Perro de asistencia para personas epilépticas

Un perro de asistencia para personas con epilepsia es aquel que demuestra un comportamiento específico durante o inmediatamente después de la crisis.[1][2][3]

Un perro de asistencia puede entrar en restaurantes y otros establecimientos.
Un perro de asistencia calma a un niño epiléptico con autismo durante su estancia en un hospital.

Algunas de las tareas de estos perros, aunque no las únicas, son:[4][5][6]

  • Encontrar a alguien que ayude.
  • Activar un sistema de respuesta a emergencia.
  • Estimular a la persona.
  • Actuar como apoyo para ayudar a la víctima a levantarse.
  • Traer un teléfono o medicamento(s).
  • Ofrecer bienestar a la persona hasta su recuperación o asistencia.

Comportamiento anterior y posterior al ataqueEditar

Aunque algunos estudios sugieren que los perros pueden ser entrenados para anticiparse a estos ataques,[3][7]​ otros han cuestionado esta habilidad.[8][9][10]​ En cualquier caso, un perro que demuestra un comportamiento determinado anterior al ataque epiléptico es un "perro preventivo",[7][2][11]​ capaz de alertar de un ataque próximo, mientras que un "perro de respuesta" es el que ha sido entrenado para ayudar tras la pérdida de conocimiento. Ambas conductas pueden llegar a desarrollarse espontáneamente en perros que conviven permanentemente con niños y adultos con epilepsia.[1][2][11]

ReferenciasEditar

  1. a b Di Vito L1, Naldi I, Mostacci B, Licchetta L, Bisulli F, Tinuper P (2010). «A seizure response dog: video recording of reacting behaviour during repetitive prolonged seizures». Epileptic Disord 12 (2): 142-5. PMID 20472528. doi:10.1684/epd.2010.0313. 
  2. a b c Kirton A1, Wirrell E, Zhang J, Hamiwka L (2004). «Seizure-alerting and -response behaviors in dogs living with epileptic children». Neurology 62 (12): 2303-5. PMID 15210902. doi:10.1212/wnl.62.12.2303. 
  3. a b Kirton A1, Winter A, Wirrell E, Snead OC (2008). «Seizure response dogs: evaluation of a formal training program». Epilepsy Behav 13 (3): 499-504. PMID 18595778. doi:10.1016/j.yebeh.2008.05.011. 
  4. «Seizure Dogs». Paws With A Cause. Archivado desde el original el 16 de septiembre de 2014. Consultado el 1 de octubre de 2014. 
  5. «Seizure response dogs with special training». Canine Assistants. Archivado desde el original el 6 de octubre de 2014. Consultado el 1 de octubre de 2014. 
  6. «Seizure Dogs». Epilepsy foundation. Consultado el 1 de octubre de 2014. 
  7. a b Strong V, Brown S, Walker R (1999). «Seizure-alert dogs--fact or fiction?». Seizure 8 (1): 62-5. PMID 10091851. doi:10.1053/seiz.1998.0250. 
  8. Doherty, MJ; Haltiner, AM (Jan 23, 2007). «Wag the dog: skepticism on seizure alert canines.». Neurology 68 (4): 309. PMID 17242343. doi:10.1212/01.wnl.0000252369.82956.a3. 
  9. Ortiz R, Liporace J (2005). «Seizure-alert dogs: observations from an inpatient video/EEG unit». Epilepsy Behav 6 (4): 620–622. PMID 15907758. doi:10.1016/j.yebeh.2005.02.012. 
  10. Krauss GL, Choi JS, Lesser RP (2007). «Pseudoseizure dogs». Neurology 68 (4): 308–309. PMID 17242342. doi:10.1212/01.wnl.0000250345.23677.6b. 
  11. a b Dalziel DJ1, Uthman BM, Mcgorray SP, Reep RL (2003). «Seizure-alert dogs: a review and preliminary study». Seizure 12 (2): 115-20. PMID 12566236. doi:10.1016/S105913110200225X. 

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar