Personalismo (política)

ideología política

El personalismo en política es la adhesión de un movimiento o partido político a una persona y a sus ideas,[1]​ más que a una ideología en particular, es decir, que el partido o la ideología adquieren menos importancia que el propio líder o dirigente. También se entiende el personalismo como el subordinar el interés de un partido a las aspiraciones personales de alguno de sus líderes.[1]

Los partidos o movimientos personalistas no necesariamente deben ser populistas, ya que aunque estos estén dirigidos bajo una gran influencia de una sola persona, esta puede no presentar características populistas.

En un grado extremo, el personalismo puede llevar al culto a la personalidad. Es importante hacer el matiz de que, aunque el personalismo se puede dar en regímenes democráticos, el culto a la personalidad solo se da en regímenes autoritarios.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Definición de personalismo en la RAE. WordReference.com