Pedro Fernández de Castro y Portugal

Pedro Fernández de Castro y Portugal (1524-26 de agosto de 1590[1]​) fue un noble español, V conde de Lemos,[1]​ III conde de Andrade,[2]​ IV conde de Villalba y II marqués de Sarria y grande de España.

BiografíaEditar

Fue hijo de Fernando Ruiz de Castro y Portugal, IV conde de Lemos, I marqués de Sarria y Grande de España, y de Teresa de Andrade y Ulloa, II condesa de Villalba.[2]

Casó dos veces: la primera el 4 de mayho de 1543 con Leonor de la Cueva y Girón,[1]​ que murió en Cuéllar el 22 de junio de 1552, hija de Beltrán II de la Cueva y Toledo, III duque de Alburquerque, y de Isabel Téllez-Girón, de la casa de Osuna.[3]​ Y hacia 1555 contrajo segundas nupcias con Teresa de la Cueva y Bobadilla,[1]​ natural de Chinchón, que era sobrina segunda de la anterior y finó en Valladolid en 1602, hija de Pedro Fernández de Cabrera y Bobadilla, II conde de Chinchón,[4]​ castellano perpetuo del Alcázar de Segovia, alférez mayor de esta ciudad y tesorero de su casa de moneda, mayordomo del rey Felipe II y ministro de sus Consejos de Estado, Guerra, Italia y Aragón, tesorero general de este reino, y de Mencía de Mendoza y de la Cerda,[4]​ su mujer, de los condes de Mélito.

Del primer matrimonio tuvo por hijos a
  1. Fernando Ruiz de Castro Andrade y Portugal[4]​ (Cuéllar, 1548-Nápoles, 19 de octubre de 1601, VI conde de Lemos,[1]iii conde de Andrade,[2]​ III marqués de Sarria y IV conde de Villalba.
  2. Beltrán de Castro y de la Cueva[4]​ (nacido en Cuéllar, 1550) caballero de Alcántara (1569),
  3. y Teresa de Castro y de la Cueva[4]​ (nacida en Cuéllar), casada con García Hurtado de Mendoza, IV marqués de Cañete y Virrey del Perú.[4]

    Y del segundo nacieron:
  4. Pedro Fernández de Castro y Bobadilla,[4]​ capitán de las Guardias Viejas de Castilla, caballero de Alcántara (1589) y comendador de Acehúche, gentilhombre de la cámara del Rey Felipe III. Casó con Jerónima de Córdoba y de la Cueva, hija de Rodrigo de Córdoba y Rojas, señor de Casa Palma, y de Mencía de la Cueva y Mendoza, su mujer, hija a su vez de Alonso I de la Cueva y Benavides, I señor de Bedmar, y de Juana Manrique de Mendoza, de los señores de Genevila. Sin sucesión.
  5. Rodrigo de Castro y Bobadilla, canónigo de Toledo y dignidad de arcediano de Alcázar, consejero de la Suprema. Dejó un hijo natural.
  6. Y Andrés de Castro Cabrera y Bobadilla, natural de Monforte de Lemos, comendador de Portezuelo en la misma Orden de Alcántara, que testó Madrid en 1647. Fue canónigo de Toledo pero renunció este cargo y al estado clerical y sirvió a Felipe IV como gentilhombre de cámara y general de la escuadra de bajeles del reino de Galicia. Casó hacia 1590 con Inés Enríquez de Ribera, o de Guzmán, hija de Perafán de Ribera y de Inés Enríquez Tavera de Saavedra, I condesa de la Torre. Con descendencia en que recayó el condado de Chinchón.

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Salazar y Acha, 2012, p. 107.
  2. a b c Salas Merino, 2014, p. 65.
  3. Salas Merino, 2014, pp. 65-66.
  4. a b c d e f g Salas Merino, 2014, p. 66.

BibliografíaEditar