cientos de manifestantes acorralan a policías». Televisa. 18 December 2017. Consultado el 20 December 2017. 
  17. Delgado, Sofía (5 September 2017). «Brutality returns to Argentina's streets as police moves in on peaceful demonstrators». Express. Consultado el 20 December 2017. 
  18. Aires, Reuters in Buenos (10 de diciembre de 2019). «'We're back': Alberto Fernández sworn in as Argentina shifts to the left». the Guardian (en inglés). Consultado el 18 de julio de 2020. 
  19. Aires, Reuters in Buenos (10 de diciembre de 2019). «'We're back': Alberto Fernández sworn in as Argentina shifts to the left». the Guardian (en inglés). Consultado el 18 de julio de 2020. 
  20. a b Phillips, Don (17 October 2017). «Accused of corruption, popularity near zero – why is Temer still Brazil's president?». The Guardian. Consultado el 5 November 2017. 
  21. a b Watson, Kay. «Brazil's President Temer avoids corruption trial». BBC. Consultado el 5 November 2017. 
  22. «Brazil's Senate president ousted over embezzlement charges». The Guardian. 6 December 2016. Consultado el 5 November 2017. 
  23. «Lula lidera, e Bolsonaro se consolida em 2º, aponta Datafolha». Poder. December 2, 2017. Consultado el 7 December 2017. 
  24. Rapoza, Kenneth (21 September 2016). «Lula's 'Clear Conscience' And Brazil's Inability To Explain Petrobras Scandal». Forbes. Consultado el 28 September 2016. 
  25. Fonseca, Alana; Gimenes, Erick; Kaniak, Thais; Dionísio, Bibiana (12 July 2017). «Lula é condenado na Lava Jato no caso do triplex» (en portugués). G1. Consultado el 23 September 2017. 
  26. «Urgente: Lula É Condenado Por Unanimidade Pelo TRF-4». 
  27. Gavin Fernando (29 April 2016). «Is this the world's most repulsive politician?». News.com.au. 
  28. Simon Romero (7 de mayo de 2016). «Conservative's Star Rises in Brazil as Polarizing Views Tap Into Discontent». The New York Times. 
  29. «The Most Misogynistic, Hateful Elected Official in the Democratic World: Brazil's Jair Bolsonaro – The Intercept». The Intercept. 11 December 2014. 
  30. «A lightning rod for attacks by Brazil's right wing». Los Angeles Times. Consultado el 7 September 2018. 
  31. Watts, Jonathan (18 April 2016). «Dilma Rousseff: Brazilian congress votes to impeach president». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 18 April 2016. 
  32. Malkin, Elisabeth; Ahmed, Azam (1 September 2015). «President Otto Pérez Molina Is Stripped of Immunity in Guatemala». The New York Times. 
  33. «Guatemala President Resigns Amid Corruption Probe». The New York Times. Associated Press. 3 September 2015. 
  34. Romo, Rafael; Botelho, Greg (3 September 2015). «Otto Pérez Molina out as Guatemala's President, jailed». CNN. 
  35. «Presidente de Guatemala llega a la mitad de su mandato acechado por la corrupción». La Nación. Consultado el 21 March 2018. 
  36. Luzzani, Telma (22 de mayo de 2017). «La restauración conservadora comenzó con mi derrocamiento». Página/12. Consultado el 26 December 2019. 
  37. Galeana, Fernando (2017). «Honduran Elections and the Resurfacing Of Authoritarianism». Committee on US-Latin America relations. Consultado el 5 November 2017. 
  38. «Eight years after a coup, a heated election in Honduras». The Economist. Apr 12, 2017. Consultado el 5 November 2017. 
  39. Frank, Dana (January 25, 2014). «Frank: Hernández's election was built on corruption». Chron. Consultado el 5 November 2017. 
  40. «Juan Orlando Hernández – the man who should resign». New Internationalist. 6 July 2015. Consultado el 5 November 2017. 
  41. Camila Parodi, Nadia Fink, Julieta Lopresto, and Laura Salomé Canteros (2 December 2017). «Honduras: Mesa Nacional de Derechos Humanos denuncia asesinatos y detenciones tras protestas por fraude electoral». El Ciudadano. Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2017. Consultado el 3 de diciembre de 2017. 
  42. «Honduras: posible fraude, muertos y mucha tensión» [Honduras: possible fraud, deaths and great tension]. Tegucigalpa: ABC Color. EFE. 2 December 2017. Consultado el 2 December 2017. 
  43. Main, Alexander; McCurdy, Daniel. «The U.S. Double Standard on Elections in Latin America and the Caribbean». NACLA. Consultado el 19 December 2017. 
  44. MALKIN, ELISABETH (2017). «Honduran President Declared Winner, but O.A.S. Calls for New Election». New York Times. Consultado el 19 December 2017. 
  45. Gómez, Carlos Eduardo (2017). «OAS: "SERIOUS QUESTIONS REMAIN OVER HONDURAS ELECTION"». Latin American Post. Consultado el 19 December 2017. 
  46. «Clashes in Honduras after OAS says president vote win is illegitimate». Reuters. 2017. Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2017. Consultado el 19 December 2017. 
  47. Richard S. Sacks. "The Stronato". In Hanratty, Dannin M. & Sandra W. Meditz. Paraguay: a country study. Library of Congress Federal Research Division (December 1988).   Este artículo incorpora texto de esta fuente, la cual está en el dominio público.
  48. Stanley, Ruth (2006). «Predatory States. Operation Condor and Covert War in Latin America/When States Kill. Latin America, the U.S., and Technologies of Terror». Journal of Third World Studies. 
  49. Hogg, Jonas (11 October 2006). «Exiled professor advocates equality, democracy». 
  50. «History of Paraguay, The Stronato». motherearthtravel.com. 
  51. http://www.rabobank.com/content/images/Paraguay-201101_tcm43-105909.pdf
  52. «PARAGUAY: Mixed Results for Lugo's First 100 Days – IPS». Ipsnews.net. 25 November 2008. Archivado desde el original el 5 October 2011. Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  53. «2012: Transformationsindex». Archivado desde el original el 14 April 2013. Consultado el 9 January 2018. 
  54. «The boy and the bishop». The Economist. 30 April 2009. 
  55. «The Bishop of the Poor: Paraguay's New President Fernando Lugo Ends 62 Years of Conservative Rule». Democracynow.org. Consultado el 5 January 2010. 
  56. IACHR, 23 June 2012, IACHR Expresses Concern over the Ousting of the Paraguayan President
  57. «Argentina "no convalidará el golpe en Paraguay" mientras que Brasil sugirió que quedaría fuera de la Unasur y el Mercosur» [Argentina "will not support the coup in Paraguay" and Brazil suggested that it would be left out of Unasur and Mercosur]. La Nación. 22 June 2012. Consultado el 22 June 2012. 
  58. Orsi, Peter (24 June 2012). «Does Paraguay risk pariah status with president's ouster?». Associated Press. 
  59. "Venezuela Condemns "State Coup" in Paraguay, Cuts Oil Shipments".
  60. Press, Associated (29 June 2012). «Paraguay suspended from Mercosur». The Guardian. 
  61. «Federico Franco: un médico liberal 'enemigo' de Chávez al frente de Paraguay». 20 minutos. EFE. 23 June 2012. Consultado el 26 December 2019. 
  62. «Un médico y conservador asciende a la presidencia». La Nación. AFP. 23 June 2012. Consultado el 26 December 2019. 
  63. «Horacio Cartes: Millionaire. Criminal. Business titan. Homophobe. The next president of Paraguay?». The Independent. 19 April 2013. 
  64. Romero, Simon (31 March 2017). «Protests Erupt in Paraguay Over Efforts to Extend President's Term». The New York Times. p. A9. Consultado el 1 April 2017. 
  65. «'A coup has been carried out': Paraguay's congress set alight after vote to let president run again». The Guardian (London). 1 April 2017. Consultado el 1 April 2017. 
  66. Desantis, Daniela (1 April 2017). «A protester was killed in Paraguay after a secret Senate vote for a constitutional amendment». The Independent (London). Consultado el 3 April 2017. 
  67. "Horacio Cartes wins comfortably in Paraguay" Archivado el 28 de febrero de 2021 en Wayback Machine.. Buenos Aires Herald. 22 April 2013.
  68. "WikiLeaks: Cartes desmiente lavado de dinero en el Banco Amambay" (en español). Última Hora. 14 November 2011.
  69. 10BUENOSAIRES5, ZA-09-0007/YAZ1K MARTINETTI, JULIO et al/ OPERATION HEART OF. WikiLeaks. 5 January 2010. 
  70. "Bank Owned by Paraguay's Leading Presidential Candidate Linked to Tax Haven". International Consortium of Investigative Journalists. 15 April 2013.
  71. "Banco para "alternativas no disponibles en Paraguay" (en español). ABC Color. 16 April 2013.
  72. "Campaign marked by censorship, post-election reprisals feared" Archivado el 19 de marzo de 2016 en Wayback Machine.. Reporters without Borders. 18 April 2013.
  73. Oliver Stuenkel (June 8, 2016). «Peru: Kuczynski victory is part of a broader political shift in the region». Post Western World. Consultado el June 12, 2016. 
  74. «ONPE – ELECCIONES GENERALES 2016: RESULTADOS PRESIDENCIALES». Archivado desde el original el 10 de junio de 2016. Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  75. «Peru's Congress prepares to oust President Kuczynski». The Japan Times (en inglés estadounidense). 17 de diciembre de 2017. ISSN 0447-5763. Consultado el 18 de diciembre de 2017. 
  76. «Peru Odebrecht scandal: President Kuczynski faces impeachment». BBC. 15 December 2017. 
  77. «Lawmakers who helped Peru president survive impeachment bid say democracy won». Efe.com. Consultado el 28 December 2017. 
  78. a b c Nueva sociedad, julio-agosto de 2021. María Victoria Murillo (28 de mayo de 2021). «Protestas, descontento y democracia en América Latina». 
  79. CNN en español. (12 de mayo de 2021). «Lo que han logrado las protestas populares en América Latina en los últimos años». 
  80. a b c BBC News Mundo. (29 de noviembre de 2019). «Ola de protestas en América Latina: ¿puede la amenaza de una nueva “década perdida” explicar lo que ocurre en las calles?». 
  81. Ecartes, Heriberto Cairo y otros. (7 de septiembre de 2020). «El estallido social en América Latina y el Caribe: rupturas, resistencias e incertidumbres. Desafíos frente a la COVID-19». 
  82. a b c France 24. Mar Romero (27 de diciembre de 2019). «Protestas globales: América Latina como espejo del mundo (1/2)». 
  83. Sputnik Mundo (10 de diciembre de 2020). «Los estallidos sociales de América Latina en 2020, inmunes a la pandemia». 
  84. El País (20 de junio de 2021). «América del Sur, la gran convulsión». 
  85. The New York Times en español (22 de enero de 2020). «La rebelión contra las élites en América Latina». 
  86. Deutsche Welle (29 de octubre de 2019). «¿Por qué "arde" América Latina?». 
  87. CEPAL (2 de diciembre de 2021). «América Latina y el Caribe: Es momento de reformas consensuadas para enfrentar las trampas estructurales de desarrollo que afectan a la región, según un nuevo informe».