Abrir menú principal

La península de Quiberon (en francés, presqu'île de Quiberon; en bretón, Gourenez Kiberen; y en bretón vannetes, Gouriniz Kiberon) es una pequeña península localizada en la fachada atlántica de la Francia metropolitana, el extremo occidental de la bahía de Quiberon. Administrativamente es parte del departamento de Morbihan, región de Bretaña.

Península de Quiberon
(Presqu'île de Quiberon - Gourenez Kiberen)
Quiberon SPOT 1593.jpg
Vista de satélite de la península
Localización administrativa
País(es) FranciaFlag of France.svg Francia
División(es) Flag of Brittany (Gwenn ha du).svg Bretaña
Subdivisión(es) Departamento de Morbihan
Municipio(s) Quiberon y Saint-Pierre-Quiberon
Localización geográfica
Continente Europa occidental

Mar (océano) Golfo de Gascuña (océano Atlántico)
Golfo o bahía Bahía de Quiberon

Longitud 14 km
Mapa(s) de localización
Península de Quiberon ubicada en Francia
Península de Quiberon
Península de Quiberon
Geolocalización en Francia
Península de Quiberon ubicada en Bretaña
Península de Quiberon
Península de Quiberon
Geolocalización en Baja Normandía
Mapa de la bahía de Quiberon
Coordenadas 47°30′N 3°08′O / 47.5, -3.13Coordenadas: 47°30′N 3°08′O / 47.5, -3.13

Índice

Situación geográficaEditar

La península de Quiberon es una avanzada de tierra unida a la costa sur de Bretaña por el istmo de Penthièvre, de menos de 100 m de ancho. Al oeste, frente a las olas del océano Atlántico, la Costa Salvaje (Côte Sauvage) presenta un paisaje rocoso de acantilados, mientras que al este, la bahía de Quiberon, la parte occidental de Mor braz, forma un cuerpo de agua protegido de los vientos dominantes. Esta lengua rocosa, en realidad una antigua isla, se adentra 14 km en el mar y presenta dos aspectos: por el este, muy protegida con pequeñas playas de arena fina muy populares entre los turistas; al oeste, frente al mar, la costa es salvaje batida por el viento y las corrientes de fondo.

Estos ataques de los elementos han tallado la costa en una serie extraordinaria de abruptos acantilados en los que se esconden pequeñas bahías, que, en marea baja, revelan grutas, cavernas y otras espléndidas esculturas realizadas por la acción de la naturaleza.

Esta costa salvaje se explora mejor a pie por el sendero costero, aunque hay que estar atento a la meteorología ya que con mal tiempo, el camino puede llegar a ser peligroso.

Quiberon es también un paraíso para los amantes del mar y los deportes náuticos. La naturaleza ha dotado de una espléndida playa de 15 km de largo, el sueño de todos los amantes del surf, tablas de windsurf y otros embarcaciones a velas.

ComunasEditar

La península tiene dos comunas:

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar