Abrir menú principal
Picana eléctrica

La picana eléctrica es un instrumento de tortura utilizado en algunos momentos históricos por la policía y el ejército en Argentina, España y en algunos países de Sudamérica. Se cree que fue Polo Lugones, hijo de Leopoldo Lugones y jefe de policía durante la dictadura de José Félix Uriburu, quien la introdujo como método de acoso violento en los interrogatorios. Según el historiador Felipe Pigna, la hija de Polo Lugones, Pirií Lugones fue torturada con la picana que su padre inventó.[1]

La picana da golpes de corriente o descargas sostenidas en contacto con el cuerpo y sus efectos en las partes más delicadas (genitales, dientes, mucosas, pezones, etc.) son devastadores. Fue extensamente aplicada durante los gobiernos del general Perón, entre otros por el comisario Lombilla, los hermanos Cardoso y otros funcionarios de dichos gobiernos.[2]

Ampliamente utilizada por los grupos de tareas del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, la dictadura militar que gobernó Argentina desde 1976 a 1983, los testimonios acerca de su utilización y efectos físicos y psicológicos están ampliamente recogidos en el informe Nunca Más.

ReferenciasEditar

  1. Guzzante, Mariana (13 de junio de 2007). «Los Lugones: un destino trágico». Los Andes. Archivado desde el original el 18 de marzo de 2011. Consultado el 30 de diciembre de 2010. 
  2. Kocik, Ariel (7 de marzo de 2010). «Las "mazmorras" de Pettinato, premiadas por Kirchner». ANRed. Consultado el 4 de septiembre de 2017.