Abrir menú principal

El pueblo olmeca-xicallanca dominó partes de México central antes de la llegada de los toltecas. Su historia es una de las menos conocidas de Mesoamérica, a pesar de haber constituido uno de los primeros imperios, ya que se les atribuye haber dominado zonas del centro de México hacia el siglo V, con capital en Cacaxtla, cerca de Cholula, para luego desaparecer durante varios cientos de años. Los únicos datos conocidos proceden del códice Historia Tolteca-Chichimeca, de Fernando De Alva Ixtlixóchitl; de la Historia de Tlaxcala, de Diego Muñoz Camargo, y de la obra de Domingo Francisco Chimalpahin Quauhtlehuanitzin.

Hay más información de su resurgir al final de la época clásica, entre la caída de Teotihuacán y la creación del imperio tolteca, a finales del siglo VIII y principios del IX. No se conocen apenas datos de sus orígenes ni de su lengua, aunque se cree que procedían del Golfo de México. El arqueólogo británico especialista en los mayas John Eric Thompson los asoció con los putun itzaer, mercaderes mayas cuyo punto de partida sería la cuenca del río Usumacinta y especialmente la desembocadura del río Candelaria, en Campeche. Los putun aprovecharían el caos reinante tras la caída de Teotihuacán para adentrarse en el centro de México e instalarse en el valle de Puebla, donde dominaron Cacaxtla y Cholula. El siglo XII fue su mayor época de esplendor, cuando Cholula era su capital. En esa época, grupos de toltecas se instalaron en la región y aceptaron el gobierno reinante. En el siglo XIII fueron finalmente coquistados por los chichimecas. Se cree que los últimos olmeca-xicallancas fueron a vivir en las cercanías de Tabasco.

MitologíaEditar

Según la mitología, los olmeca-xicallanca son originarios de Chicomoztoc (Siete cuevas) y son descendientes de Iztac Mixcoatl, que tuvo seis hijos con su esposa Ilancueitl. Cada uno de ellos pobló un área de México. El tercero y el cuarto, Ulmecatl y Xicalancatl, fueron los progenitores de los olmeca-xicallanca. Estos cruzaron las montañas y los volcanes y fueron a instalarse a la zona de Cuernavaca, Chalco y Cholula.

Organización socialEditar

Como el resto de pueblo de América Central, los olmeca-xicallanca eran una federación de pueblos aliados entre sí, cada uno con su propia provincia. Se cree que Cholula estaba gobernada por parejas de sacerdotes-reyes. Uno de ellos tenía el emblema del jaguar, la tierra, y el otro, el águila, el cielo, y residían en el templo de Quetzalcoatl. Al proceder de una región llena de grandes ríos, en Tabasco y Campeche, adoraban todo lo relacionado con el agua.

ReferenciasEditar

  • Diego Muñoz Camargo, Historia de Tlaxcala, siglo XVI
  • David Drew, The lost chronicles of the maya kings, Phoenix, London, 2000
  • Fernando De Alva Ixtlixóchitl, Historia Tolteca-Chichimeca, códice, siglo XVI
  • John Eric Thompson, Historia y religión de los mayas, Siglo XXI, México, 1975