Personalismo (política)

El personalismo en política es la adhesión de un movimiento político o partido político a una persona, a sus ideas y su voluntad en particular,[1]​ más que a una ideología formada y precisa o incluso en contra de esta.[2]​ También se entiende el personalismo como el subordinar el interés del partido a las aspiraciones personales de alguno de sus líderes.[1]​ En su máxima expresión el personalismo puede llevar al culto a la personalidad.

ReferenciasEditar

Véase tambiénEditar