Abrir menú principal
Gemelos pelirrojos

Pelirrojo es la condición de poseer cabello de color anaranjado, debido a la producción de muy poca eumelanina, de color castaño oscuro o negro-rubio claro, resultando en un cabello rubio claro, y de feomelanina, de color rojo o granate-rosado claro, dando lugar al característico color anaranjado de pelo. Las diversas tonalidades de cabello pelirrojo varían según la cantidad y concentración de los dos tipos de melanina, siendo de más claro a más oscuro: pelirrojo rosado, rubio fresa, jengibre, cobrizo, tiziano y castaño claro rojizo. El color pelirrojo se esconde cuando hay presencia de una mayor cantidad de eumelanina. La presencia de pelirrojos es ocasional en caucasoides o poblaciones mestizadas con éstos, y generalmente está asociada a una pigmentación más clara, presencia de pecas, aunque no siempre, y una mayor propensión a melanomas y otros trastornos cutáneos; y está relacionada con el color verde, avellana y amarillo (ámbar) de ojos, debido a la presencia de feomelanina, siendo amarilla en el caso de los ojos, la cual recibe también el nombre de lipocromo. La posesión de cabellera rojiza parece trasmitirse como carácter recesivo monómero ante cualquier otro color de pelo, debido a que es necesaria la presencia de dos genes: la versión mutada del gen KITLG, que provoca una menor pigmentación de eumelanina, responsable del cabello rubio, y del gen MC1R o receptor de melanocortina-1, que permite que el cuerpo pueda producir los dos tipos de melanina en pelo, ojos y piel. La probabilidad de ser pelirrojo es marcadamente baja (0.64% en el mundo), ya que es necesario poseer el gen responsable del cabello rubio (16%) y el gen MC1R (4%). Esta condición puede denominarse rutilismo o eritrismo.

La mayor frecuencia de pelirrojos se encuentra en Irlanda, Reino Unido, Noruega, Islandia, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, es decir, en toda la zona noroeste de Europa, siendo característica la presencia de antepasados vikingos o celtas entre la población actual. En la región rusa de Kazán y en la zona del Rif en Marruecos también es característica la frecuencia de personas que poseen cabelleras pelirrojas, debido a las migraciones europeas y al aislamiento de estos grupos humanos. En Escocia, el 13 por ciento de la población tiene el pelo rojo y el 40 por ciento tiene el gen recesivo.[1]​ Irlanda tiene el segundo porcentaje más alto, el 10 por ciento de la población tiene el pelo rojo y 46 por ciento tienen el gen recesivo.[2]​ En Marruecos, en la región del Rif, también el 10 por ciento de la población es pelirroja.[3]

Debido a emigraciones e invasiones procedentes del norte de Europa, se encuentran pelirrojos en todo el continente europeo. La aparición de pelirrojos en muchas poblaciones se ha asociado a antepasados vikingos, celtas, germánicos, o fenicios. Debido a la emigración europea desde el siglo XVI hasta el siglo XX, los pelirrojos pueden encontrarse en países fuera de Europa principalmente en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

Una superstición (supuestamente romana) plantea que los pelirrojos traen mala suerte, debido a que los principales enemigos de Roma eran mayoritariamente pelirrojos (como los celtas o los galos).

Índice

BioquímicaEditar

 
Niña uigur pelirroja de Kasgar, en la región autónoma china de Sinkiang.

Habría que tener en cuenta que la coloración del pelo puede variar a lo largo de la vida y también estaría relacionada a la exposición al sol. En 1997 se descubrió su bioquímica y parece que se asociaría a la producción de muy poca eumelanina, de color castaño oscuro o negro-rubio claro, resultando en un cabello rubio claro, y de feomelanina, de color rojo o granate-rosado claro, dando lugar al característico color anaranjado de pelo. Todos los pelirrojos presentan variantes en la región MC1R del cromosoma-16.

Origen del pelo rojoEditar

La aparición del cabello pelirrojo es debida, al igual que el rubio, a la adaptación al entorno por mutaciones, permitiendo la migración de los pueblos europeos al Norte de Europa. En orden cronológico, la aparición de colores más claros de cabello, ojos y piel es la siguiente: al establecerse alrededor del Mar Mediterráneo los primeros humanos europeos eran de piel clara-media, pelo negro o castaño oscuro y ojos marrones, posteriormente y en sentido sudeste-noroeste, estos fueron migrando al norte de los actuales países del sur de Europa y fueron apareciendo los primeros tonos castaños medios y claros de pelo, ojos pardos o marrones claros y la piel se fue aclarando, a continuación, los grupos de humanos llegaron al centro y noreste de Europa y la mutación del gen KITLG ocasionó la aparición de los primeros rubios, ojos azules y grises y piel clara, y finalmente estos alcanzaron el norte y noroeste del continente europeo y apareció la mutación en el gen MC1R, que produjo una especie de “repigmentación” sobre los humanos rubios, pero esta vez de otro tipo de melanina más clara, la feomelanina, que no broncea y cuya finalidad es la adaptación de los humanos a las zonas más septentrionales y con menos luz solar del planeta para producir más fácilmente vitamina D, siendo menos necesaria la exposición a la radiación solar, y no morir de raquitismo y de otras enfermedades carenciales, apareciendo los primeros cabellos pelirrojos, ojos verdes y amarillos, y piel muy clara.

ReferenciasEditar

  1. News: Scotland (BBC).
  2. American Journal of Physical Anthropology 26 (1): 229
  3. Coon, Carleton Stevens (1939). «The Mediterranean World». The Races of Europe. New York: The Macmillan Company. pp. 480-482. OCLC 575541610. Consultado el 16 de junio de 2013. 

Enlaces externosEditar