Pan de payés en el Mercado Medieval de Montblanch (Tarragona)

El pan de payés (también llamado pan de pueblo o pan rústico ; pa de pagès, en catalán) es un tipo de pan típico de la gastronomía de Cataluña, también común en las Islas Baleares.

CaracterísticasEditar

Se elabora siguiendo la forma tradicional con la que se elaboraba el pan en los pueblos rurales. De hecho, pagès ("payés" transliterado del catalán) significa campesino. Contiene menos grasas que otros panes clásicos. La corteza es más gruesa que el pan común por lo que la miga de su interior se conserva blanda más días. La forma del pan de payés es redondeada y suele presentarse en dos formatos: de 500 gramos o de 1 kg. Debido a su gran tamaño, suele cortarse y comerse en rebanadas.

UsosEditar

En Cataluña se acostumbra a comer untado con tomate —pan con tomate— y puede acompañarse de embutidos típicos de Cataluña (longanizas, butifarra, etc.)

En Baleares también se suele comer con tomate —pa amb oli— o con sobrasada.

Véase tambiénEditar