Patriarcado de las Indias Occidentales

patriarcado de la Iglesia católica

El patriarcado de las Indias Occidentales (en latín, Patriarchatus Indiarum Occidentalium) es un título honorífico de la Iglesia católica, creado en 1524 y utilizado hasta 1963, año en que quedó en sede vacante. Durante los más de 400 años de historia ha sido ostentado por prelados españoles, en especial aquellos que ostentaban funciones en palacio u otros lugares reales como capellanes mayores (hoy arzobispo castrense). Sin embargo, el cargo que ostentó tradicionalmente fue el de limosnero mayor. Los patriarcas fueron miembros de varias juntas y, más tarde, senadores del reino.

Patriarcado de las Indias Occidentales
Patriarchatus Indiarum Occidentalium
Información general
Iglesia católica
Iglesia sui iuris latina
Rito romano
Fecha de erección 11 de mayo de 1524
Fecha de supresión 31 de julio de 1963
Localización
País EspañaBandera de España España
Jerarquía
Patriarca sede vacante
Estadísticas

Fecha de creaciónEditar

Tradicionalmente ha habido confusión con el año de creación del título y a quien se otorgó en los primeros años. Autores como Gil González Dávila y Salazar de Mendoza, opinaron que el patriarcado fue creado en 1524 por el papa Clemente VII, concediendo la dignidad a Esteban Gabriel Merino. De hecho, los primeros nombramientos de los patriarcas son confusos, tanto es así, que algunos autores llegaron a considerar que la creación del título databa del reinado de Felipe III y que había sido el primero Diego de Guzmán y Haro. Sin embargo de la confusión, el Anuario Pontificio muestra el 11 de mayo de 1524 como fecha de creación.[1]

HistoriaEditar

La idea de su creación nació debido al descubrimiento de América, un hecho que abría en la Iglesia española un vasto territorio que se tenía que organizar en materia espiritual, además de llevar a cabo la tarea de evangelización. Para esta tarea, se pensó en la creación de un título eclesiástico de tipo patriarcal que sirviera de título primado para el nuevo continente.

El 26 de julio de 1513 el regente de Castilla Fernando el Católico, a nombre de su hija Juana, solicitó por medio de su embajador en RomaJerónimo Vich y Valterra— al recién elegido papa León X, el nombramiento de su capellán mayor —Juan Rodríguez de Fonseca, obispo de Palencia— como patriarca de las Indias, además de la creación de este título. Hasta entonces Fonseca se había ocupado desde España del gobierno eclesiástico de las tierras recién descubiertas. Adicionalmente, también solicitaba la creación de un nuevo obispado en Nuestra Señora de la Antigua, que debería regir su predicador.

El papa accedió a la erección de la nueva diócesis, que quedó bajo el gobierno del franciscano Juan de Quevedo, pero era reacio a crear un nuevo patriarcado que eventualmente podría disminuir su poder o derivar hacia un cisma. Más adelante, el 11 de mayo de 1524, Clemente VII creó el título a instancia del emperador Carlos V (rey de España). El pontífice impuso la pena de excomunión al patriarca que se trasladara a las Indias Occidentales sin el consentimiento de la Santa Sede; y lo privó de jurisdicción, renta, súbditos y clero, para evitar cualquier tipo de deriva de ambición parecida al mundo oriental. Por lo tanto, desde su nacimiento, el título era ad honorem y quedaba vacío de cualquier tipo de poder. Recayó sobre el arzobispo de Granada y canciller mayor de Castilla, Antonio de Rojas Manrique.

Las condiciones eran especificadas en casi todas las bulas de nombramiento; la más expresiva y clara fue la de nombramiento de Antonio Allué Sesé (en 1821): «Cum itaque Patriarchatus Indiarum Occidentalium Maris Océanos, quia Ecclesia, Sede, Capítulo, Choro, Clero et populo omnique cura regimine et jurisdictione tam espirituales quam temporales caret, sed solum en dignitatis Patriarchalis título et honore consistit». Siendo un título honorífico, no daba derecho ni a palio ni a la consagración episcopal; los patriarcas, para ser consagrados, debían obtener aparte el nombramiento en una sede episcopal, titular o residencial.

A petición de Felipe II, en 1569 se publicó una bula que creó el cargo de procapellán de la Capilla Real, cargo que servía de sustitución del Capilla Mayor que era ejercido tradicionalmente por el arzobispo de Santiago de Compostela. Además, se le pidió también al papa el otorgamiento del título honorífico del patriarcado de las Indias Occidentales, algo que no sería verificado finalmente hasta 1610, en que se le atribuye la jurisdicción de la familia real, sus servidores, los miembros de la Capilla Real, tanto fuera de los palacios reales, como en los reales sitios o los patronatos de la corona.

A partir de 1644 el patriarca también ostentaba la jurisdicción castrense, que quedó vacante entre 1716 y 1736. De hecho, Clemente XII, el 4 de febrero de 1736 renovó el vicariato castrense para los tiempos de guerra y otorgó facultades en épocas de paz sobre los militares y sus familias. Sin embargo, este acuerdo se abolió dos veces (1750-1762 y 1769-1772) hasta su abolición definitiva el 1933. Otros autores han confundido el cargo de cura mayor de los reyes de España, con el mismo título del Ejército, que con el paso del tiempo se fueron uniendo ambas dignidades.

El último patriarca de las Indias Occidentales fue Leopoldo Eijo y Garay, obispo de Madrid-Alcalá, entre 1946 y 1963. Desde su muerte, el cargo no ha sido ocupado de nuevo y desde entonces se encuentra vacante, pero nunca ha sido abolido formalmente, como lo demuestra que continúa siendo listado en el Anuario Pontificio.

Patriarcas de las Indias OccidentalesEditar

Los datos sobre sus primeros titulares son confusos, de ahí que la lista que se presenta contenga datos incompletos, principalmente de los obispos que llevaron el título durante los siglos XVI y XVII.

ReferenciasEditar

  1. Anuario Pontificio de 2020 y precedentes, reportados por www.catholic-hierarchy.org en la página Patriarchate of West Indies por David Cheney
  2. Obispo de Palencia (1524-1525) y arzobispo de Burgos (1525-1527).
  3. Obispo de Jaén (1523-1535).
  4. Administrador apostólico de Sigüenza (1546-1552).
  5. Eubel no reporta ninguna bula de provisión de este patriarca; la única mención de su patriarcado está en el testamento de Carlo V, redactado en Bruselas el 6 de junio de 1554, donde aparece como testamentario don Antonio de Fonseca, "Patriarca de las Indias, Presidente de Nuestro Consejo". Ruiz García, Patriarcado de Indias y Vicariato General Castrense, p. 461.
  6. No está claro si Pedro Moya de Contreras, arzobispo de Ciudad de México, recibió realmente el título patriarcal. Ruiz García, Patriarcado de Indias y Vicariato General Castrense, pp. 462-464.
  7. Obispo de Valladolid (de abril de 1601 a abril de 1606); sucesivamente nombrado inquisidor general del reino.
  8. a b c d e Arzobispo titular de Tiro, capellán y limosnero mayor de Su Magestad.
  9. Inquisidor general del reino.
  10. Obispo de Cuenca
  11. También arzobispo de Sevilla.
  12. RAE. Ramón José de Arce Uribarri
  13. ¿Fue don José Duaso y Latre patriarca de las Indias Occidentales?
  14. Obispo de Sigüenza
  15. Arzobispo de la México
  16. Obispo de Córdoba
  17. ASS 30 (1897-98), p. 577.
  18. AAS 6 (1914), p. 274.
  19. Nombrado obispo de Cádiz y Ceuta el 12 de abril de 1933, conservó el título de patriarca de las Indias Occidentales.

BibliografíaEditar

Véase tambiénEditar