Abrir menú principal

Perseidas

lluvia de meteoros

Las perseidas, popularmente conocidas como las lágrimas de San Lorenzo,[1]​ son una lluvia de meteoros de actividad alta.

Lágrimas de San Lorenzo
Perseid meteor 2007.jpg
Meteoro a la derecha de la Vía Láctea.
Período 17 julio-24 agosto
Fecha máximo 11-13 de agosto
Radiante alfa: 46 delta: +58
Velocidad 59 km/s
Índice poblacional (r) 2,6
Tasa Horaria Cenital (THZ) 100 meteoros/h
Progenitor 109P/Swift-Tuttle

Índice

HistoriaEditar

Las perseidas son también conocidas en los países de tradición católica con el nombre de lágrimas de San Lorenzo,[2]​ porque el 10 de agosto se celebra su santoral. En la Edad Media y el Renacimiento las perseidas tenían lugar la noche en que se le recordaba, de tal manera que se asociaron con las lágrimas que vertió san Lorenzo al ser quemado en una parrilla.

El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las perseidas es del año 36 d. C., de los anales históricos chinos donde se cita un pico de meteoros en esas fechas.[cita requerida] Pero no fue hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adolphe Quetelet muestra que se produce una lluvia de meteoros, de forma cíclica en agosto, con su radiante en Perseo.[3]

CaracterísticasEditar

Si bien las percibimos como estrellas fugaces, se trata de partículas de polvo del tamaño aproximado de un grano de arena que dejan los cometas alrededor del sol.[4]​ El efecto luminoso se produce cuando estos granitos atraviesan la atmósfera terrestre, atraídas por nuestro planeta, y se volatilizan. Lo hacen a unos 210.000 kilómetros por hora.

Su período de actividad es largo y se extiende entre el 16 de julio y el 24 de agosto. Su máximo es entre el 11 y el 13 de agosto con tasa horaria zenital (THZ) 100, lo que le convierte en la tercera lluvia del año (después de las cuadrántidas y las gemínidas), aunque las perséidas son las más populares por ser visibles desde el hemisferio norte durante el verano. Las últimas se vieron especialmente bien tras la luna nueva del día 11, que proporcionó unas condiciones óptimas para hacerlo.

En todo caso, el número de estrellas por hora que puede visualizar cada espectador varía notablemente de una ocasión a otra. En esta ocasión, se estima que rondaron entre los 60 y 200 meteoros la hora. Algunas entidades como el Observatorio del Teide de Tenerife y Sky Live TV transmiten las Perseidas en directo a traves de Internet.

OrigenEditar

A pesar de que deben su nombre a la constelación de Perseo, lo cierto es que poco tienen que ver con ella. Sí, porque el cuerpo progenitor de las Perseidas es el cometa 109P/Swift-Tuttle.[cita requerida] Fue descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862, posee un diámetro de 26 kilómetros y su órbita alrededor del Sol tiene un período de 135 años.

Su última aparición tuvo lugar en 1992, produciéndose en 1993 un pico de actividad con THZ 300. Desde entonces, la actividad ha descendido progresivamente hasta el nivel normal de la actualidad.

En 2009, hubo un paso hacia una corriente de detritos de mayor densidad poblacional, por lo que la THZ fue de 173.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Filomena González, Mercedes Sánchez, Rubén Solís (2011). Editex, ed. Ciencias de la Naturaleza 1º E.S.O.. p. 13. ISBN 9788497715652. «En verano tenemos, entre otras, a las Perseidas. Su mayor actividad se prodice el 11 o 12 de agosto. Popularmente se las conoce como lagrimas de San Lorenzo.» 
  2. Esteve, Jovi. «Lágrimas de San Lorenzo.» 9 de agosto de 2015. El País.
  3. Meteor Showers Online. «Observing the Perseids». Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  4. «Perseidas». 

Enlaces externosEditar