Abrir menú principal

Orden de los Carmelitas Descalzos

orden religiosa
(Redirigido desde «Orden de Carmelitas Descalzos»)

La Orden de las Carmelitas Descalzas, con las siglas O.C.D. (en latín: Ordo Fratrum Discalceatorum Beatissimae Mariae Virginis de Monte Carmelo), nació en España en el siglo XVI por la reforma que Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz hicieron de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Orden de los Carmelitas Descalzos
Escocd.gif
Pietro Novelli Our Lady of Carmel and Saints.JPG
Nombre latino Ordo Fratrum Discalceatorum Beatissimae Mariae Virginis de Monte Carmelo
Siglas O.C.D.
Gentilicio Carmelitas descalzos
Tipo Orden mendicante
Regla Regla de san Alberto
Fundador Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz
Fundación 1562
Lugar de fundación España
Aprobación 1593 por Clemente VIII
Superior General Prepósito General Saverio Cannistrà
Lema Zelo Zelatus Sum Pro Domino Deo Exercituum
Religiosos 4067
Sacerdotes 2655
Curia Corso d'Italia, 38 00198
Bandera de Italia Roma, Italia
Sitio web www.carmelitaniscalzi.com

HistoriaEditar

En 1562 Santa Teresa de Jesús efectuó una reforma en la orden religiosa y fundó el primer convento de Carmelitas Descalzas - Convento de San José - en la ciudad de Ávila. Posteriormente, junto con San Juan de la Cruz, fundó el ramo de los Carmelitas Descalzos. La nueva regla buscó retornar a la vida centrada en Dios con toda sencillez y pobreza, como la de los primeros eremitas del Monte Carmelo, que seguían el ejemplo del profeta Elías.[1]

Es un sitio excepcional y maravilloso que encierra los tesoros y secretos más entrañables de las hermanas Carmelitas Descalzas que pasaron por este claustro durante 258 años en Cochabamba. El convento de clausura, donde actualmente viven ocho monjas, es una obra de arquitectura fundada en 1760, en poco más de medio manzano sobre la calle Baptista. Es una de las más antiguas del centro histórico, inicialmente quedó inconclusa y se retomó cuarenta años después con una peculiar construcción dentro de otra. Reabre como Museo Sacro para mostrar los secretos patrimoniales del barroco.

El convento recibía a las mujeres de las familias mejor acomodadas económicamente en la ciudad que decidían dedicar sus vidas al servicio del Señor, quienes en la mayoría de los casos llegaban acompañadas por algunas sirvientas que también permanecían enclaustradas por el resto de sus días.

De un total de 30 salas de exposición en el convento, siete estarán listas para mostrarse al público después del 17 de abril: el Confesionario, la Sala de las Hermanas, el Capitular, el Coro de las hermanas, el Ingreso, Locutorio y varias salas comunes. “Esto marca un momento histórico de relación con los habitantes no sólo de Cochabamba, ya que podremos reconocer, interpretar, valorar parte de nuestra historia que ha sido cuidada por las monjas que siempre fueron muy reservadas”, dijo el padre Linton Guzmán, director de la obra de restauración que duró al menos cinco años.

La Embajada de Estados Unidos invirtió más de un millón de dólares para llevar a cabo la restauración al mando de tres arquitectos cochabambinos y más de 60 obreros.

El trabajo se realizó en tres fases. Una fue la restauración de la pintura mural. “No se trata de papel tapiz. Todo está pintado en las paredes y eso lo hicimos pieza por pieza”, manifestó el arquitecto Mario Moscoso, responsable de la obra.

Las pinturas pertenecen a la Escuela Potosina y Sucrense de la época, al menos 12 cuadros ya han sido restaurados por profesionales y estarán en exposición, mientras que en paralelo se prosigue con otras tareas de restauración que permitirán ampliar la muestra del Museo de Arte Sacro.

El arquitecto Simone Pietro Rinaldi, ayudante supervisor del Padre Guzmán, explica que las pinturas que se expondrán son escenas de la vida de Jesús y de algunos santos, realizadas por artistas anónimos.

El padre Guzmán, en una visita previa a la apertura al público, destaca el carisma especial y vocación de las hermanas Carmelitas. “Conlleva una gracia inmensa el vivir este estilo de vida de oración, trabajo y vida fraterna consagrada en una comunidad, pero es un camino de alegría profunda y fe el estar unido a Jesús en intimidad durante toda la jornada en esta vida sencilla y pobre… Eso es ya dar fruto y vida al mundo”.

Ciertamente, los visitantes podrán aprender de las rutinas y hábitos de las Carmelitas que “son como tú y como yo. Aman a los hombres y por ello precisamente estuvieron aquí. Sí, es difícil, se nos escapa, es un misterio, pero tan vivo y humano a la vez”.

Las puertas del claustro de Santa Teresa, en el centro de Cochabamba, se abre al público desde el próximo 18 de abril, entre las 9:00 – 12:00 y de 14:00 – 17:00, de lunes a sábado.

RamasEditar

Los Carmelitas Descalzos se dividen en tres ramas: monjas contemplativas (a su vez divididas en dos, "del 90" y "del 91", dependiendo de las constituciones que siguen), frailes y hermanos terceros o seglares (Orden del Carmelo Descalzo Seglar). Hay también dos desiertos de ermitaños (el Monasterio de San José de Las Batuecas y el Monasterio de San José de Rigada).

Santas, santos y beatería de la OrdenEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar