Abrir menú principal

DescripciónEditar

Los ornitópodos estaban dotados de pies con tres dedos, similares a los de las aves. Se trató de uno de los grupos de herbívoros más exitosos de su tiempo, y dominaron totalmente el paisaje norteamericano. Sin embargo en Centroamérica solo hay un único registro.[1]​ Su mayor ventaja evolutiva fue el desarrollo progresivo de los aparatos masticadores más complejos que han existido en reptiles, rivalizando con los de modernos mamíferos como la vaca.

Estas características alcanzaron su cénit en los dinosaurios con "pico" córneo, los hadrosáuridos, antes de ser borradas con la extinción masiva de fines del Cretácico.

EvoluciónEditar

 
Comparación de tamaño entre los ornitópodos de mayor tamaño.

Los primeros ornitópodos llegaban a medir 1 metro de largo y probablemente eran muy rápidos. Tenían una cola rígida, como la de los terópodos, que ayudaba a balancear sus cuerpos cuando corrían sobre sus patas traseras. Luego, a medida que el período Cretácico avanzaba, desarrollaron nuevas defensas y llegaron a medir hasta 6 metros. Los ornitópodos tardíos estaban más adaptados a alimentarse sobre sus cuatro patas: sus espinas dorsales se curvaron, hasta parecerse a las de los animales modernos que se alimentan del suelo, como el bisonte, pasando la mayor parte del tiempo en esa postura pero conservando la capacidad de carrera bípeda y de alcanzar árboles.

Los dinosaurios de este suborden no tenían armadura, ni cuernos ni colmillos; posiblemente las única defensas con que contaron fueron su pico grande y fuerte y la cresta (aunque solo algunos la tenían).

Aunque históricamente los géneros ornitisquios de difícil clasificación se agrupaban con los ornitópodos, muchos han sido desde entonces reclasificados en otros taxones de cuadrúpedos basales, como Marginocephalia, y otros, como los paquicefalosaurios, han sido apartados en grupos independientes.

SistemáticaEditar

IcnitasEditar

 
Icnita tridáctila (relieve invertido) de un ornitópodo indeterminado (Estados Unidos).

Se conocen icnitas de ornitópodos de gran tamaño en [[América del Sur, como por ej: Chacarillas (comuna de Pica) y Huatacondo (Comuna de Pozo Almonte), Región de Tarapacá, extremo norte de Chile (Rubilar et al. 2008). Formación Baños del Flaco, Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, comuna de San Fernándo, Zona central de Chile (Moreno, 2000)]], Eurasia, Oceanía y África, adscritas a los icnogéneros Amblydactylus, Caririchnium, Iguanodontipus y Hadrosauropodus.[2]

ReferenciasEditar

  1. Horne, Gregory S. 1994. “A Mid-Cretaceous Ornithopod from Central Honduras.” Journal of Vertebrate Paleontology 14 (1): 147–50
  2. Díaz-Martínez, Ignacio; Pérez-Lorente, Félix; Canudo, José Ignacio y Pereda, Xabier (2012) «An ichnotaxonomical view of the large ornithopod footprints». En: Royo-Torres, R., Gascó, F. y Alcalá, L. (coords.) 10thAnnual Meeting of the EuropeanAssociation of Vertebrate Palaeontologists. ¡Fundamental!, 20: 1–290
  • Zhen, S. 1976. A new species of hadrosaur from Shandong [en chino]. Vertebrata PalAsiatica, 14: 42-44.
  • Moreno, Jaren Moreno, K., 2000. Huellas de dinosaurios (Theropoda–Ornitopoda–Sauropoda)de la Formación Baños del Flaco, VI Región, Chile: paleoambiente y paleoetología. HD dissertation, Universidad Austral de Chile, Instituto de Geociencias, Valdivia, 50 pp
  • Rubilar-Rogers, David, Moreno, Karen, Blanco, Nicolás, & Calvo, Jorge O. (2008). Theropod Dinosaur Trackways from the Lower Cretaceous of the Chacarilla Formation, Chile. Revista geológica de Chile, 35(1), 175-184. https://dx.doi.org/10.4067/S0716-02082008000100009

Enlaces externosEditar