Abrir menú principal

El Palacio Real de Portici (en italiano, Reggia di Portici) es un palacio histórico hecho construir por Carlos de Borbón, Rey de Nápoles y Sicilia, como residencia real para la dinastía de los Borbones de Nápoles. El mismo soberano mandaría edificar, décadas más tarde, el mucho más conocido Palacio Real de Caserta.

Palacio Real de Portici
Reggia di Portici
Reggia di Portici1.jpg
El Palacio Real de Portici.
Información general
Uso(s) Sede de la Facultad de Agricultura de la Universidad de Nápoles Federico II y museos.
Localización Portici, Ciudad metropolitana de Nápoles
ItaliaFlag of Italy.svg Italia
Coordenadas 40°48′41″N 14°20′34″E / 40.81125, 14.34266667Coordenadas: 40°48′41″N 14°20′34″E / 40.81125, 14.34266667
Inicio 1738
Finalización 1742
Fecha de construcción 1742
Plantas 3
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Antonio Canevari

Está situado en Portici, municipio situado a pocos kilómetros del centro de Nápoles, en el interior de un amplio parque que tiene un jardín inglés y un anfiteatro.

Índice

HistoriaEditar

Siglo XVIIIEditar

El origen de la residencia real radica en el primer tercio del siglo XVIII, cuando el soberano Carlos de Borbón (VII de Nápoles y V de Sicilia) y su consorte María Amalia de Sajonia visitaron la Villa de Elboeuf del Duque Emmanuel Mauricio de Lorena cerca del pueblo de Portici. Quedaron tan impresionados de la belleza del lugar que decidieron construir, cerca de allí, un palacio para que fuera su residencia oficial junto con el Palacio Real de Nápoles.[1]

Las obras empezaron en 1738 y el proyecto se encargó al arquitecto Antonio Canevari, uno de los varios arquitectos llamados a la corte napolitana para realizar el ambicioso proyecto de obras públicas que el soberano tenía en mente.[2][3]​ Canevari también sería el responsable de edificar otra residencia real, el Palacio de Capodimonte, situado encima de una colina al norte de Nápoles. Otros artistas implicados en la construcción del palacio fueron el pintor Giuseppe Bonito, que decoró las salas del palacio,[1]​ y al escultor Joseph Canart, que realizó las esculturas de mármol de Carrara del parque real.[3]

Varios palacios y residencias nobiliarias preexistentes (y expropiadas) sirvieron de base arquitectónica para la construcción del palacio real.

La construcción del nuevo palacio real, de dimensiones relativamente modestas e incapaz de alojar a toda la corte real, estimuló la edificación de numerosas otras residencias nobiliarias en los alrededores (las villas vesubianas del miglio d'oro), encargadas por las familias de la aristocracia deseosas de alojarse cerca del soberano.[2]

Fue en el contexto de la construcción de la residencia cuando el ingeniero español Roque Joaquín de Alcubierre, encargado de la realización de un mapa de la zona, empezó a excavar sistemáticamente varios restos arqueológicos que encontró en la zona, hallando numerosas obras de arte de valor arqueológico, entre ellas un templo con 24 columnas de mármol. Poco después se percató que había encontrado la vieja ciudad romana de Herculano.

Veinte años después de estos descubrimientos, el rey Carlos decidió fundar en la planta baja del palacio el Herculanense Museum (o Museo Ercolanese), destinado a exhibir al público las obras más destacadas del yacimiento. El nuevo museo dependía de la recién fundada (1755) Accademia Ercolanese, una academia arqueológica dedicada al estudio de Herculano y Pompeya.[4][5]​ Durante medio siglo, muchos eruditos, aristócratas y viajeros del Grand Tour visitaron el museo de Portici, y Goethe lo llegó a calificar como "el alfa y el omega de todas las colecciones de antigüedades".[6]

 
Interior del Palacio Real de Portici.

Siglo XIXEditar

En 1799, tras la Revolución napolitana, Fernando IV y su corte huyeron a Palermo llevándose consigo sesenta cofres llenos de numerosos hallazgos. En 1806, tras la invasión napoleónica, el soberano tuvo que huir de nuevo a Palermo, llevándose otros once cofres de antigüedades. La valiosa colección de antigüedades quedó entonces disgregada: una parte en Palermo con la Borbones exiliados y otra en Portici, que progresivamente fue trasladada al Museo Arqueológico de Nápoles por orden de José Bonaparte y, luego, de Joaquín Murat.[7]

Durante el periodo napoleónico y en especial durante el reinado de Joaquín Murat, el palacio fue suntuosamente reamueblado siguiendo el "gusto francés" o "style Empire", parte de este mobiliario se exhibe hoy en el Palacio de Caserta.[8][9][10]

El retorno de Fernando IV (I) al trono significó para Portici el inicio de una lenta decadencia. En 1818, con ocasión de la vuelta a Nápoles de la corte borbónica, los cofres conservados en Palermo de la colección de antigüedades se trasladaron directamente al Real Museo Borbonico de Nápoles. El Herculanense Museum de Portici encontró así su final, aunque el traslado de las pinturas no se concluyó hasta 1827.[3][11]

En 1839, durante el reinado de Fernando II, el palacio real recibió una conexión de ferrocarril con Nápoles (el Ferrocarril Nápoles-Portici, el primero de Italia). Sin embargo, fue progresivamente un lugar menos frecuentado con el paso de las décadas.[4]​ Los últimos grandes fastos del palacio tuvieron lugar entre septiembre de 1849 y abril de 1850, cuando el rey Fernando II invitó a Portici al papa Pío IX, que había tenido que abandonar Roma a causa de la Revolución de 1848.[12]

Tras la caída del Reino de las Dos Sicilias durante la Unificación de Italia, el Palacio Real de Portici pasó a engrosar la larga nómina de propiedades de la Casa de Saboya. En 1866, el rey Víctor Manuel II cedió toda la propiedad a la Scuola Superiore d'agricoltura (actualmente la Facultad de Agricultura de la Universidad de Nápoles Federico II).

ActualidadEditar

Después de haber alojado durante más de un siglo a la Facultad de Agricultura, a inicios del siglo XXI, tanto el palacio como sus jardines se encontraban en un profundo estado de deterioro. De la decoración interior solo se conservaban los techos y algunas pinturas murales.

Desde 2007 se empezaron varias campañas de restauración: en 2008, se restauró la fachada principal del palacio cara al mar[13]​ y en 2009 se decidió reabrir el Herculanense Museum, situado, no en su localización original, sino en una parte de los aposentos reales del primer piso, que fueron restaurados. Se trata esencialmente de un "museo virtual e interactivo" ya que las piezas arqueológicas originales se encuentran en Nápoles.[14]

A inicios del 2017, se aprobó un nuevo paquete presupuestario destinado a la restauración de la fachada del patio de entrada.[15]

ArquitecturaEditar

El palacioEditar

 
Vista del patio interior del Palacio Real de Portici.

El palacio tiene una amplia y majestuosa fachada con terrazas y llena de balaustradas. EL edificio tiene planta cuadrangular y un atrio a través del cual se accedía, antiguamente por una barandilla de hierro, desde la llamada strada delle Calabrie (actual Via Università) que cortaba en dos el parque.[3]

El patio del palacio, que es similar a una plaza, presenta en el lado izquierdo los barracones de las Guardias Reales y la capilla Palatina (1749), mientras que una majestuosa escalera (1741) conduce desde el vestíbulo a la primera planta, donde se encuentra el apartamento de Carolina Bonaparte.[1]

También se deben destacar el ricamente decorado salón de Luis XIV, el boudoir de la reina María Amalia de Sajonia (montado de nuevo en 1866 en el Palacio Real de Capodimonte de Nápoles, pero diseñado para el Palacio de Portici), cuyas paredes están decoradas en porcelana de Capodimonte (que estimaba profundamente la soberana).[2]

JardínEditar

 
El bosque del Palacio Real de Portici.

El jardín del palacio, ampliado hasta alcanzar una extensión muy notable (iba prácticamente desde la zona de Pugliano hasta el Granatello, hacia el mar) está dividido en una zona superior y una inferior.[2]

En este parque, amplias calles rodeadas por jardines ingleses hacen de fondo a obras de arte entre las que se deben citar la Fontana delle sirene ("Fuente de las sirenas"), el Chiosco di re Carlo ("Quiosco del rey Carlos"), la Fontana dei cigni ("Fuente de los cisnes") e incluso un anfiteatro.[1]

En el interior del parque también se instaló un zoo con especies de animales exóticas que el soberano Fernando IV hizo traer desde el extranjero.

Actualmente se pueden apreciar importantes remodelaciones en la zona del parque que va hacia el Granatello, como la eliminación de una amplia zona de bosque para colocar en su lugar césped.

Galería de imágenesEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d «Reggia di Portici». Comune di Portici. Consultado el 1 de enero de 2016. 
  2. a b c d «El Palacio Real de Portici». Real Casa di Borbone delle Due Sicilie. Consultado el 1 de enero de 2016. 
  3. a b c d «Reggia di Portici». Tuttoportici. Consultado el 1 de enero de 2016. 
  4. a b «Real sitio de Portici». Musei del Sito Reale di Portici. Consultado el 1 de enero de 2016. 
  5. Rosa, Dott. Aniello De. «La Nostra Storia». www.accademiaercolanese.it (en it-it). Consultado el 12 de abril de 2017. 
  6. AGNES ALLROGGEN-BEDEL (1983). «Il Museo Ercolanense» (en italiano). Consultado el 12 de abril de 2017. 
  7. Castracane, Marco (1 de enero de 2011). Gli italiani e l'arte (en italiano). Armando Editore. p. 63. ISBN 9788860819734. Consultado el 12 de abril de 2017. 
  8. «Il palazzo reale di Portici. La terza meraviglia di Carlo di Borbone». www.vesuviolive.it (en it-IT). Consultado el 12 de abril de 2017. 
  9. «LA CAMERA DA LETTO DI GIOACCHINO MURAT — Reggia di Caserta». cir.campania.beniculturali.it (en italiano). Archivado desde el original el 13 de abril de 2017. Consultado el 12 de abril de 2017. 
  10. italiano, Touring club (1 de enero de 2001). Napoli e dintorni (en italiano). Touring Editore. p. 638. ISBN 9788836519545. Consultado el 12 de abril de 2017. 
  11. Strazzullo, Alessio (25 de agosto de 2016). I tesori nascosti di Napoli (en italiano). Newton Compton Editori. ISBN 9788854198234. Consultado el 12 de abril de 2017. 
  12. «Pio IX a Portici.». Il Portale del Sud (en italiano). Consultado el 12 de abril de 2017. 
  13. «Blog Portici - La “cenerentola” che torna regina». Comuni-Italiani.it. Consultado el 12 de abril de 2017. 
  14. System. «Visite all’Herculanense Museum della Reggia di Portici.». www.beniculturali.it (en italiano). Consultado el 12 de abril de 2017. 
  15. «Città metropolitana di Napoli, firmato il restauro della reggia di Portici». Consultado el 12 de abril de 2017. 

Enlaces externosEditar