Abrir menú principal

Pedro I de Brasil y IV de Portugal

Emperador de Brasil y Rey de Portugal
(Redirigido desde «Pedro I de Brasil»)

Pedro I de Brasil y IV de Portugal (12 de octubre de 1798-24 de septiembre de 1834), monarca portugués que proclamó la independencia de Brasil y se convirtió en el primer emperador de Brasil y en el primer jefe de Estado de Brasil. Ocupó brevemente el trono portugués con el nombre de Pedro IV, El Rey Soldado. Es uno de los pocos gobernantes que ha ostentado tanto el título de "emperador" como el de "rey".

Pedro I de Brasil y IV de Portugal
Emperador de Brasil y Rey de Portugal
DpedroI-brasil-full.jpg
CoA Empire of Brazil (1822-1870).svg
Emperador de Brasil
12 de octubre de 1822-17 de abril de 1831
Predecesor Título de nueva creación
Sucesor Pedro II de Brasil
Coat of arms of the Kingdom of Portugal (Enciclopedie Diderot).svg
Rey de Portugal
10 de marzo de 1826[1][2]​-2 de mayo de 1826[3]
Predecesor Juan VI de Portugal
Sucesor María II de Portugal
Información personal
Nombre secular Pedro de Alcântara Francisco António João Carlos Xavier de Paula Miguel Rafael Joaquim José Gonzaga Pascoal Cipriano Serafim de Bourbon e Bragança
Coronación
  • Nacimiento 12 de octubre de 1798
    Palacio de Queluz, Portugal Bandera de Portugal
    Fallecimiento 24 de septiembre de 1834
    (35 años)
    Palacio de Queluz,
    Bandera de Portugal Portugal
    Entierro Cripta Imperial, São Paulo, Brasil Bandera de Brasil
    Religión Católico
    Familia
    Padre Juan VI de Portugal
    Madre Carlota Joaquina de Borbón
    Consorte María Leopoldina de Austria
    Amelia de Beauharnais
    Descendencia María II de Portugal
    Miguel
    Juan Carlos
    Januaria María
    Francisca Carolina
    Pedro II de Brasil
    María Amelia

    Firma Firma de Pedro I de Brasil y IV de Portugal
    Grandes armas do Brasil.png
    Escudo de Pedro I de Brasil y IV de Portugal

    Índice

    Primeros añosEditar

    Pedro nació en el Palacio de Queluz, cerca de Lisboa. Su nombre completo era Pedro de Alcântara Francisco António João Carlos Xavier de Paula Miguel Rafael Joaquim José Gonzaga Pascoal Cipriano Serafim de Bourbon e Bragança, recibiendo los dos primeros en honor a San Pedro de Alcántara. Su padre fue el entonces príncipe heredero Juan, hijo de la reina María I y del rey Pedro III. Su madre fue la infanta Carlota Joaquina de Borbón, hija del rey Carlos IV de España y de la princesa María Luisa de Parma.[4]

    Su padre era, desde 1792, el regente de Portugal por la demencia de la reina María. En 1801, después de la muerte de su hermano mayor, Francisco Antonio, Pedro se convirtió en el segundo en la línea al trono portugués y como tal en príncipe de Beira. En 1802 se separan sus padres. Mientras el príncipe Juan vivió en el palacio de Mafra y la infanta Carlota Joaquina en el palacio de Ramalhão; Pedro y sus hermanos vivieron en el palacio de Queluz junto a su abuela, la reina María.

    Cuando el príncipe tenía nueve años, en 1807 la familia real se trasladó a Brasil para escapar de las invasión napoleónica, resultado del tratado franco-español de 1807. Permanecieron en Brasil 13 años (hasta 1821). Su presencia convirtió a Río de Janeiro en la capital de facto del imperio portugués y elevó a Brasil, dentro del reino, al estatus de igual respecto a la metrópili, Portugal. Así se constituyó el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve (1815-1822).

    Fue en Río, el 5 de noviembre de 1817, donde Pedro casó primeramente con Leopoldina (1797-1826), archiduquesa de Austria e hija del emperador Francisco I (1768-1835). De esta unión nacieron:

    • Miguel de Bragança, príncipe da Beira (1820).
    • João Carlos, príncipe da Beira (Juan Carlos) (1821-1822).
    • Paula Mariana de Braganza (1823-1833).

    Tras enviudar en 1826, Pedro I contrajo matrimonio el 17 de octubre de 1829 con Amelia de Beauharnais, princesa y duquesa de Leuchtenberg (1812-1873); la pareja tuvo una hija:

    Su padre le concedió el antiguo título de princesa de Brasil.

    De su larga relación con Domitila de Castro Canto y Melo le sobrevivieron dos hijas ilegítimas:

    Independencia de BrasilEditar

     
    Pedro I componiendo el Himno Nacional del Brasil (hoy Himno de la Independencia del Brasil), por Augusto Braga, 1822.

    Cuando el rey Juan VI (1767-1826) retornó finalmente a Portugal, a principios de la década de 1820, la mayoría de los privilegios que se habían concedido a Brasil fueron suprimidos, lo que provocó la ira de los nacionalistas. Pedro, que permanecía en el país como regente, se alió con los nacionalistas y apoyó el movimiento constitucionalista portugués para liderar una revuelta en Oporto en 1820. Presionado por la corte portuguesa para que retornara, Pedro se negó. Se le retiró el cargo de regente, y quedó como un simple representante de la corte de Lisboa en Brasil. Al conocer la noticia, el 7 de septiembre de 1822, desenvainó su espada y exclamó: «¡Independencia o muerte!» en lo que se llamó Grito de Ipiranga. Fue proclamado emperador del Brasil el 12 de octubre y coronado formalmente el 1 de diciembre.

     
    Pedro I de Brasil, llamado en Portugal El Rey Soldado, proclama la independencia de Brasil en 1822 y se nombra su primer emperador. Pintura de François-René Moreau.

    Un imperio con problemasEditar

    Los primeros años de la independencia de Brasil fueron complicados. Pedro I asumió el título de Emperador en lugar de Rey, tanto para remarcar la diversidad entre las diferentes provincias brasileñas como para emular a Napoleón que unió la idea del Imperio con la Revolución francesa y la modernidad. Sin embargo, Pedro I se encontraba entre la sociedad relativamente cosmopolita de Río de Janeiro y el resto del país, mucho más conservador y patriarcal. Pedro dejó a un lado pronto sus ideales liberales con una Constitución (proclamada el 24 de febrero de 1824) que le proporcionaba un poder importante, algo que se consideraba necesario para mantener el control en las zonas interiores, particularmente en el norte del país. En algunas provincias, especialmente las del norte, empezó a crecer el sentimiento republicano. En 1825 se rebeló la Provincia Oriental (hoy Uruguay), que había sido anexada por Portugal y unida a Brasil desde 1821 con el nombre de Provincia Cisplatina. La provincia proclamó no solo su independencia de Brasil, sino también su intención de unirse a las demás provincias platenses. Esto desencadenó en diciembre de ese año la guerra contra las Provincias Unidas del Río de la Plata (hoy Argentina), donde las fuerzas brasileñas, sufrieron una serie de derrotadas navales y terrestres, a manos de las fuerzas aliadas de las Provincias Unidas y la Provincia Oriental, conducidas por oficiales con gran experiencia militar durante las guerras de independencia.

    Mientras, Pedro se vio envuelto en una serie de negocios ilícitos para obtener dinero y, además, hizo pública la relación con su amante Domitila de Castro Canto y Melo (1797-1867), a quien concedió el título de Marquesa de Santos. Estos eventos restaron popularidad al monarca. La situación se agravó por su indecisión personal respecto a defender los intereses de Brasil o mantenerse leal a la familia reinante en Portugal, donde aún reinaba su padre y a cuyo trono tenía derecho sucesorio.

    Al conocer la muerte de su padre, Juan VI, el 10 de marzo de 1826, Pedro optó por sucederle como rey de Portugal. Ignorando las restricciones que le imponía la Constitución de Brasil, acudió de inmediato a Portugal. En la metrópoli promulgó la constitución liberal portuguesa el 26 de abril de 1826. Pero ante la amenaza de los seguidores de su hermano Miguel, se vio forzado a abdicar (2 de mayo de 1826) en favor de su hija María de Braganza (1819-1853), condicionado hasta que fuera aceptada la Carta Constitucional de 1826 y su hija casara con su hermano Miguel (1802-1866),[3]​ ya que la pequeña reina tenía solo siete años, tras lo cual retornó a Brasil. Pedro, ejerciendo ahora de rey de Portugal, declaró que la abdicación ya estaba cumplida el 3 de marzo de 1828.[5]​ Mientras tanto, la aparente indecisión de Pedro entre Portugal y Brasil dañaba su ya maltrecha popularidad entre sus súbditos americanos, popularidad que aún cayó más cuando retornó al Brasil. También en el año 1826, murió su aún joven esposa, la emperatriz Leopoldina de Austria, todavía popular entre el pueblo.

    El 17 de octubre de 1829 Pedro casó, por segunda vez, con Amelia de Beauharnais (1812-1873), princesa de Leuchtenberg. Amelia era la hija de Eugenio de Beauharnais (1781-1824) y nieta de la emperatriz Josefina de Beauharnais (1763-1814). También hermana de Augusto Carlos Eugenio Napoleón de Beauharnais (1810-1835), quien casó con la hija de Pedro, María II (1819-1853).

    Regreso a PortugalEditar

     
    Tumba de Don Pedro I (Cripta Imperial, São Paulo, Brasil)

    Después del viaje a Portugal (1826) el autoritarismo de Pedro fue aumentando. El monarca creía que el otorgamiento de libertades políticas a sus súbditos de Brasil pondría en riesgo la integridad del país. Por ello, persiguió toda oposición hasta el extremo de enviar al exilio a José Bonifacio (1763-1838), el científico y prócer que le había animado a proclamar la independencia (1822). Tras una crisis política, que terminó con la dimisión de los ministros, y en medio de una fuerte crisis económica por las deudas del Imperio y el crónico déficit de la Corona, Pedro abdicó del trono de Brasil en favor de su hijo de seis años, el príncipe Pedro de Alcántara (1825-1891), el 7 de abril de 1831, dejando instrucciones para establecer la regencia.

    Pedro regresó a Portugal para luchar contra su hermano Miguel. Sobre este había recaído el derecho a la corona cuando Pedro renunció al trono portugués para ser el emperador de Brasil. El episodio más sobresaliente de este periodo fue el desembarco de la Playa de la Memoria (Matosinhos), ocurrido el 8 de julio de 1832, en el que el soberano encabezaba un ejército que se dio en llamar Los Bravos de la Memoria. En 1834 Pedro derrotó a su hermano usurpador y devolvió el trono portugués a su hija María.

    Pedro murió en Queluz, el mismo palacio en el que nació, a la edad de 35 años, en 1834, a causa de la tuberculosis. En 1972 sus restos fueron llevados a Brasil para ser depositados en la capilla imperial del Monumento de Ipiranga.

    Títulos, tratamientos y honoresEditar

    • 11 de octubre de 1798 - 11 de junio de 1801: Su Alteza el infante don Pedro.
    • 11 de junio de 1801 - 20 de marzo de 1816: Su Alteza Real el príncipe de Beira.
    • 20 de marzo de 1816 - 9 de enero de 1817: Su Alteza Real el príncipe de Brasil.
    • 9 de enero de 1817 - 10 de marzo de 1826: Su Alteza Real el príncipe real.
    • 12 de octubre de 1822 - 7 de abril de 1831: Su Majestad Imperial el emperador.
    • 10 de marzo de 1826 - 2 de mayo de 1826: Su Fidelísima Majestad el rey.
    • 15 de junio de 1831 - 24 de septiembre de 1834: Su Majestad Imperial el duque de Braganza.

    AncestrosEditar


    Predecesor:
    Creación del título
     
    Emperador de Brasil

    1822-1831
    Sucesor:
    Pedro II
    Predecesor:
    Juan VI
     
    Rey de Portugal

    1826 (10 de marzo-2 de mayo)
    Sucesor:
    María II

    Véase tambiénEditar

    ReferenciasEditar

    1. Vincent, Benjamin (2006). A Dictionary of Biography - Past and Present. Lightning Source Inc. p. 11. ISBN 9781406793925. 
    2. La referencias de los documentos oficiales aparecen el 27 de marzo de 1826 (Gazeta de Lisboa, Números 1-151. Imprensa Nacional. 1826. p. 285. )
    3. a b La gazeta de Lisboa publicó el 12 de junio de 1826 la abdicación de Pedro IV, que estaría condicionada hasta que fuera aceptada la Carta Constitucional de 1826 y su hija casara con su hermano (Gazeta de Lisboa, Números 152-307. Imprensa Nacional. 1826. p. 645. ).
    4. Royal Ark
    5. Macaulay, Neill (1986). Dom Pedro: the struggle for liberty in Brazil and Portugal, 1798-1834. Duke University Press. p. 226. ISBN 9780822306818. 

    BibliografíaEditar

    • COSTA, Sérgio Corrêa da. As quatro coroas de D. Pedro I. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 1995, p.117
    • LUSTOSA, Isabel. D. Pedro I: um herói sem nenhum caráter. São Paulo: Companhia das Letras, 2006 ISBN 85-359-0807-2
    • SOUSA, Otávio Tarqüínio de. A vida de D. Pedro I. Rio de Janeiro: José Olympio, 1954.
    • CABRAL, Oswaldo Rodrigues. A História da Política em Santa Catarina Durante o Império. Edição em 4 volumes, organizada por Sara Regina Poyares dos Reis. Florianópolis : Editora da UFSC, 2004.
    • REZZUTTI, Paulo. Titília e o Demonão. Cartas Inéditas de d. Pedro I à Marquesa de Santos. São Paulo : Geraçã Editorial, 2011.
    • NARLOCH, Lenadro. Guia politicamente incorreto da história do Brasil. 2ª ed., revista e ampliada. São Paulo: Leya, 2011 ISBN 978-85-62936-06-7

    Enlaces externosEditar