Penitenciaría apostólica

La Penitenciaría Apostólica (en latín: Pænitentiaria Apostolica), anteriormente llamada Tribunal Supremo de la Penitenciaría Apostólica, es un dicasterio de la Curia Romana y es uno de los tres tribunales ordinarios de la Sede Apostólica. La Penitenciaría Apostólica es principalmente un tribunal de misericordia, responsable de los asuntos relacionados con el perdón de los pecados en la Iglesia. La Penitenciaría Apostólica tiene jurisdicción únicamente sobre los asuntos del fuero interno. Su trabajo cae principalmente en estas categorías:

  • la absolución de las excomuniones latæ sententiæ reservadas a la Santa Sede,
  • la dispensa de impedimentos sacramentales reservada a la Santa Sede, y
  • la emisión y gobernanza de indulgencias.
Sagrada Penitenciaría Apostólica
Paenitentiaria Apostolica
Coat of arms Holy See.svg
Emblema de la Santa Sede

Información general
Tipo tribunal de la Curia Romana
Jurisdicción Iglesia católica
Sede Palacio de la Cancillería, Roma
Organización
Sumo Pontífice Francisco
Penitenciario Mayor Cardenal Mauro Piacenza
Regente Presbítero Krzysztof Józef Nykiel

El jefe de la Penitenciaría Apostólica, el Penitenciario mayor, es uno de los pocos funcionarios del Vaticano que conservan sus cargos sede vacante.[1]​ Si el Penitenciario mayor es un Cardenal Elector, es una de las tres únicas personas en el cónclave a las que se les permite comunicarse con los que están fuera del cónclave, de forma que pueda seguir cumpliendo con sus funciones (los otros dos son el Cardenal Vicario de Roma y el Vicario general de la Ciudad del Vaticano).[2]​ El Penitenciario mayor es un arzobispo titular y normalmente un cardenal. Desde el 21 de septiembre de 2013, el Penitenciario mayor es el cardenal Mauro Piacenza. El segundo funcionario de mayor rango en la Penitenciaría Apostólica, el Regente, cargo ocupado (desde el 26 de junio de 2012) por monseñor Krzysztof Józef Nykiel. La Penitenciaría Apostólica tiene su sede en el Palacio de la Cancillería, en Roma.

Sus orígenes se remontan, a finales del siglo XIII, al cardenal encargado de recibir las confesiones por el papa (cardinales qui confesiones pro Papa recipit), es decir, aquel que trata todos los asuntos de conciencia, tanto internos (incluso fuera de la confesión sacramental) como externos. Este cardenal, llamado a veces pœnitentiarius (penitenciario), está asistido por los capellanes penitenciarios, uno por cada una de las basílicas mayores de Roma. La Penitenciaría fue remodelada profundamente por Pío V en 1569, Benedicto XIV en 1744 y Pío X que redujo sus competencias al fuero interno.

Las prerrogativas de la Penitenciaría actual son obra de Benedicto XV que le agregó la sección de indulgencias.

Hoy en día la Penitenciaría está dirigida por un cardenal prefecto, el Penitenciario mayor, asistido por un regente, dos oficiales y un consejo de prelados. Su estructura y funciones actuales fueron reguladas por el papa Juan Pablo II a través de la constitución apostólica Pastor Bonus.[3]

NotasEditar

  1. Papa Juan Pablo II (22 de febrero de 1996). «Universi Dominici Gregis, art. 14». Archivado desde el original el 6 de mayo de 2007. Consultado el 7 de mayo de 2007. 
  2. Papa Juan Pablo II (22 February 1996). «Universi Dominici Gregis, art. 44». Archivado desde el original el 6 de mayo de 2007. Consultado el 7 de mayo de 2007. 
  3. Pastor Bonus

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar