Parlamento de la República Italiana

El Parlamento de la República Italiana (en italiano: Parlamento della Repubblica Italiana) es el órgano constitucional titular del poder legislativo. Tiene una estructura bicameral, estando formado por la Cámara de los Diputados y el Senado de la República.

Parlamento de la República Italiana
Parlamento della Repubblica Italiana
(XVIII legislatura)
Emblem of Italy.svg
Datos generales
Ámbito ItaliaFlag of Italy.svg Italia
Tipo Bicameral
Cámara Alta Senado de la República
Cámara Baja Cámara de Diputados
Liderazgo
Presidente de la
Cámara Alta
Maria Elisabetta Alberti Casellati (FI)
desde el 24 de marzo de 2018
Presidente de la
Cámara Baja
Roberto Fico (M5E)
desde el 24 de marzo de 2018
Composición
Miembros 950
320 senadores (315 elegidos + 5 de por vida)
630 diputados
Senado
Italian Senate current.svg
Grupos representados
Cámara de Diputados
Italian Chamber of Deputies current.svg
Grupos representados
Elecciones
Senado
Última elección
4 de marzo de 2018
Cámara de Diputados
Última elección
4 de marzo de 2018
Sitio web
http://www.parlamento.it

ComposiciónEditar

La cámara de los diputados está formada por 630 miembros, mientras que hay 315 senadores más los senadores vitalicios. Las dos cámaras se reúnen conjuntamente para determinados casos designados por la Constitución. El caso más importante es la elección del Presidente de Italia, votación en la que también se reúnen con representantes regionales. Otros casos son para elegir cinco miembros del Tribunal Constitucional Italiano y para elegir un tercio del Consejo Superior de la Magistratura.

En los casos previstos en la Constitución, el Parlamento se reunirá en sesión conjunta[2]​.

HistoriaEditar

El Parlamento subalpino, del que son sucesores el Parlamento de Reino de Italia y el actual Parlamento republicano, tiene varios precedentes en los estados de preunificación, comenzando por el Parlamento siciliano. Sin embargo, es el Parlamento inglés el que inspiró su práctica e instituciones, tras haber sido trasplantado a Europa, especialmente a través de la experiencia francesa.

AutodichiaEditar

Una peculiaridad de la experiencia constitucional italiana es la «excepción al ejercicio ordinario de la función judicial en los tribunales cuando se refiere a cuestiones de la vida interna de los órganos constitucionales»[3]​. El origen del instituto es la forma en que «en el período estatutario de las Cámaras se reconocía una posición garantizada con respecto a la intervención del soberano. (...) Instituciones similares a la autodichia italiana son prácticamente desconocidas en otros sistemas jurídicos (incluyendo, al parecer, los países de y Centro y Suramérica) donde se ha impuesto la regla del sometimiento a la justicia ordinaria cuando se trata de resolver conflictos entre los órganos constitucionales y sus empleados»[4]​.

ReferenciasEditar