Abrir menú principal

Oposición de derecha

Nikolái Bujarin, líder de la oposición de derecha

Como oposición de derecha u oposición derechista se conoció a una fracción informal dentro del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) existente entre 1928 y 1930, cuyos miembros más prominentes fueron Nikolái Bujarin, Alekséi Rykov y Mijaíl Tomski. En el marco de la crisis económica de 1927 y el aparente estancamiento de la Nueva Política Económica (NEP), defendieron la necesidad de profundizar la política en curso. La línea oficial del Partido, encolumnada tras el Secretario General del Comité Central, Iósif Stalin, comenzó por entonces a propugnar la necesidad de avanzar en la colectivización de la agricultura y acelerar el proceso de industrialización a través de planes quinquenales.

Índice

Apoyos de la OposiciónEditar

La Oposición no agitó entre los afiliados del partido ni entre la población en general, sino que mantuvo su disputa con Stalin y sus partidarios restringida a la dirección del partido.[1]​ Uno de sus centros era la organización de partido en Moscú, opuesta a los cambios radicales de final de la década.[1]​ Con una importante industria ligera —especialmente textil—, intensos lazos con el agro ruso y con seguidores de Bujarin y Tomski, la ciudad era uno de los núcleos de la «Oposición de derecha».[1]

Posición de la OposiciónEditar

La Oposición defendía el mantenimiento de la NEP y la mejora de la agricultura como motor de la industrialización.[1]​ Se consideraban a sí mismos como defensores de la línea sostenida por Lenin en sus últimos tiempos.[1]​ Clave en la posición de la Oposición era la «alianza» (smychka) entre el proletariado y el campesinado.[2]

A pesar de su defensa de la NEP, a finales de 1927 la Oposición había aceptado aumentar las inversiones en industria pesada y aumentar la planificación económica.[2]​ En XV Congreso del Partido, Rýkov, destacado dirigente de la corriente, fue el principal orador en asuntos industriales.[2]​ Este congreso, que selló la derrota de la Oposición Unificada, condujo a la posterior ruptura de la alianza entre los seguidores de Stalin y los de Bujarin, que tuvo lugar en la primavera de 1928.[2]

Desacuerdos con StalinEditar

El comienzo de las desavenencias tuvo lugar a finales de 1927, cuando Stalin ordenó el uso de «medidas extraordinarias» —la requisa de grano, cierre de algunos mercados y persecución de especuladores— para cumplir la cuota de grano prevista para el invierno.[2]​ El «escándalo Shajty» en el que se acusó de sabotaje algunos ingenieros de minas y la reanudación de las «medidas extraordinarias» en la primavera de 1928 agudizaron las diferencias entre las fracciones.[2]​ La dirección comunista se hallaba profundamente dividida ya a comienzos del verano, a pesar de los gestos de unidad.[2]

A pesar de su aparente fortaleza en la dirección del partido, pronto Stalin logró reforzar su posición; en julio la Oposición perdió su mayoría en el politburó cuando Kalinin y Voroshílov tomaron partido por Stalin.[2]​ Durante el verano y el otoño, la Oposición sufrió una serie de graves reveses: Bujarin perdió el control de Pravda, el Comintern condenó en su congreso de septiembre el «desviacionismo de derecha» y en octubre perdió el control de la dirección del Comité de Moscú, cuya principal figura era Nikolái Uglánov.[3]

La derrota de la oposición de derecha significó otro paso en el proceso de concentración del poder en la figura de Stalin, que ya en el XV Congreso del Partido, realizado en 1927, había conseguido la expulsión del PCUS de León Trotski —líder de la oposición de izquierda—, así como la expulsión del Partido Grigori Zinóviev y del Comité Central de Lev Kámenev, ambos antiguos aliados suyos. Estos dos últimos, lo mismo que Bujarin, Rýkov y Tomski, serían víctima de los llamados Procesos de Moscú durante la Gran Purga de 1936-1938.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

  1. a b c d e Merridale, 1989, p. 383.
  2. a b c d e f g h Merridale, 1989, p. 384.
  3. Merridale, 1989, p. 385.

BibliografíaEditar