Abrir menú principal

Patrice Émery Lumumba (2 de julio de 1925 - 17 de enero de 1961) fue un líder anticolonialista y nacionalista congoleño, el primero en ocupar el cargo de Primer Ministro de la República Democrática del Congo entre junio y septiembre de 1960, tras la independencia de este Estado de la tutela belga. Derrocado de su cargo de Primer Ministro en 1960, fue asesinado en 1961. Nombrado héroe nacional en 1966.

Patrice Lumumba
PatriceLumumba1960.jpg
Patrice Lumumba, 1.º primer ministro de la República Democrática del Congo.

Coat of arms of Congo-Léopoldville (1960-1963).svg
1.º primer ministro de la República Democrática del Congo
24 de junio-14 de septiembre de 1960
Viceprimerministro Antoine Gizenga
Predecesor Gobierno colonial
Sucesor Joseph Iléo

Información personal
Nombre en francés Patrice Émery Lumumba Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 2 de julio de 1925
Flag of Congo Free State.svg Onalua, Katakokombe, Congo Belga
Fallecimiento 17 de enero de 1961 (35 años)
Flag of Katanga.svg Lubumbashi, Estado de Katanga
Causa de la muerte Fusilamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Congo Belga, congoleña y belga Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político MNC
Familia
Cónyuge Pauline Lumumba
Hijos François Lumumba
Patrice Lumumba, Jr.
Julienne Lumumba
Roland Lumumba
Guy-Patrice Lumumba
Información profesional
Ocupación Candidato independiente Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Índice

Una educación privilegiadaEditar

Patrice Lumumba nació en el territorio de Katako-Kombe en el Sankuru, en el Congo Belga (actual República Democrática del Congo). Estudió en la escuela católica de los misioneros y más tarde, brillante estudiante, en una escuela protestante dirigida por suecos. Trabajó como empleado de oficina en una sociedad minera de la provincia de Kivu del Sur hasta 1945, después como periodista en Léopoldville (hoy Kinshasa) y Stanleyville (Kisangani), período durante el cual escribió en varios periódicos.

En septiembre de 1954 recibe su carta «de matriculado», honor raramente concedido por la administración belga a algunos negros (apenas 200 de los 13 millones de habitantes de la época).

En 1955 crea una asociación llamada APIC (Asociación del Personal Indígena de la Colonia) y tendrá la ocasión de entrevistarse con el rey Balduino I de Bélgica en viaje por el Congo, sobre la situación de los congoleños.

El ministro del Congo de la época, Auguste Buisseret, quiere hacer evolucionar al Congo y desarrollar una enseñanza pública. Lumumba se afilia al Partido Liberal con otros notables congoleses y con varios de ellos, acude a Bélgica por invitación del Primer Ministro.

La lucha por la independenciaEditar

En 1957, es encarcelado durante un año a causa de un asunto de malversación de correo perteneciente a un europeo (miembro de AMORC). Liberado anticipadamente, retoma sus actividades políticas y se convierte en director de ventas de una cervecería. El gobierno belga emprende algunas medidas de liberalización: los sindicatos y partidos políticos serán autorizados.

En 1958, con ocasión de la exposición universal, algunos congoleños son invitados a Bélgica. Indignados por la imagen degradante de su pueblo que muestra la exposición, Lumumba y algunos compañeros políticos aumentan los contactos con los círculos anticolonialistas. Tras su retorno al Congo, crea el Movimiento Nacional Congolés (MNC), en Léopoldville (actual Kinshasa), el 5 de octubre de 1958, y con tal nombre, participa en la Conferencia Panafricana de Accra, que fue un punto de inflexión político esencial para él. Se reunió, entre otros, con el argelino Frantz Fanon, el ghanés Kwame Nkrumah y el camerunés Felix-Roland Moumié, quienes tenían en común que destacaban los efectos nocivos del regionalismo, el etnismo y el tribalismo, que, a su juicio, socavaban la unidad nacional y facilitaban la penetración del neocolonialismo. Al final de la conferencia, Lumumba fue nombrado miembro permanente del comité de coordinación. Consigue organizar una reunión para dar cuenta de dicha conferencia durante la cual reivindica la independencia delante de más de 10 000 personas. Describe el objetivo del MNC refiriéndose a "la liquidación del dominio colonialista y la explotación del hombre por el hombre".[1]

En 1959, la represión cayó sobre los movimientos nacionalistas. En enero, la prohibición de un mitin de la ABAKO (asociación independentista) y su represión mataron oficialmente a 42 personas según las autoridades coloniales, pero a varios centenares según algunas estimaciones. Se disuelve el ABAKO y su líder, Joseph Kasa-Vubu, es deportado a Bélgica. En octubre de 1959: el MNC y otros partidos independentistas organizan una reunión en Stanleyville (actual Kisangani). A pesar de contar con un fuerte respaldo popular, las autoridades belgas intentan detener a Lumumba, produciéndose un motín que se cobra 30 muertos. Lumumba es arrestado algunos días más tarde, juzgado en enero de 1960 y condenado a seis meses de prisión el 21 de enero.[1]

Al mismo tiempo las autoridades belgas organizan reuniones con los independentistas en las cuales participa finalmente Lumumba, que es liberado de facto el 26 de enero. De modo sorpresivo, Bélgica concede al Congo la independencia, hecha efectiva el 30 de junio de 1960, realizando Lumumba un duro discurso en el que condenaba las tropelías cometidas por los belgas. Sin embargo la concesión de la independencia es dada solo si el Congo hereda la deuda externa de Bélgica, con lo cual este joven país nace endeudado y teniendo que devolver un préstamo que jamás recibió, lo cual lo hunde desde su inicio en una crisis económica.

Carrera política y asesinatoEditar

El MNC y sus aliados ganan las elecciones organizadas en mayo y, el 23 de junio de 1960, Patrice Émery Lumumba se convierte en el primer Primer Ministro del Congo independiente. Dado que buena parte de la administración y de los cuadros del ejército se mantiene belga, Lumumba decreta la africanización del ejército.

En 1960, dos años después de Ghana, el Congo acogió una conferencia panafricana. Frente a la secesión del Katanga (una vasta provincia del sur del país, dirigida por Moïse Kapenda Tschombe,) con el apoyo de Bélgica, interesada en sus ricos yacimientos mineros., Lumumba denuncia el federalismo como una maniobra neocolonialista: "Bajo el camuflaje de la palabra federalismo, queremos oponernos a las poblaciones del Congo [....]. Lo que estamos viendo hoy es que quienes defienden el federalismo en realidad defienden el separatismo. Lo que está sucediendo en Katanga son unos pocos colonos que dicen: Este país se está independizando y toda su riqueza servirá a esta gran nación, las naciones negras. No, necesitamos a Katanga como estado independiente, para que mañana sea el gran capitalismo el que domine a los africanos".[1]

La ONU ordenó a Bélgica que retirara sus tropas, pero tras varias resoluciones contradictorias, rechazó la opción militar y calificó el conflicto de Katanga de "conflicto interno". El 12 de agosto, Bélgica firmó un acuerdo con Tshombé, reconociendo de facto la independencia de Katanga. Cuando Lumumba decidió reaccionar enviando tropas para tomar el control de la región, la ONU revirtió su posición inicial e impuso militarmente un alto el fuego, impidiendo la entrada de tropas congoleñas. En un telegrama fechado el 26 de agosto, el director de la CIA Allen Dulles dijo a sus agentes en Leopoldville acerca de Lumumba: "Hemos decidido que su eliminación es nuestro objetivo más importante y que, en las circunstancias actuales, merece alta prioridad en nuestra acción secreta".[1]

Ante la "traición" de las Naciones Unidas, Lumumba llama a la solidaridad africana y reafirma su intención de resistir: "Todo el mundo ha comprendido que si el Congo muere, toda África se cae en la noche de la derrota y la servidumbre. Una vez más, esto es una prueba viviente de la unidad africana. Esta es la prueba concreta de que esta unidad sin la cual no podríamos vivir frente a los monstruosos apetitos del imperialismo. Entre la esclavitud y la libertad, no hay compromiso. El 4 de septiembre de 1960, el Presidente Joseph Kasa-Vubu anunció en la radio la destitución de Lumumba y de los ministros nacionalistas, aunque no tenía ningún derecho constitucional a hacerlo; a la mañana siguiente lo reemplazó por Joseph Iléo. Sin embargo, Lumumba declara que seguirá en el cargo; el Consejo de Ministros y el Parlamento votan una moción para mantenerlo y, a su vez, Lumumumba destituye al Presidente Kasa-Vubu acusado de alta traición.

Tras un golpe de Estado apoyado por el presidente Kasa-Vubu, el coronel Joseph Désiré Mobutu toma el poder. En diciembre de 1960, Lumumba se escapa de la capital para intentar tomar Stanleyville, región donde cuenta con numerosos seguidores. Sin embargo, los esbirros de Mobutu le siguen la pista y la ONU se niega a dar nueva protección al evadido después de zafarse de ella. La CIA mediante «Acción Ejecutiva» ordena su asesinato, para favorecer los intereses de las multinacionales estadounidenses. El agente de la CIA en el Congo es el espía Frank Carlucci[2][3]​ Lumumba es arrestado mientras pasaba el río Sankuru en Mweka y enviado al campamento militar de Thysville por orden de Mobutu.

El 17 de enero de 1961, Lumumba, Mpolo y Okito son conducidos en avión a Elisabethville, en Katanga, y entregados a las autoridades locales. Serán ejecutados esa misma tarde en presencia de Tshombe, Munongo, Kimba, dirigentes del Estado de Katanga y agentes de espionaje belgas y norteamericanos. Al día siguiente, se hacen desaparecer los restos de las víctimas. Varios de sus seguidores serán ejecutados en los días que siguen, al parecer con la participación de militares o mercenarios belgas.[4]

La desaparición de Lumumba fue muy lamentada por el Movimiento de Países No Alineados, incluyendo a uno de sus verdugos, el general Mobutu, que lo nombra héroe nacional en 1966. El retorno de Egipto de su mujer Pauline y de sus hijos fue considerado como un acontecimiento nacional.

La Guerra Fría y la intervención occidentalEditar

Se especuló en su día largamente sobre el papel de las potencias occidentales en general y de los Estados Unidos en particular en la muerte de Lumumba, bajo el pretexto de que cabría temer una deriva del Congo Belga hacia la URSS. En efecto Lumumba, que siempre negó ser comunista reconociéndose sólo como nacionalista de su país, hizo llamamientos a los soviéticos durante la Guerra de Katanga al no responder los EE.UU., ni la ONU a sus peticiones de ayuda militar para poner fin a la guerra civil. La CIA y el gobierno belga dieron ayuda financiera y técnica a los opositores de Lumumba y suministraron armas a Mobutu.

"Los lazos de la CIA con Mobutu se remontaban a 1960, el año en que la CIA planeó el asesinato de Lumumba. Un cable del 25 de agosto de 1960 al jefe de la estación de la CIA del entonces Director de la Central de Inteligencia, Allen Dulles, señalaba que "la destitución de Lumumba debe ser un objetivo primordial y urgente y que, bajo las presentes condiciones, debería ser una prioridad fundamental de nuestra acción encubierta". Antes de que pudiera concretarse el plan de la CIA, Lumumba fue asesinado por otro grupo de seguidores de Mobutu".[5]

En aquellos años (1965), el Che Guevara se hallaba con un grupo de cubanos y congoleños, principalmente; como apoyo de Cuba al movimiento de liberación nacional, llamado por mismo Ernesto a los combatientes congoleños "Los freedom fighters", el cual resultaría en tremendo fracaso, debido a la poca conciencia y disciplina africana por la liberación de su país y sus malos tratos hacia los otros nativos, haciendo que el apoyo campesino fuera muy tenue. La CIA al percatarse de la presencia de los cubanos, ya que la manufactura de algunas partes de su ropa hallada llevaba la etiqueta "Hecho en Cuba", envió apoyo mercenario, con cubanos disidentes y austriacos, además de aviones de combate y armamento.

El gobierno belga reconoció en 2002 su responsabilidad en los acontecimientos que condujeron a la muerte de Lumumba:

"A la luz de los criterios aplicados hoy, algunos miembros del gobierno de entonces y algunos representantes belgas de la época tienen una parte irrefutable de responsabilidad en los acontecimientos que condujeron a la muerte de Patrice Lumumba. El gobierno estima por tanto que debe presentar a la familia de Lumumba y al pueblo congoleño su profundo y sincero pesar y sus excusas por el dolor que les ha sido infligido por tal apatía y fría neutralidad".[6]

Por su parte, Estados Unidos, a través de su Departamento de Estado, reconoció su implicación en el derrocamiento y asesinato de Lumumba en enero de 2014 con la publicación de un nuevo volumen de la historia de su diplomacia, que incluía numerosa documentación sobre sus actividades secretas.[7]​ El nuevo volumen recibe el nombre de: Foreign Relations of the United States (FRUS), Volume XXII, Congo, 1960-1968.[7]

BibliografíaEditar

  • (en francés) Patrice Lumumba, Le Congo terre d'avenir est-il menacé ?, Office de publicité, Bruxelles, 1961

ReferenciasEditar

  1. a b c d Saïd Bouamama (2014). La Découverte, ed. Figure de la révolution africaine. De Kenyatta à Sankara. 
  2. «El honorable Frank Carlucci», por Thierry Meyssan.
  3. «Frank Carlucci: Diplomat, Businessman, Spy», por Louis Wolf y William Vornberger, en Covert Action Quaterly n°27, primavera de 1987
  4. Death Colonial Style: The Execution of Patrice Lumumba.
    • Archivado el 11 de enero de 2009 en la Wayback Machine. Une mort de style colonial: l'Assassinat de Patrice Lumumba. Documental de Michel Noll.
  5. Bob Woodward: Veil. Las guerras secretas de la CIA (1981-1987). Sudamericana, Bs. As., (1988) ISBN 950-07-0499-4 pp 239.
  6. Lumumba, la mort du prophète, documental de Raoul Peck (1991)
  7. a b «EEUU reconoce asesinato del presidente del Congo Patricio Lumumba, 50 años después». Tercera Información. 26 de enero de 2014. Consultado el 12 de febrero de 2014. 

El asesinato de Lumumba,[], de Ludo de Witte, Editorial Crítica, Barcelona, 2003. Traducción de María José Furió.

Enlaces externosEditar