Abrir menú principal

Partido Republicano Progresista (España, 1880)

partido político español

El Partido Republicano Progresista fue un partido político español de la época de la Restauración.

Partido Republicano Progresista
Líder Manuel Ruiz Zorrilla
Fundación 1880 [1]
Disolución 1903 [2]
1912
Ideología Liberalismo, progresismo, republicanismo
País España
1 A partir de parte del Partido Radical.
2 Integración de gran parte sus miembros en Unión Republicana.

HistoriaEditar

El Partido Republicano Progresista estuvo muy vinculado a la figura de Manuel Ruiz Zorrilla, si bien este dirigió el partido casi siempre desde el exilio. Tras la Restauración de la monarquía en 1874, Ruiz Zorrilla se unió a Nicolás Salmerón para fundar el Partido Reformista Republicano en 1876. Sin embargo, las diferencias en cuanto a la táctica política llevaron a Ruiz Zorrilla a fundar en 1880 su propio partido, el Republicano Progresista.

Durante el resto de la vida de Ruiz Zorrilla, el partido se volcó en la táctica del insurreccionalismo, apoyando diversas intentonas civiles y militares para derribar el régimen de la Restauración. Todas ellas fracasaron, y el partido fue abandonado sucesivamente por algunas de las personalidades que lo formaron, como Cristino Martos, Montero Ríos y José Canalejas, quienes rompieron con la agrupación en 1881 para integrarse en el campo monárquico. En las décadas de 1880 y 1890, sin embargo, siguió siendo el principal grupo republicano junto al Partido Republicano Democrático Federal que seguía a Pi y Margall. Más allá de los fracasos insurreccionales, el partido contó con importantes medios de prensa como El Porvenir, El Progreso y El País, que estuvieron entre los de mayor difusión de su época.[1]​ Desde ellos, se defendieron posturas de oposición a ultranza contra la monarquía, de crítica contra el régimen parlamentario y censura de la corrupción política y el falseamiento electoral por los gobiernos de la Restauración. A la vez, se apostó por un régimen republicano descentralizado, aunque opuesto al sistema federal, presidencialista y con una apuesta moderada por el reformismo social, frente a las posiciones avanzadas en este sentido de los republicanos federales.

Es difícil estimar la extensión del republicanismo progresista en España. En una entrevista concedida al Standard de Londres en 1885, Ruiz Zorrilla afirmaba que su agrupación contaba "con 1300 comités repartidos por España". Algunos estudios recientes muestran que, en efecto, esta agrupación tenía una presencia muy considerable en provincias como Madrid, Jaén, Ciudad Real, Castellón, Córdoba o Granada.[2][3]

A la muerte de Ruiz Zorrilla en 1895, el partido estaba sumido en una grave crisis, pero sobrevivió, dirigido por José María Esquerdo, hasta 1912. Tras la muerte del doctor, buena parte de sus militantes se integraron en el Partido Reformista de Melquíades Álvarez.

BibliografíaEditar

  • DE DIEGO ROMERO, Javier (2008). Imaginar la República. La cultura política del republicanismo español, 1876-1908. Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.
  • SUÁREZ CORTINA, Manuel (2000). El gorro frigio. Liberalismo, democracia y republicanismo en la Restauración. Madrid, Biblioteca Nueva.

ReferenciasEditar

  1. HIGUERAS CASTAÑEDA, Eduardo (2015). «Prensa y partido en el republicanismo progresista: El Porvenir (1882-1885)». Historia Contemporánea, ISSN 1130-2402, Nº 50, págs. 41-73. Consultado el 15 de octubre de 2016. 
  2. HIGUERAS CASTAÑEDA, Eduardo (2015). «Ruiz Zorrilla y la cultura radical republicana en la Restauración». Experiencias republicanas en la Historia de España / coord. por Juan Sisinio Pérez Garzón, 2015, ISBN 978-84-9097-5, págs. 108-158. Consultado el 15 de octubre de 2016. 
  3. JAÉN MILLA, Santiago (2014). «Entre tierra y plomo. Historia del republicanismo jiennense (1849-1923)». Barcelona, Ediciones Carena. Consultado el 15 de octubre de 2016.