Pedro Romero (artesano)

Pedro Romero (1756 - 1816) fue un personaje afrocolombiano destacado del proceso de independencia de Cartagena de Indias, Colombia. Hasta ahora es el artesano más importante en la historiografía relativa a la participación de los grupos subalternos en los procesos independentistas del Caribe hispánico en el tránsito entre los siglos XVIII y XIX.;[1][2]​ Sin embargo, su vida ha permanecido en una especie de nebulosa, presentándose para las especulaciones.[3]

Pedro Romero
Información personal
Nacimiento 1756 Ver y modificar los datos en Wikidata
Cartagena de Indias (Colombia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1816 Ver y modificar los datos en Wikidata
Los Cayos (Haití) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Inanición Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Cartagena de Indias Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Artesano Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo desde 1777
Conflictos Independencia de Colombia Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma de Pedro Romero.jpg
Solicitud de Pedro Romero para que se dispensara a un hijo la condición de pardo, 1810

El desconocimiento sobre su vida en parte se debe a tres razones: 1) se ha supuesto que era cubano, y por tanto, que cualquier dato hay que buscarlo en los archivos de esa isla. 2) A la idea de que las personas del común dejaron escasos registro documentales en los archivos. Y 3) a que lo que se encuentre en los archivos serán referencias indirectas, escritos de otras personas o informes oficiales de la época que le tocó vivir. Si leemos lo que se ha escrito hasta el momento observaremos que la información de archivo utilizada se circunscribe al censo de Cartagena de Indias de 1777, al censo de artesanos del barrio de Santa Catalina de esta ciudad, realizado en 1780, y a un corto extracto de la solicitud que hizo en 1810 para que el rey de España dispensara la condición de pardo de su hijo Mauricio José Romero, y que se le permitiera presentar exámenes en alguna universidad de Santa Fe de Bogotá para que se titulara de abogado. Acerca de su participación en los acontecimientos políticos de la primera república de Cartagena (1811-1815) la información utilizada por los historiadores se circunscribe a algunos informes y escritos (por ejemplo, José María García de Toledo, Antonio Nariño, Manuel Marcelino Núñez, José Manuel Restrepo) sobre su participación en el proceso de la independencia de Cartagena. No cabe duda que, aún siendo muy escasas, son un poco más generosas las fuentes sobre su participación política en los sucesos de la independencia de Cartagena de Indias, que los datos relativos a su vida, al ejercicio de su oficio y acerca de su condición social. Por eso, y en el marco de la conmemoración del bicentenario de la independencia, las investigaciones han insistido más en sus actividades políticas, sobresaliendo las publicaciones de Alfonso Múnera,[4]​ Aline Helg,[5]​ Marixa Lasso[6]​ y Jorge Conde,[7]​ entre otros historiadores.

Casa de Pedro Romero.
Campana fundida por Pedro Romero en 1804.

BiografíaEditar

El lugar de nacimiento de Pedro Romero no está del todo claro. La tradición oral e historiográfica, basada en una precariedad de información de archivos (algún escrito de Antonio Nariño en su periódico La Bagatela, donde lo llamó "el célebre matancero"), le asignó un origen cubano, concretamente de Matanzas (Cuba).[8]​ Sin embargo, investigaciones recientes sustentadas en diversas fuentes de archivos han apuntado a su posible origen cartagenero. Los argumentos centrales de estas investigaciones son las siguientes: 1) Las coincidencias entre el nombre, la edad, el oficio y la condición racial de "pardo" señaladas en el censo de 1777 del barrio de Getsemaní y el de artesanos de 1780 del barrio de Santa Catalina (actual área de la Catedral). 2) Las coincidencias entre el listado de sus familiares señalados en el mencionado censo de 1777 con lo que se conoce sobre los nombres de sus hermanas y hermanos, también señalan que se trataba de la misma persona. 3) La información contenida en el proceso judicial que se le siguió en 1779 por la arbitrariedad de un alcalde que lo puso en prisión por resistirse a desalojar su taller de herrería, también indica que se trataba de la misma persona. 4) Las declaraciones rendidas en 1816 por su hermana Marcelina Romero, para que de los bienes confiscados a aquel se le devolviera un dinero que le había entregado para que lo pusiera a producir, también apuntan en dirección sobre su posible origen cartagenero. [9]​ Y 5) el que aparece en documentos del Archivo General de la Nación de Colombia, realizando algunas operaciones de compraventa al lado de Andrés Romero y de Esteban Romero , también indica que Pedro Romero formaba parte de la familia Romero Porras, la que aparece registrada en el censo de 1777 del barrio de Getsemaní de Cartagena de Indias, viviendo en la casa baja N° 10, de la manzana 20 en la plaza de Nuestra Señora del Buen Camino.

Su padre era Andrés Romero, de ocupación "hombre de la mar", y su madre María Porras. Su hermanos eran Petrona, Agustina, Marcelina, Andrea, Melchora, Andrea y Maria.[10]​ De Marcelina Romero Porras se sabe que desde 1778 trabajó en condición de portera en la Real Fábrica de Cigarros que se creó en Cartagena, la que hasta 1808 ocupó a un promedio de 210 trabajadoras organizadas en cuadrillas y que trabajaban por producción.

Pero más allá de su lugar de origen, que importa en la medida que señala direcciones sobre hacía donde dirigir las investigaciones, los nuevos conocimientos que se vienen exponiendo han enriquecido la imagen que se tiene sobre este artesano. Según la información de los mencionados censos de 1777 y 1780, el artesano herrero había nacido en 1756. Para 1780 contaba con 24 años de edad, ya tenía taller de herrería independiente el la Calle de Nuestra Señora de La Amargura, era de condición social parda, estaba casado y era miliciano. Tenía por vecinos de taller a los artesanos españoles Bartolomé Ponce, armero de los talleres de artillería, y a José Antonio Pereira, armero del Regimiento Fijo de Cartagena de Indias.

Luego de mantener por algunos años su taller de herrería en el barrio de Santa Catalina, Pedro Romero lo trasladó al barrio de Getsemaní, concretamente a la Calle Larga, área en la que se encontraban todos los talleres que trabajaban con metales duros debido a la proximidad del Arsenal-Apostadero de la Marina. Las instalaciones de este Arsenal, creado en 1750 y que fue creciendo con el pasar de los años, se convirtió en un atractivo para los artesanos de Cartagena, en especial para quienes estaban en condiciones de trabajar en la reparación de las embarcaciones marítimas. Carpinteros de ribera, pintores, calafates, aserradores de maderas, constructores de velámenes, hojalateros, toneleros, herreros, fundidores, armeros y cerrajeros, entre otros,[11]​ fueron atraídos por el Arsenal de la Marina.[12]

Este Arsenal delegó en algunos contratistas cierto tipo de trabajos. Hubo asentistas de velámenes, de pintura, de motonería, y de herrería. Entre los años de 1770 y mediados de los 1780 los contratistas de herrería fueron Romualdo Rodríguez y Juan de la Cruz de León. Pero desde 1786 el contrato de asentista de herrería, cerrajería, armería y fundición perteneció a Pedro Romero, quien lo mantuvo hasta que se desató la crisis de la independencia. Entre todos los artesanos contratistas, era Pedro Romero el que recibía los mayores aportes presupuestales y el que hacía los trabajos de mayor envergadura. Su taller debió ser de dimensiones fuera de lo común, y debió emplear un número de trabajadores por encima de lo habitual. Esto le permitía tener ingresos por encima que los devengados por los demás artesanos de Cartagena de Indias. La combinación de esos cuatro oficios relacionados con los oficios que trabajaban los metales duros, en especial la fundición que demandaba hornos, fuelles, diseño de moldes por el método de la cera vaciada, implicaba utilización de materias primas como el hierro, acero, cobre, plomo, estaño.

También implicaba la compra de grandes cantidades de carbón vegetal, como también de yunques y una gran cantidad de herramientas e las que podemos hacernos una idea leyendo las relaciones del taller de la artillería que reposan en varios fondos del AGN de Colombia. La producción anual del taller estaba en un promedio de 8 toneladas, las que entregaba en los almacenes del Arsenal.[13]

Estado Libre de Cartagena (1810-1815)Editar

Desde comienzos de 1810 entró en negociaciones con José María García de Toledo, quien entendió que no podía controlar al gobernador Francisco Montes sin contar con el apoyo de la movilización popular.

Durante los acontecimientos de junio y noviembre de 1810, y luego en los de febrero de 1811, Pedro Romero, al lado de otros trabajadores del Arsenal de la Marina (Pedro Medrano, Nicolás Delfín, Martín Villa, José Prudencio Padilla) y de otros personajes de la vida popular de Cartagena (Cecilio Rojas, Remigio Márquez y otros), movilizaron a los habitantes de Getsemaní y presionaron de distintas maneras hasta lograr que la Junta de Gobierno de Cartagena decretara la independencia absoluta el 11 de noviembre de 1811.

Cartagena tenía en el Arsenal de la Marina un espacio de concentración significativa de trabajadores, alcanzando muchos de estos alcanzaron una estabilidad laboral que sobrepasó los veinte años. Además, la forma organizativa en maestranzas, es decir, lo que después se llamó cuadrillas,[14]​ se convirtió en un elemento fundamental para a movilización de los habitantes de ese barrio, y en la organización de las milicias de Lanceros de Getsemaní. Y era esto lo que convirtió a los mencionados artesanos, con Pedro Romero a la cabeza, en pieza clave en los distintos sucesos que condujeron a la independencia.

Tras el asedio de Cartagena (1815), Romero y su familia viajaron hacia Haití. Dos meses después de haber partido Cartagena, la embarcación que los trasportaba arribó a Los Cayos (Haití). Allí falleció Romero, a comienzos de 1816, como consecuencia de las penalidades padecidas en el sitio y durante el viaje.[15]

Familia y patrimonioEditar

 
Firmas de algunos miembros de la familia de Pedro Romero.

Con algunos familiares como Andrés Romero, Esteban José Romero y con su cuñado Juan Esteban Domínguez, quienes trabajaban en su taller, realizaba compra de materias primas y de materiales que desechaba el Arsenal. [13]

Sus ingresos le permitieron comprar la casa de esquina que está en la acera sur de la entrada de la Calle Larga, la que hace frente con la Iglesia de la Tercera Orden. Era una casa baja que transformó en de dos plantas, con balcones y ventanales hacia la bahía. Según información dada por su hijos Mauricio José Romero Domínguez, para 1815 su familia era propietaria de 34 locales comerciales situados en el portal del Puente (actual paseo de los Mártires. Tenían un corto número de esclavos.[16][cita requerida]

Pedro Romero solicitó a Madrid dispensas de la condición de paro de su hijo Mauricio José Romero Domínguez, para que fuese examinado en una Universidad de Santa Fe de Bogotá en teología y jurisprudencia. Había estudiado estas disciplinas en el Colegio Seminario Conciliar de San Carlos Borromeo, sin poder titularse debido a que esa institución no estaba habilitada para conferir grados profesionales.[17]​ En 1810 este joven se trasladó a Santa Fe de Bogotá, regresando a Cartagena en 1812. No sabemos si recibió grado pues la solicitud de dispensas fue rechazada por el Ministerio de la Marina por considerarse que ese no era el canal regular.[cita requerida] Las hijas de aquel contrajeron nupcias con prestantes hombres de la sociedad local.[cita requerida]

ReferenciasEditar

  1. Helg, Aline (2013). “De castas a pardos. Pureté de sang et egalité contitutionnelle dans le proces-sus independantiste de la Colombie Caraibe”, en Véronique Hébrard, Geneviè-ve Verdo (eds.), Las independencias hispanoamericanas: Un objeto de historia,. Casa Velásquez. pp. 181-196. ISBN 9788496820951. 
  2. Múnera, Alfonso (2005). Fronteras imaginadas,. Planeta. ISBN 9789584211699. 
  3. Ballestas, Rafael (2011). Pedro Romero. Verdades, dudas y leyendas sobre su vida y obra. Universidad Libre sede Cartagena. ISBN 9789588499178. 
  4. Múnera, Alfonso (1998). El fracaso de la nación. Banco de la República / El Áncora Editories. ISBN 9789584218193. 
  5. Helg, Aline (2011). Libertad e iguldad en el Caribe Colombiano, 1770-1835. Eafit / Banco de la República. ISBN 9789587200751. 
  6. Lasso, Marixa (2013). Mitos de armonía racial. Raza y republicanismo durante la era de la revolución, Colombia 1979-1831. Universidad de lo Andes / Banco de la República. ISBN 9789586959438. 
  7. Conde, Jorge. Buscando la nación: ciudadanía, clase y tensión racial en el Caribe colombiano, 1821-1855. Universidad del Atlántico / La Carreta Eds. ISBN 9789588427164. 
  8. «Pedro Romero, un protagonista de la Independencia». El Universal (Colombia). 11 de noviembre de 2011. Consultado el 26 de abril de 2017. 
  9. Tatis, Gustavo (23 de abril de 2017). «Pedro Romero no era cubano». El Universal. Consultado el 9 d octubre de 2017. 
  10. Solano, Sergio Paolo (2016). Alberto Abello Vives, ed. Cartagena de Indias, sociedad, trabajadores e independencia en el tránsito entre los siglos XVIII y XIX. Entrevista al historiador Sergio Paolo Solano D.. Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena. p. 76-85. ISBN 9789585975910. Consultado el 9 de octubre de 2017. 
  11. Solano, Sergio Paolo (2013). «"Sistema de defensa, artesanado y sociedad en el Nuevo Reino de Granada"». Memorias 10 (19): 92-139. 
  12. Solano, Sergio Paolo (2015). «Artesanos, jornaleros y formas concentradas de trabajo: el Apostadero de la Marina de Cartagena de Indias (Nuevo Reino de Granada) en el tránsito entre los siglos XVIII y XIX"». Theomai (31): 79-115. 
  13. a b Solano, Sergio Paolo (2016). «"Pedro Romero, el artesano: trabajo, raza y diferenciación social en Cartagena de Indias a finales del dominio colonial"». Historia Crítica 61: 151-170. 
  14. Solano, Sergio Paolo (2010). «"Trabajo, formas de organización laboral en los puertos del Caribe colombiaano, 1850-1930"». European Review of Latin American and Caribbean Studies (88): 39-60. 
  15. Ballestas, Rafael. «Pedro Romero». Academia de La Historia de Cartagena de Indias. Consultado el 26 de abril de 2017. 
  16. Romero Mauricio José, AGN-COLOMBIA (12 de mayo de 1821). «Carta dirigida al general Francisco de P. Santander». Sección República, fondo Solicitudes-Magdalena. tomo 2: folios 247r.-248v. 
  17. Oribe Andrés, ARCHIVO GENERAL DE LA MARINA DE ESPAÑA (7 de marzo de 1810). «Solicitud de Pedro Romero de dispensa para su hijo Mauricio José Romero». Secretaría de Estado y del Despacho de Marina, Sección Expediciones, Sub-Sección Expediciones a Indias. Caja 46, documento 129: folio 4r. 

Enlaces externosEditar