Partido Comunista Revolucionario (Chile)

El Partido Comunista Revolucionario (PCR) fue un partido comunista chileno de ideología maoísta, fundado en 1966 a partir de una escisión en el Partido Comunista de Chile.[1]​ Durante el gobierno de la Unidad Popular adoptó una postura crítica hacia gobierno de Salvador Allende. En 1972 el partido enfrenta una discusión interna debido a diferencias ideológicas entre los que defendían la «guerra popular prolongada» (maoístas) y los que impulsaban la «insurrección de masas» (marxistas-leninistas), provocando la división del partido en dos facciones (PCR y PCR-ML, respectivamente), desapareciendo ambas a principios de los años 1980.

Partido Comunista Revolucionario
Logo of Chile's Revolutionary Communist Party.svg
Fundación Febrero de 1966
Disolución c. 1979 PCR-ML (Chile)
c. 1984 PCR (en el exilio)
Escisión de Partido Comunista
Ideología Comunismo
Marxismo-leninismo
Antirrevisionismo
Antifascismo
Antiimperialismo
Posición Extrema izquierda
Sucesor Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)
Organización Comunista Recabarren
País ChileBandera de Chile Chile
Publicación El Pueblo
Causa Marxista-Leninista
Acción Proletaria
Afiche de propaganda del PCR.

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

A partir del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética Nikita Jrushchov ataca al marxismo-leninismo y la construcción del socialismo en la figura de Iósif Stalin mediante el Discurso Secreto, en el que denuncia el culto a la personalidad y sus crímenes durante las purgas en la década de 1930, estallando la polémica antirrevisionista en el Movimiento Comunista Internacional, lo que produjo la separación de los comunistas que defendían los principios revolucionarios del marxismo-leninismo, de aquellos partidos aburguesados que se sumaron a los acuerdos revisionistas adoptados en el XX Congreso del PCUS, partido que al promover la “Vía Pacífica al Socialismo”, renuncia a la revolución armada y de la dictadura del proletariado, la que abandona en la URSS,  permitiendo que la reacción interna creciera con la ayuda del imperialismo internacional e impulsara la descomposición política-económica y moral de ésta y la posterior destrucción del primer Estado obrero campesino.

EspartacoEditar

Dentro del Partido Comunista de Chile surge en los años 60 la editorial “Espartaco”, dedicada a la difusión de la revista “Pekín Informa” y las obras de Mao Zedong. La editorial “Espartaco” tuvo desde sus inicios un gran apoyo y conexión con el Partido Comunista Chino (PCCh), debido a su cercanía ideológica y su crítica al revisionismo soviético.[2]Luis Corvalán (en ese entonces secretario general del PC) aclaró su posición a favor del revisionismo soviético, al referirse al PCCh como un partido “renegado del movimiento revolucionario” al igual que los trotskistas, debido a su posición sobre “la coexistencia pacífica” declarada por el PCUS.[3]​ También lo hizo con el Partido de los Trabajadores de Albania, a los que catalogó como promotores del “fraccionalismo” o “sentimientos nacionalistas burgueses”.[4]

 
Uno de los textos escritos por Jaime Barros Pérez-Cotapos en las ediciones Espartaco.

Los miembros de la editorial “Espartaco” rápidamente entraron en conflicto con la dirección del PC, poco a poco fueron apartados, hasta que finalmente en octubre de 1963 fueron expulsados del partido.[5]​ Muy distinto a lo que se esperaba el grupo editorial continuó con su trabajo. David Benquis (conocido como el “Camarada Velásquez”), Jorge Palacios (Galvarino Guerra) en conjunto con otros revolucionarios iniciaron la Organización Espartaco. En 1964, Jaime Barros Pérez-Cotapos (senador del PC por Valparaíso) adhiere a “Espartaco” luego de renunciar al Partido Comunista por declararlo revisionista, atrayendo consigo otra ola de militantes.

Entre mayo y abril de 1964 Jorge Palacios bajo el seudónimo de Raimundo León redacta a propósito del aniversario del natalicio de Lenin, el artículo “La “vía pacífica" de Corvalán: camino contrarrevolucionario”. Comunicado en donde expone una postura crítica sobre la vía pacífica al socialismo adoptada por la camarilla del Partido Comunista de Chile Luis Corvalán, calificándolo como una acción burguesa y revisionista que contradice los principios del partido y frena el actuar revolucionario del proletariado.[6]​ Este documento sería el primer antecedente de lo que 2 años más tarde sería formado el Partido Comunista Revolucionario.

Partido Comunista RevolucionarioEditar

Ante la necesidad de contar con un partido comunista Marxista-Leninista para llevar adelante la Revolución Socialista, el día 15 de febrero de 1966 se funda de manera oficial el Partido Comunista Revolucionario,[7]​ convocando su Primer Congreso fundacional, donde se deja en claro la idea de retomar la vía revolucionaria y marxista-leninista, abandonada por el PS y PC; este último al unirse al bloque revisionista soviético, es así como el PCR se alía con el bloque chino-albanés.[8][9]

Entre los grupos que lo conforman, se encontraban el Grupo Espartaco, la Vanguardia Revolucionaria Marxista, militantes disidentes del Partido Comunista de Chile y exmiembros del Comité Central del mismo, como David Benquis (“Camarada Velásquez”), Luis Bernales (“Fernández o Camarada Bernal”), Jorge Palacios (“Raimundo León”, más tarde Galvarino Guerra) y otros compañeros.

La dirección del partido funcionaba de manera colectiva, tomando las decisiones en base al centralismo democrático; de esta manera, la dirección recae sobre David Benquis, Luis Bernales, Jorge Palacios y Jaime Barros, teniendo como primer secretario (función similar a la de vocero) a David Benquis.[10]

Inicios (1966-1970)Editar

En la mayoría de su historia el partido funciono de manera clandestina, por lo que sus militantes trabajaron bajo seudónimos o en el anonimato, debido a sus posturas revolucionarias, que chocaban de frente, tanto con la Unidad Popular y el Partido Comunista de Chile. Concentrando su accionar en la formación de cuadros, es decir, militantes capaces de entender y aplicar el Marxismo-Leninismo a la realidad temporal y nacional.

Frente a la excesiva clandestinidad del Partido, surgen críticas de los dirigentes de masas los que califican esta política como infantil y sectaria por parte de la dirección. La dirección del PCR defendía el trabajo clandestino argumentando principalmente que facilitaba el trabajo entre las masas, por el contrario, los dirigentes sindicales y de masas lo consideraban la principal traba para la formación de un partido de masas obreras y campesinas.[11]

El PCR tuvo presencia en todo Chile, aunque con especial énfasis en las ciudades de Valparaíso y Santiago, teniendo presencia en varias industrias, el Puerto de Valparaíso y el gremio de los trabajadores de la salud pública, contando con locales en varias ciudades, aunque no estaban abiertos a las masas por su carácter clandestino. El trabajo de masas más importante que realizó el partido fue la formación del movimiento Netuaiñ Mapu («recuperemos la tierra» en mapudungun)[12]​ a cargo del profesor normalista Patricio Quijada («camarada Román»), que tuvo como objetivo llevar adelante la «Guerra Popular Prolongada» en la Araucanía, destacándose en la toma de fundos y corridas de cerco por la vía armada.

Unidad Popular y Golpe de Estado (1970-1973)Editar

Para las elecciones de 1970 el PCR llama a la abstención, rechazando el electoralismo burgués, criticando al candidato de la Unidad Popular, Salvador Allende y su política del “socialismo a la chilena” o sea la vía pacífica. Así, el PCR tomó una posición crítica ante el gobierno de la Unidad Popular (UP), debido a que esta no estaría dispuesta a llevar a cabo la «Revolución Democrático Popular» (cuestión que más tarde reconocen como actitud infantil en su autocrítica escrita en la revista Causa ML Nº31).[13]​ La única intención del PCR durante el gobierno de la UP era la de llevar sus reformas a su mayor límite.[14]

En 1972 se realizan las elecciones de la Central Única de Trabajadores de Chile, en las que el PCR presenta una lista compuesta por sus dirigentes sindicales,[15]​ obteniendo menos del 1% de los votos (alrededor de 6000 preferencias), reflejando la poca presencia en la clase obrera. Este fracaso electoral se suma a las discusiones anteriores sobre el problema del sectarismo y la necesidad de mayor alcance entre la población, provocando el quiebre entre la dirección encabezada por David Benquis y los dirigentes sindicales y de masas dirigidos por Luis Bernales.

La postura de Benquis, junto a Palacios como Ideólogo, consistió en mantener al partido en la clandestinidad y la tesis de la “Guerra Popular Prolongada”. Por otro lado, Bernales, junto a Barros, plantean que el partido estaba alejado de las masas y de los trabajadores, por lo que había que salir de la clandestinidad (puesto que, durante la UP, no eran perseguidos), abrir los locales a las masas y a los trabajadores, con la finalidad de calar en el pueblo, darse a conocer y promover la “Vía Insurreccional”. El partido se divide en dos corrientes, el PCR-ML bajo la dirección de Bernales-Barros, y el PCR bajo la dirección de Benquis-Palacios. Para el golpe cívico-militar de 1973 la dirección del PCR, Benquis y Palacios se autoexilia en Francia, formando la “Comisión Internacional” perdiendo contacto con la militancia en Chile.

PCR (PCR-ML) en Chile (1973-1979)Editar

 
Edmundo Bavestrello en su reclusión por la dictadura, ciudad de Tal-Tal 1979.

En Chile, Luis Bernales queda con el liderazgo y asume la tarea de reorganizar el partido reuniendo a los militantes que estaban en la clandestinidad y llamando de vuelta a los compañeros exiliados. Las duras condiciones impuestas por la dictadura dificultaron esta tarea. En 1979 Bernales le encarga la tarea de contactar a los militantes del partido a Edmundo Bavestrello, miembro de la Comisión Sindical del PCR y destacado dirigente del gremio de los trabajadores de la salud.

 
Extracto de la noticia sobre la situación del militante Edmundo Bavestrello.

Esta misión se ve truncada cuando Edmundo es denunciado por agentes infiltrados y detenido en medio de un montaje, inculpándolo de pertenecer al “Frente Patriótico de Liberación Nacional”, grupo ficticio organizado por la Central Nacional de Informaciones (CNI). Edmundo es encarcelado en la Penitenciaria de Santiago mientras el dictamen de su causa, pero es condenado sin pruebas a la pena de relegación en Tal-Tal (Norte de Chile) apelando a la Suprema Corte sin resultado.[16]​ Esto sumado al fallecimiento de Benquis en 1978 y Bernales en 1979 (los dos de cáncer) significó la caída del PCR en territorio nacional, quedando Palacios a cargo como el Primer Secretario del PCR exiliado en Francia.

En 1977 el PCR-ML publica un documento refutando la “Política de los Tres Mundos” de Mao Zedong, acusándola de revisionista. Esto, junto a su ruptura con el PCCh tras el apoyo a la Dictadura Cívico Militar, convertiría al PCR-ML en el primer partido comunista, marxista-leninista de Chile, no solo en criticar Deng Xiao Ping, sino en criticar públicamente al Maoísmo.

En 1978 ocurre la ruptura sino-albanesa tras las fuertes críticas de Enver Hoxha, primer secretario del Partido del Trabajo de Albania (PTA), a la figura y las políticas de Mao. Un suceso que marca un antes y un después en el movimiento marxista-leninista internacional, que hasta ese entonces consideraba al maoísmo parte de los fundamentos teóricos del marxismo-leninismo.

Luego de la desaparición del partido en Chile, en 1979 surge el grupo Acción Proletaria, formado por un pequeño grupo de exmilitantes del PCR, entre los que destacan Miguel Asenjo, Mauricio Aravena y Eduardo Artés, de tendencia pro-albanesa. Este grupo sería la base que formaría el Partido Comunista (Acción Proletaria) en 1985.

En 1985, luego de cumplir su condena de relegación, Edmundo Bavestrello junto a Víctor Abarca logran reunir a antiguos militantes del PCR y PCR-ML, con el objetivo de formar un partido revolucionario basado en los principios del marxismo-leninismo llamando a participar a todos los comunistas consecuentes, fundando la Organización Comunista Recabarren, honrando la memoria del padre del comunismo chileno, Luis Emilio Recabarren.

PCR en el extranjero (1973-1984)Editar

La facción del PCR autoexiliada en Francia, liderada por Palacios y Benquis, llevó a cabo algunas acciones conjuntas con otros partidos de la izquierda chilena, MIR, MAPU, PS (CNR) formando la Agencia Noticiosa Chilena Antifascista (A.N.C.H.A), dedicada a difundir las acciones de resistencia contra la dictadura en Chile.[17]​ En lo político siguió con la tendencia maoísta. Aunque hubo una crítica al gobierno chino ante su acercamiento a la dictadura militar chilena, en realidad fue una crítica de la llegada al poder de Deng Xiaoping, quien habría desviado a China del camino «marxista-leninista» que había trazado Mao Tse Tung.[18]

El más cercano aliado en este proceso del PCR de Chile fue el PCR de los Estados Unidos, que por medio de numerosas reuniones y comunicados expresaban la necesidad de luchar para mantener a flote las ideas de Mao dentro del Movimiento Comunista Internacional (MCI). Ejemplos de esto son, la carta del PCR de Chile y del PCR de EE.UU. hacia el MCI, con el que plantean la importancia de formar “una oposición al golpe de estado en China” y las políticas “oportunistas” de Deng Xiao Ping y sus seguidores, que alejan al PCCh del camino del marxismo-leninismo.[19]​ Esto también se observa en otras declaraciones conjuntas como los “Principios fundamentales para la unidad de los marxista-leninistas y para la línea del Movimiento Comunista Internacional”[20]​ (1980), el “Comunicado conjunto del Partido Comunista Revolucionario de Chile y del Partido Comunista Revolucionario de EE.UU.”[21]​ (1980), y la “Declaración de otoño”[22]​ (1980), en la que estos partidos hacen un esfuerzo para unir a los comunistas en la lucha en contra del gobierno (de ese entonces) de China que borraba el legado de Mao, además de luchar en contra del imperialismo estadounidense y soviético, es decir, la lucha en contra de la burguesía y del imperialismo en sí, además de los cuadros revisionistas y socialdemócratas que se alejaban del marxismo-leninismo, en base al supuesto de que Mao pertenecía a la teoría fundamental del marxismo como la “tercera etapa” de este.

En 1980, el PCR de Chile y de EE. UU fundan el Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI) publicando la revista teórica “A World to Win” donde el PCR de Chile realizó sus dos últimas participaciones en la edición de 1981 y 1982. El PCR siguió en actividad oficialmente hasta 1984. El nombre del Partido Comunista Revolucionario de Chile desaparece definitivamente de la lista de los partidos y organizaciones pertenecientes al MRI. Finalmente, Palacios disolvería el partido declarando su adhesión al anarquismo.[23]

ReferenciasEditar

  1. http://www.archivochile.com/pp/pcr.html
  2. Chile., Partido Comunista de (1978). Open letter of the Revolutionary Communist Party of Chile to the Communist Party of China.. Norman Bethune Institute. OCLC 680549155. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  3. «Nationalism and Communism in Chile. By <italic>Ernst Halperin</italic>. [Center for International Studies, Massachusetts Institute of Technology, Studies in International Communism, Number 5.] (Cambridge, Mass.: M. I. T. Press, Massachusetts Institute of Technology. 1965. Pp. xii, 267. $7.50.)». The American Historical Review. 1966-04. ISSN 1937-5239. doi:10.1086/ahr/71.3.1108. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  4. Cronin, B (2002). «International Maoism in the Developing World Robert J. Alexander; Westport, CT: Praeger, 1999, 352 pp., $75.00 hb». Review of Radical Political Economics 34 (3): 368-371. ISSN 0486-6134. doi:10.1016/s0486-6134(02)00149-3. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  5. «Nationalism and Communism in Chile. By <italic>Ernst Halperin</italic>. [Center for International Studies, Massachusetts Institute of Technology, Studies in International Communism, Number 5.] (Cambridge, Mass.: M. I. T. Press, Massachusetts Institute of Technology. 1965. Pp. xii, 267. $7.50.)». The American Historical Review. 1966-04. ISSN 1937-5239. doi:10.1086/ahr/71.3.1108. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  6. Jorge Palacios (Escrito bajo el Seudónimo de Raimundo León) (Abril-Mayo 1964). «CENTENARIO DE LENIN (I) LA "VIA PACIFICA" DE CORVALAN: CAMINO CONTRARREVOLUCIONARIO». Archivado desde el original el 23 de marzo de 2022. «En ocasión del centenario del nacimiento de Lenin, hemos estimado necesario desenmascarar una vez más a estos campeones de la "vía pacífica", cómplices del imperialismo en todo el mundo y traidores a la clase obrera. Para ello, hemos elegido un articulo aparecido en la antigua revista "Principios Marxista-Leninistas", en mayo-julio 1964, publicado por un grupo de ex militantes del viejo partido comunista, denunciando la traición el marxismo-leninismo de Luis Corvalán y Cía.» 
  7. Sergio Grez Toso (2014). «CUADERNOS DE HISTORIA 40». p. 78. «Esta era la perspectiva, entre otros, de un grupo disidente comunista inspirado por las posiciones maoístas, que se organizó, a partir de 1966, como Partido Comunista Revolucionario (PCR) con la intención de ser una alternativa a la conducción “revisionista” del PC.» 
  8. «INFORME INTERNACIONAL APROBADO EN EL PRIMER CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE». 
  9. «RESOLUCIONES POLITICAS APROBADAS EN EL PRIMER CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE». 
  10. Damián Lo Chávez (2012). «Comunismo rupturista en Chile (1960-1970)». p. 66. Consultado el 4-04-2022. «David Benquis, "Camarada Velázquez", principal dirigente del PCR». 
  11. «CONTRA EL SECTARISMO». 
  12. «EL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE (PCR)». 
  13. «Causa ML N°31». 
  14. «Notes on…Partido Communista Revolucionario PCR». 
  15. «Falleció Eugenio Cantillana, el camarada Exequiel, el camarada Escobar...». Le monde diplomatique. 13 de enero de 2021. «También recuerdo la campaña que hicimos cuando el PCR llevó de candidato a presidente de la CUT al minero de Lota José Reyes.» 
  16. «Informe Confidencial Junio 1979». 
  17. René Ramírez Vicker (13 de julio de 2012). «ENTRE EL PAPEL Y LA METRALLA. Apuntes para la historia de la prensa clandestina en la primera etapa del Chile dictatorial». pp. 73-74. «Fue un boletín editado durante la dictadura, en el exterior – ANCHA (Agencia Noticiosa Chilena Antifascista – el que, en su edición 47, especial de 1979, entregó un panorama de las publicaciones que se estaban realizando de forma subrepticia, bajo la responsabilidad tanto de partidos políticos específicos, como la de orgánicas populares (sindicatos, comités de resistencia, etc.). Los títulos mencionados son: Frente Cristiano de Avanzada (FCA): No podemos callar, Pueblo cristiano Frente del Pueblo de Chile: Resistencia. Izquierda Cristiana: El Combatiente MAPU: De Frente, Venceremos MAPU-OC: Resistencia Democrática Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR): El Rebelde en la clandestinidad 74 Partido Comunista (PC): Unidad Antifascista Partido Comunista Revolucionario (PCR): El Pueblo, Documentos ML». 
  18. «CARTA ABIERTA DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE AL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA». 
  19. «CARTA DEL PCR DE CHILE Y DEL PCR DE EEUU DE FEBRERO DE 1980 A PARTIDOS Y ORGANIZACIONES DEL MCI». 
  20. «PRINCIPIOS FUNDAMENTALES PARA LA UNIDAD DE LOS MARXISTALENINISTAS Y PARA LA LINEA DEL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL. 1980». 
  21. «COMUNICADO CONJUNTO DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE Y DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE EE.UU.». 
  22. «A LOS MARXISTA-LENINISTAS, A LOS OBREROS Y A LOS OPRIMIDOS DE TODOS LOS PAISES [“DECLARACION DE OTOÑO”]- 1980». 
  23. Damián Lo Chávez (2012). «Comunismo rupturista en Chile (1960-1970)». p. 20. Consultado el 23 de marzo de 2022. «42 Jorge Palacios Calmann. Junto con David Benquis fue uno de los dirigentes máximos de Espartaco y luego del PCR. Exiliado en Perú y en Francia, autor de numerosas publicaciones. Aún vive, de avanzada edad y retirado de la vida pública. Abandonó el marxismo para abrazar creencias místicas y metafísicas mezcladas con postulados anarquistas. Una ficha completa y detallada de su vida laboral y profesional puede verse aquí http://www.docstoc.com/docs/129825065/Prof-Jorge-Palacios. No fue entrevistado, pero colaboró con esta tesis respondiendo nuestras preguntas vía correo electrónico.»