Abrir menú principal

Pie Grande

Animal mítico
(Redirigido desde «Pie grande»)

Pie Grande (del inglés Bigfoot) o Sasquatch --según el nombre que le dan los pueblos indígenas originarios de Norteamérica (que procede de la adaptación al inglés de la palabra original del idioma halkomelem sásq’ets.[1]​)-- es una criatura legendaria con el aspecto de un primate perteneciente a la familia de los homínidos, que suele verse en bosques a elevadas altitudes, principalmente en la región del noroeste del Pacífico en América del Norte. Sin embargo, avistamientos de criaturas similares han ocurrido en diferentes regiones de Norteamérica (Florida, Arkansas, Louisiana o Carolina del Norte), donde reciben diferentes nombres: skunk ape (mono mofeta), stink ape (simio apestoso), Florida Bigfoot (pie grande de Florida), swamp ape (simio del pantano), Myakka ape (simio de Myakka), swamp cabbage man (hombre coliflor del pantano). Estos suelen ser vistos en zonas pantanosas y se caracterizan por un olor extremadamente fuerte y desagradable.

Pie Grande
Pie Grande.jpg
Representación artística de un Pie Grande.
Datos
Otros nombres Sasquatch, Bigfoot
Mitología Indígenas
Tipo Críptido
Subtipo Criatura terrestre
País Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Criaturas similares Yeti

La comunidad científica dice que las pruebas existentes no son lo suficientemente convincentes ni consistentes como para establecer el descubrimiento de Pie Grande como una nueva especie de primate homínido, y generalmente las consideran como el resultado de mitología, folklore, o identificación errónea, más que de un animal verdadero, debido a la carencia de evidencia física y los grandes números de ejemplares que serían necesarios para mantener una población que pueda reproducirse.[2][3]​ Muchos profesionales y académicos afirman que los estudios adicionales son una pérdida de tiempo, pero los partidarios de su existencia piensan que la evidencia actual, aunque puede ser escasa, debería evaluarse objetivamente a medida que se vaya presentando.

Unos pocos científicos, como Jane Goodall,[4][5]Grover Krantz, Ian Redmond y Jeffrey Meldrum, han expresado interés y cierta creencia en la criatura.[6]​Otros, incluyendo una subcultura activa, compuesta generalmente por aficionados, continúan investigando.

Actualmente muchos consideran a Pie Grande como posible descendiente del Gigantopithecus, un primate homínido que habitó en Asia a finales del Pleistoceno (entre 1.000.000 y 100.000 años atrás), y que habría pasado a América del Norte a través del Estrecho de Bering, como hicieron también los primeros humanos mucho después.

Evidencias de su encuentroEditar

 
Esta imagen muestra el número de avistamientos de Pie Grande. Mientras más oscura el área, mayor es la cantidad de avistamientos ocurridos.

Los testigos indican características diferentes, pero la descripción más habitual es la de una gran criatura simiesca bípeda, normalmente de una altura de 1,83 m a 2,13 m de aproximadamente 160 kg con amplios hombros y estructura robusta. La cabeza es pequeña, puntiaguda, y baja; en ocasiones, se habla de una cresta en la parte superior del cráneo. Los ojos se describen generalmente como pequeños y ocultos bajo una frente pronunciada. A excepción de la cara, manos y pies, una fina capa de pelo cubre su cuerpo, de color normalmente marrón o negro, aunque tiende a ser rojizo, arenisco o con brillos plateados o blancos.

Las enormes huellas, similares a un pie humano (en ocasiones se han encontrado huellas enormes con pedazos de pelo lanudo), le dieron su nombre. El ecologista Robert Michael Pyle las describe así: "Las huellas normalmente miden de 38 a 45 centímetros de largo. Tienen cinco dedos, un músculo doble y un arco 18 o 21 cm. de ancho."

Los sonidos que emite se describen como similares a agudos chillidos o silbidos o gruñidos graves, al igual que un Oso y un Gorila, por lo que algunos criptozoólogos sostienen que podría ser una especie hibrida, la cual quizá llegó a América a través del Estrecho de Bering durante la última glaciación, tal y como hicieron los ancestros de los pueblos nativos americanos y diversas especies de animales que se pudieron aparear en ese momento y generar su existencia. También se cree que podría estar relacionado con la mítica criatura llamada wendigo.

La mayoría de los avistamientos de Pie Grande son nocturnos, lo cual hace pensar que Pie Grande es una criatura nocturna. Algunos testigos mencionan algo que Pyle denomina como “brillo rojizo ocular”, similar al brillo de los ojos de algunos animales nocturnos. Normalmente se avistan individuos solitarios, raramente en pares o grupos familiares y son más comunes los avistamientos de machos que los de hembras.

Sin embargo, ha habido avistamientos a plena luz del día, como el ocurrido en 1974 en el sur de Florida, en la zona pantanosa de Big Cypress National Preserve, y que fue grabado a pleno sol por Dave Shealy.[7]

Una de las evidencias más controversiales y criticadas, por presunto uso de photoshop y artificios, son las capturas de vídeo hechas por Todd Standing en Sylvanic Valley, zona ubicada en la Columbia Británica, el año 2007. Las imágenes que se observan, evidencian a dos grandes homínidos con divergencias cromáticas y de fisionomía, que para el ojo científico dan muestra de una naturalidad inexistente, debido a que ambos individuos, durante los minutos de filmación, no dan muestra de reacciones ante los estímulos visuales propios del ambiente, exceptuando al que se presenta en la cinta "Video 5", que exhibe un parpadeo bastante mecánico. La acción muscular es pequeña, generalmente inconsciente y muy rápida, efectuada en una fracción de segundo. En el otro posible Sasquatch, hallado en la cinta "Video 4", la anatomía de los ojos es bastante uniforme y se observa la ausencia de la carúncula lagrimal. Aun así, no se puede descartar el hecho de que sean auténticos especímenes, pero al mismo tiempo queda abierta la duda hasta que más evidencias puedan refutar o comprobar el suceso. A lo largo de otras cintas grabadas por Tobb, se pueden escuchar emisiones acústicas producidas por un supuesto grupo de sasquatchs. También, junto con Jeffrey Meldrum, el investigador encontró huellas que sugieren actividad actual y la producción de marcas de territorio en forma de tipi, acciones bastante sofisticadas que dan muestra de una mente compleja.

Rastros y opinionesEditar

No se han encontrado restos de ningún ejemplar, cadáveres, huesos, piel, pelos, excrementos, u otros rastros físicos que no hayan sido identificados como de otro animal conocido. Los únicos rastros de que se dispone es de huellas de pisadas (varias han resultado falsas), alguna foto borrosa y lejana, grabaciones de autenticidad cuestionada, y las observaciones de los testigos.

Sin embargo, entre los testigos fiables que los han visto se encuentran agentes de la policía o sheriffs encargados de la vigilancia en varias regiones y pueblos de Estados Unidos.[8]​ También como evidencia física probable se encuentra uno de los videos más famosos sobre la criatura, tomado en 1967 con película de celuloide (imposible de alterar con técnicas digitales que ni siquiera existían entonces), examinado por numerosos especialistas a través de décadas sin que nadie haya podido probar que es falso[9]​.

Quienes defienden su existencia alegan que habita en zonas remotas, huyen del ser humano, entierran o esconden a sus muertos, y otras opiniones similares. Los detractores alegan que, con miles de avistamientos, la población debería ser bastante numerosa como para no haber encontrado ningún rastro físico, además de que ni siquiera existen fósiles de alguna especie que hubiera podido generar a este ser. Sin embargo, algunos paleontólogos alegan que sí existió una especie, el Gigantopitecus, que pudo ser el antecesor de este tipo de criaturas[10]​.

EtimologíaEditar

Tal y como se emplea en este artículo, sasquatch y bigfoot son frecuentemente intercambiables en la literatura científica y popular, aunque las palabras tienen diferentes orígenes. Véase etimología de las palabras Pies Grandes y Sasquatch.

Estudios formalesEditar

Antes de los informes del avistamiento del Pie Grande en el condado Humbolt, en 1958 y unos años después, la investigación activa se limitaba sobre todo a aficionados que tomaron varios puntos de vista y elaboraron trabajos que iban de lo sensato a lo absurdo.

Sin embargo, en años recientes, los científicos han tomado cartas en el asunto y se han sumado a la tarea de contribuir en la investigación. Aunque todavía no hay pruebas que permitan asegurar su existencia, instituciones como The Royal Society se ha tomado en serio el asunto y ha publicado los resultadosados (negativos) ne dos muestras enviadas a sus laboratorios. En un artículo publicado en su revista, la Royal Society, la sociedad científica más antigua del Reino Unido, declaró "La ciencia moderna ha evitado en gran medida este campo y los defensores se quejan con frecuencia de que han sido "rechazados por la ciencia". Esto entra en conflicto con el principio básico de que la ciencia no rechaza ni acepta nada sin examinar la evidencia", admitiendo que "los numerosos reportes que incluyen testigos oculares y evidencia de pisadas apuntan a la existencia de enormes primates no identificados en muchas regiones del mundo"[11]​. Y aunque hasta el momento los resultados de las muestras analizadas por ellos han sido negativos, no descartan continuar con análisis futuros de este tipo.

TurismoEditar

Existen convenciones anuales relacionadas con el Pie Grande. Esta criatura desempeña un papel importante en el turismo al noroeste de los Estados Unidos; por ejemplo, existe una festividad llamada Bigfoot Daze o Sasquatch Days (Deslumbrado por Bigfoot o Jornadas de Sasquatch: un juego de palabras porque "daze" [deiz] se pronuncia casi igual que "days" [deis]), en Harrison Hot Springs, British Columbia. Según Napier “el Bigfoot se ha convertido en un gran negocio en algunas partes de Norteamérica. Según algunos investigadores, consideran que no se puede considerar como un mero fenómeno natural que se pueda estudiar con las técnicas de las ciencias naturales; su influencia forma parte del folclore” (citado en Pyle, 160).

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  1. Bright, William (2004). Native American Place Names of the United States. Norman: University of Oklahoma Press, pg. 422
  2. «Bigfoot [a.k.a. Abominable Snowman of the Himalayas, Mapinguari (the Amazon), Sasquatch, Yowie (Australia) and Yeti (Asia)]». The Skeptic's Dictionary. Archivado desde el original el 14 de septiembre de 2008. Consultado el 17 de agosto de 2008. 
  3. Earls, Stephanie. «Bigfoot hunting». Archivado desde el original el 29 de enero de 2010. Consultado el 2 de enero de 2010. 
  4. «National Public Radio's Science Friday, 27 de septiembre de 2002, Ira Flatow interviews Dr. Jane Goodall».  (en inglés)
  5. Moye, David (1 de octubre de 2012). «Jane Goodall 'Fascinated' By Bigfoot (VIDEO)». The Huffington Post. Consultado el 7 de agosto de 2013.  (en inglés)
  6. «Evaluation of Alleged Sasquatch Footprints and their Inferred Functional Morphology». Archivado desde el original el 16 de mayo de 2011. Consultado el 18 de octubre de 2010. 
  7. Stromberg, Joseph. «On the Trail of Florida's Bigfoot—the Skunk Ape». Smithsonian (en inglés). Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  8. «BFRO Media Article 143». www.bfro.net. Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  9. News, Benjamin Radford-Live Science Contributor 2012-11-06T23:47:44Z Strange. «Bigfoot: Man-Monster or Myth?». livescience.com (en inglés). Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  10. Wayman, Erin. «Did Bigfoot Really Exist? How Gigantopithecus Became Extinct». Smithsonian (en inglés). Consultado el 19 de noviembre de 2019. 
  11. Sykes, Bryan C.; Mullis, Rhettman A.; Hagenmuller, Christophe; Melton, Terry W.; Sartori, Michel (22 de agosto de 2014). «Genetic analysis of hair samples attributed to yeti, bigfoot and other anomalous primates». Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences 281 (1789): 20140161. PMID 24990672. doi:10.1098/rspb.2014.0161. Consultado el 19 de noviembre de 2019.