Abrir menú principal

La pella o pella de gofio, es una elaboración alimenticia de origen humilde que forma parte de la dieta tradicional de las Islas Canarias. Se suele preparar mediante el amasado, en lebrillo o zurrón, de la mezcla elaborada básicamente con gofio, agua y sal. El resultado final es una argamasa perfectamente compacta y sólida, pero suave, que sirve de complemento en distintos platos tradicionales de la gastronomía canaria.[1]

Pella (gofio)
Pella de Gofio.jpg
Nombre completo Pella de gofio
Otros nombres Pelota de gofio
Lugar de origen Islas Canarias
Origen Amazigh
Ingredientes Gofio, agua y sal
Distribución Islas Canarias

HistoriaEditar

La pella, como otras expresiones culinarias basadas en el gofio, fue un alimento esencial para los pueblos imazighen del archipiélago canario. Ésta se usaba como acompañamiento en las comidas a modo de pan. Tras la colonización europea y en tiempos de hambruna y escasez de alimentos siguió formando parte de la dieta popular canaria, gracias a la sencillez de sus ingredientes y su alto valor nutricional.

El gofio, ingrediente principal de esta elaboración, tiene reconocida la indicación geográfica con denominación de origen protegida "Gofio canario", desde el 10 de febrero de 2014.[2][3]

VariedadesEditar

Como en todas las fórmulas culinarias de este archipiélago macaronésico, no hay una receta única para su elaboración, pero respetando los componentes básicos podemos clasificar las pellas en:[4]

  • Pella salada, elaborada con gofio, agua o caldo de pescado, aceite de oliva, un poco de azúcar y sal.
  • Pella dulce, hecha con gofio, agua, miel, frutos secos (almendras, higos y/o pasas) y un toque de sal. Otro ingrediente que suele usarse en esta variedad de pella son los plátanos maduros.

ReferenciasEditar