Ordinatio imperii

La Ordinatio imperii era un texto del año 817 que regulaba la forma de sucesión durante la Dinastía carolingia y el Imperio carolingio e incluso con la Dinastía merovingia. Su contenido iba mucho más allá de la disposición jurídica de la indivisibilidad del Imperium romanum a partir del principio de primogenitura. También contiene en su interior interesantes muestras del pensamiento político carolingio.[1]

Contenido de su regulaciónEditar

Esta sucesión se llevaba a cabo mediante la partición del reino entre los hijos del rey fallecido. El ejemplo más claro es con la muerte de Ludovico Pío, hijo de Carlomagno. Los hijos de Luis el Piadoso se repartieron el Imperio carolingio en tres, a través del Tratado de Verdún en el 843, quedando repartido en:

ReferenciasEditar